Sanimobel cabecera
FCC web

Medio Ambiente


Geesinknorba, ingeniería y fabricación duraderas con la mayor garantía de sostenibilidad

Geesinknorba es líder en vehículos de limpieza urbana y recogida de residuos. Para conocerla en detalle, hablamos con su director gerente en España y Portugal, José Antonio González García

Geesinknorba, ingeniería y fabricación duraderas con la mayor garantía de sostenibilidad
1098

Acciona Web

Geesinknorba es una de las compañías líderes en el campo de los vehículos para la limpieza urbana y la recogida de residuos cuyos productos y servicios ayudan a sus clientes a recoger y recuperar materias de la manera más eficaz, eficiente, segura y libre de emisiones. Para conocerla con más detalle, hablamos con su director gerente en España y Portugal, José Antonio González García.   

Los orígenes de la compañía, que engloba tres entidades distintas, se remontan a 1875, cuando Geesink inicia en Holanda la producción de carros, carritos de limpieza urbana y mangueras contra incendios. En 1915, coincidiendo con la creación de Norba en Suecia, fabrica un vehículo de recogida de basura tirado por caballos que en 1930 será sustituido por un vehículo de tambor giratorio. Es en el año 1995 cuando Geesinknorba compra la empresa holandesa de compactadores Kiggen y en el 2000 cuando adhiere el fabricante sueco de recolectores Norba al grupo, formando el actual conglomerado.

 

 

Desde el año 1992 están presentes en España, cuyo despliegue comenzó con una oficina en la C/ Orense de Madrid donde trabajaban dos personas. “En la actualidad contamos con un personal que se eleva a 48 personas y hemos inaugurado hace pocos meses unas nuevas instalaciones de 7.000 m2 en Alcalá de Henares que albergan tecnología de última generación, así como un taller de 1.750 m2 donde realizamos todo tipo de reparaciones y mantenimientos preventivos”, señala González.

 

 

Se trata de un edificio energéticamente eficiente, pues cuenta con una serie de características sostenibles como iluminación LED y paneles solares en el tejado que generan energía suficiente para el funcionamiento diario, además de revertir el exceso producido a la red general. González comenta que “también disponemos de supercargadores para todos los productos eléctricos que vendemos, así como para los visitantes”.

El perfil de cliente al que dirigen su actividad es “cualquiera que en su idea de negocio contemple soluciones de última generación y que de esta manera contribuya sustancialmente al uso sostenible de los recursos, la protección del medio ambiente y el clima”, apunta el dirigente, “trabajamos tanto con entes públicos como empresas privadas”.

El valor que Geesiniknorba aporta al campo de la recogida de residuos consiste en que “queremos hacer de nuestro mundo un lugar mejor y más sostenible para vivir, un mundo en el que cuidamos mejor nuestros recursos y ahorramos un tiempo precioso al hacerlo”, sostiene González. Es por ello que la misión de la compañía es “convertirnos en líderes globales en la industria de gestión de residuos, impulsando la sostenibilidad de los productos y los servicios de recogida. Desde Geesiniknorba diseñamos, entregamos y damos servicio a soluciones innovadoras de recogida de residuos a través de nuestras poderosas marcas, Geesink, Norba y Kiggen, que brindan una eficacia, eficiencia y facilidad de uso únicas para nuestros clientes, al tiempo que reducen sus costes totales de propiedad".

 

 

No seguir los pasos del mercado, sino adelantarse, es la filosofía de trabajo de la empresa, cuyo lema “Driving Sustainability” les lleva a desarrollar ingeniería y fabricación duraderas con la menor generación posible de CO2, ruido y consumo de combustible. Además, al final de la vida útil (EOL) de los productos, la capacidad de reciclaje de los mismos asciende a un 99,3%.

Admiten que su distintivo principal es la innovación, "va en nuestro ADN, cuando nadie se preocupaba por electrificar una máquina en este sector, la ciudad de Göteborg comenzó a utilizar tecnología de recogida con cajas recolectoras Norba que funcionaban únicamente con energía procedente de baterías. Toda nuestra gama de equipos puede suministrarse con funcionamiento eléctrico, incluido el chasis”, señala su dirigente. Desde Geesiniknorba enfatizan que “se puede y se debe dedicar una ingente cantidad de dinero a innovación porque el retorno social es muy elevado”.

 

"La innovación va en nuestro ADN, cuando nadie se preocupaba por electrificar una máquina en este sector, la ciudad de Göteborg comenzó a utilizar tecnología de recogida con cajas recolectoras Norba totalmente eléctricas"

 

La última tecnología introducida por la entidad en el mercado español consiste en innovadores equipos impulsados por hidrógeno, pues “como pioneros en la búsqueda de soluciones energéticas alternativas y en base a esta premisa, en el año 2016 carrozamos el primer vehículo recolector municipal europeo impulsado por hidrógeno a través del Proyecto HECTOR. Después de su introducción en Países Bajos, Francia e Inglaterra le ha llegado el turno a España, donde está teniendo una acogida muy favorable al ser un producto muy adecuado para la obtención de los fondos Next Generation EU”, objeta González.

En lo que respecta al principal reto de futuro que enfrenta la compañía, José Antonio González identifica el mantenimiento de la inversión en I+D+i, ya que “a pesar de que en momentos económicos complicados es difícil hacerlo, queremos seguir brindando soluciones de gestión de residuos de última generación a nuestros clientes y usuarios para contribuir de manera sustancial al uso racional de los recursos y la protección del medio ambiente”.


1098

Noticias relacionadas


EN PORTADA