Sanimobel cabecera
FCC web

Medio Ambiente


"La clave para alcanzar los objetivos de reciclaje pasa por generar cambios en la gestión de los residuos"

Entrevista a Antoni Masana, Presidente de la Asociación Porta a Porta y Alcalde del Ayuntamiento de Vacarisses


412

Acciona Web

Cataluña ha sido históricamente el principal exponente del modelo Puerta a Puerta para la gestión de residuos urbanos. Desde el año 2000 se ha ido incrementando progresivamente las implantaciones en todo el territorio impulsando los ratios de recogida selectiva. Antoni Masana, presidente de la Asociación Porta a Porta y Alcalde de Vacarisses, nos ofrece en esta entrevista su visión sobre el futuro del modelo y las claves de su éxito.

 

Contáis con una larga trayectoria y multitud de municipios asociados pero, ¿cómo nace la Asociación? ¿Cuál es su misión y objetivos?

La asociación nace en el año 2002 fruto de la unión de los primeros municipios puerta a puerta (PaP) en Cataluña, con el objetivo de trabajar unidos para informar i difundir este sistema de recogida y compartir experiencias y conocimientos. Son miembros fundadores los ayuntamientos de Tiana, Tona, Riudecanyes, Balenyà y la Mancomunidad la Plana.

Los fines de la asociación son el promover, informar y optimizar la recogida selectiva PaP, posibilitar el intercambio de experiencias entre los municipios, difundir los resultados de estudios y experiencias PaP y dar servicio exclusivo a los miembros asociados.

 

"Actualmente 256 municipios catalanes ya tienen implantado el sistema y más de 100 municipios lo implantarán en los próximos meses"

 

 

¿Cómo ha evolucionado la implantación de este modelo de recogida en Cataluña?

Desde las primeras implantaciones en el año 2000 en Cataluña, ha habido de manera ininterrumpida implantaciones, pero es en el año 2018, coincidiendo con la entrada de los objetivos que nos marcan desde Europa en materia de reciclaje y el encarecimiento progresivo del canon, que aparece un salto muy importante en el número de implantaciones, produciéndose 65 nuevas implantaciones. Actualmente ya son 256 municipios catalanes que tienen implantado el sistema y más de 100 municipios lo implantaran en los próximos meses.

 

 

 

¿Por qué un modelo de estas características? ¿Qué beneficios aporta?

Se trata de un sistema de alta eficiencia que se basa en la separación de las diversas fracciones de los residuos en origen, las cuales son recogidas directamente en el punto de generación, según un calendario preestablecido y sobre las cuales se hace un control y seguimiento.

Este sistema elimina el anonimato y hace corresponsable al ciudadano de la correcta gestión de sus residuos, con lo que se obtiene valores más elevados de recogida selectiva y el material recogido es de mayor calidad.

Así, los principales beneficios del sistema es la corresponsabilización en la gestión de los residuos, lo que se traduce en valores más elevados de recogida selectiva, las fracciones recogidas son de mayor calidad y se obtienen mejores resultados en los sistemas complementarios como puntos verdes, fracción vegetal, voluminosos. Se retiran total o parcialmente los contenedores de la calle, con lo que se eliminan los vertidos ilegales de pequeños industriales, se recupera espacio público y se eliminan puntos concentrados con malos olores. Por otro lado, hay un efecto directo en la reducción en la generación de los residuos municipales, principalmente debido a la eliminación de vertidos irregulares y a la mayor concienciación de la población. Un aspecto importante es que, al eliminar el anonimato en la entrega de los residuos, permite la aplicación de tasas de residuos más justas para el ciudadano como es el Pago por Generación o por Participación. En conclusión, se trata de un sistema que nos permite alcanzar los objetivos marcados en materia de reciclaje.

 

"Con el Puerta a Puerta se elimina el anonimato y se hace corresponsable al ciudadano de la correcta gestión de sus residuos"

 

 

Cataluña es uno de los principales exponentes de este modelo, ¿cómo se ha logrado articular este modelo para lograr los resultados esperados en el avance de los ratios de recuperación de residuos?

Con los años de experiencia, se ha ido conociendo y optimizando el sistema, se ha de tener claro que no existe un único modelo puerta a puerta, sino que se trata de un sistema flexible y que cada implantación se debe adaptar a la realidad del territorio.

Con lo que se ha aprendido estos años, las claves del éxito del sistema pasan por una implicación de todos los actores, políticos, técnicos, empresa de recogida y ciudadanía. Por otro lado, es muy importante hacer un buen diseño del proyecto y hacer una importante campaña de comunicación y participación ciudadana, la información ha de llegar de manera clara a todos los ciudadanos. Una vez implantado el sistema hay que hacer un seguimiento comunicativo y de las incidencias y que exista un retorno hacia la población, con información y valorando positivamente su implicación en el proyecto.

 

 

 

En otras zonas de España se está avanzando de manera más modesta con pruebas en diferentes ciudades y regiones, sin embargo en otras no ha funcionado y se ha descartado, ¿cómo se explica esto?

En Cataluña se ha avanzado de manera más rápida por el impuesto del canon que tenemos por entrada a vertedero e incineración de los residuos, éste aumenta de manera progresiva cada año. Las herramientas fiscales son un elemento muy potente para generar cambios.

En los lugares que no ha avanzado el sistema PaP, no ha sido por sus resultados, ya que las experiencias han demostrado que éstos son excelentes. El mayor problema con el que se ha encontrado el sistema es que en algunos lugares se ha utilizado como herramienta política y se le ha puesto color político. Esto no debería suceder nunca, un sistema de residuos se debe valorar por sus resultados y eficiencia y nunca utilizarlo para hacer campaña con intereses partidistas.

 

¿Cuáles son los principales retos para la implantación de un modelo de estas características?

Los principales retos son en primer lugar el consenso político, no se deber utilizar el sistema como herramienta partidista. Se debe tener convencimiento político y técnico y la implicación de todos los actores. Se debe hacer un buen diseño del proyecto e importante campaña de comunicación y participación ciudadana, el ciudadano debe hacer suyo el proyecto, se debe sentir participe. Siempre habrá una pequeña parte de la población que no quiere entrar en el sistema y acaba haciendo turismo de residuos o bien abandono de bolsas en las papeleras o vía pública, hay que hacer un seguimiento de estos casos para reducirlos al máximo, en este sentido es importante contar con una ordenanza de residuos que contemple sanciones en caso de incivismo. También es importante hacer un buen seguimiento, una vez implementado el sistema no nos podemos desentender, es importante el seguimiento comunicativo y de las incidencias.

 

"Las claves del éxito del sistema pasan por la implicación de todos los actores: políticos, técnicos, empresa de recogida y ciudadanía"

 

 

Barcelona es un ejemplo de una gran urbe que ya está apostando decididamente por este modelo, ¿cómo está funcionando? ¿qué papel tendrá dentro de la recogida de la ciudad?

La implantación en Barcelona está funcionando muy bien. En el año 2018 se implantó en el barrio de Sarrià y en el 2021 se ha implementado en una parte del barrio de Sant Andreu, con más población y densidad de población y se está obteniendo unos resultados excelentes. En el conjunto de la ciudad de Barcelona se está sobre el 40% de recogida selectiva y en la zona puerta a puerta del barrio de Sant Andreu se está alcanzado porcentajes de recogida selectiva del 80%. También la calidad de las fracciones recogidas es muy alta, en el caso de la fracción orgánica el porcentaje de impropios, todo aquello que no pertenece a la fracción orgánica, está por debajo del 3%.

En los últimos meses, a través de demandas de la población han estado haciendo ajustes en la recogida y han introducido bonificaciones en la tasa de los residuos para aquellos ciudadanos que participen activamente en la recogida selectiva de la fracción orgánica, obteniendo un 30% de bonificación si se lleva a cabo 40 aportaciones de la fracción orgánica al año. En estos momentos están en fase de recogida de información y evaluación para proseguir con las ampliaciones a otros barrios de la ciudad.

 

"En el conjunto de la ciudad de Barcelona se está sobre el 40% de recogida selectiva mientras en la zona puerta a puerta de Sant Andreu se están alcanzado porcentajes del 80%"

 

 

¿De qué otros casos de éxito puede hablarnos?

En Cataluña hay numerosas experiencias de éxito, a nivel comarcal tenemos por ejemplo la comarca del Berguedà, una comarca que antes de la implementación de la recogida PaP era de las comarcas con peores resultados en recogida selectiva y que con la implementación del sistema han pasado a ser la comarca que más recicla de todo Cataluña. A nivel municipal hay numerosas experiencias con resultados excelentes, incluso con valores de recogida selectiva bruta por encima del 90% como, por ejemplo, Santa Eulàlia de Ronçana, Matadepera, Vilablareix, Verges, Corçà, etc…

La ciudad de Lérida también está implementando la recogida selectiva PaP progresivamente en sus barrios con unos resultados muy buenos. En breve empezaran a sumarse otros municipios con gran número de población.

Fuera de España hay numerosos casos de éxito en grandes ciudades como la ciudad de San Francisco, Milán, Múnich, Bruselas, Treviso, Parma, Cagliari, etc…

 

 

 

¿Qué perspectivas de crecimiento del modelo tenéis para el corto y medio plazo?

Las perspectivas es que el sistema se vaya extendiendo por todo el territorio y que se empiece a extender también en las grandes urbes. Actualmente ya son 256 municipios que han implantado el sistema, con más de 100 nuevas implantaciones en los próximos meses, con lo que se prevé que en breve sean casi 400 municipios los que tengan la recogida selectiva PaP en Cataluña.

 

¿Cuáles serán las claves para alcanzar los objetivos europeos en materia de gestión de residuos?

La clave para alcanzar los objetivos pasa por generar cambios en la manera que se gestionan los residuos. La herramienta eficaz para generar estos cambios es la fiscalidad ambiental, se ha de penalizar las malas prácticas y bonificar los buenos resultados. Hay que apostar por los sistemas más eficientes de recogida selectiva como es el sistema PaP. Este sistema además de sus excelentes resultados, al eliminar el anonimato en la entrega de los residuos, permite aplicar sistemas de Pago por Generación, con lo que se incide aún más en unos mejores resultados en recogida selectiva, tanto en cantidad como en calidad. El sistema PaP junto con el Pago por Generación, constituyen una eficaz herramienta en la reducción en la generación de residuos y es más justa hacia el ciudadano que se implica en su correcta gestión.


Entrevista publicada en el número 199 de Equipamiento y Servicios Municipales.


412

Noticias relacionadas


EN PORTADA