Sanimobel cabecera
FCC web

Medio Ambiente


"Barcelona pone más recursos que nunca en los servicios urbanos, pero la ciudad la cuidamos entre todos y todas"

Entrevista a Carlos Vázquez, Director de Servicios de Limpieza y Gestión de Residuos del Ayuntamiento de Barcelona


601

Acciona Web

Barcelona estrena nuevo contrato de limpieza y recogida de residuos, el más ambicioso hasta la fecha con una inversión prevista de 2.300 millones de euros para los próximos 8 años.

El nuevo contrato de limpieza y recogida de residuos de Barcelona se puso en marcha en marzo del 2022 en cinco distritos de la ciudad siguiendo criterios de proximidad y de adaptación a las características de cada barrio. La nueva contrata de limpieza y recogida de residuos es una de las inversiones municipales más importantes para el Ayuntamiento de la ciudad condal. Hablamos con su responsable, Carlos Vázquez, director de Servicios de Limpieza y Gestión de Residuos.

 

 

 

Como comentábamos, se trata de una de las inversiones municipales más importantes ¿Qué objetivos se persiguen?

El objetivo principal es tener una ciudad más limpia, más cuidada y más eficiente con un servicio que se adapta a las necesidades de cada barrio priorizando los vehículos sostenibles y las mejoras tecnológicas que permiten una buena gobernanza de servicio.

 

Arranca una nueva etapa para Barcelona en lo que a limpieza urbana y recogida de residuos. ¿Qué grandes cambios y mejoras podremos ver?

La mejora de la limpieza pasa por 6 ejes principales que incluyen una mayor frecuencia de limpieza, incrementando en especial en las zonas identificadas de mayor necesidad según los usos de cada espacio de la ciudad; mayor calidad de la misma, especialmente por el incremento de la limpieza con agua y los nuevos vehículos que permiten desarrollar servicios adaptados a cada territorio; más servicio, ya que a partir de ahora los equipos de limpieza también actuaran en zonas verdes, parques y jardines de la ciudad mejorando la calidad de las actuaciones; mayor tecnología para facilitar a la ciudadanía el acceso a la información de los servicios y que vecinos y vecinas se puedan corresponsabilizar; mayor sostenibilidad, en especial en la electrificación de la flota, que pasa del 22 al 66 % de vehículos eléctricos e incorpora también vehículos híbridos y otros aspectos como el uso sostenible del agua, priorizando el uso de agua freática para los servicios de limpieza y por último, mayor flexibilidad para adaptarse a las nuevas necesidades de la ciudad del siglo XXI con maquinaria específica para nuevas realidades como los carriles bici, las supermanzanas, los ejes verdes, zonas peatonalizadas, etc.

 

"La mejora de la limpieza pasa por 6 ejes principales que incluyen una mayor frecuencia de limpieza, mayor calidad de la misma, mÁs servicio, mayor tecnologÍa, mayor sostenibilidad y una mayor flexibilidad para adaptarse a las nuevas necesidades".

 

 

 

 

¿Cómo se han diseñado estos nuevos contratos?

Hay que tener en cuenta que el contrato de limpieza es el contrato más importante del Ayuntamiento de Barcelona tanto por el importe, 2.300 millones de euros, como por la duración, ocho año prorrogables hasta diez.

 

 

Este contrato se divide en 4 lotes contractuales de tal manera que cada empresa como máximo puede ser adjudicataria de un solo lote. Por lo tanto se mantiene el criterio de responsabilidad única en cada lote y cada contratista es responsable de la limpieza y de la recogida de residuos evitando zonas frontera, división de responsabilidades y ambigüedades.

 

"El objetivo a medio plazo es reducir los contenedores de la fracción resto. Para ello debemos incrementar los contenedores de recogida selectiva de manera decidida".

 

 

¿Qué singularidades y desafíos tiene la ciudad de Barcelona para el desarrollo de los nuevos servicios?

Sobre los servicios de limpieza el gran desafío es la flexibilidad para adaptarse a una ciudad en continua transformación. Para ello se dispone de una amplia gama de servicios y de maquinaria diversa preparada para afrontar nuevas transformaciones urbanísticas y adaptables a los diferentes usos ciudadanos de cada espacio.

En lo relativo a recogida de residuos el reto se centra en poder desplegar en el momento que se desee un sistema de recogida de mayor corresponsabilidad ciudadana, por ejemplo la recogida puerta a puerta u otros sistemas de recogida individualizada como pueden ser los contenedores inteligentes. Este nuevo contrato dispone de los mecanismos administrativos y de las soluciones técnicas para afrontar el reto.

 

 

 

¿Qué aspectos novedosos se presentan en cuanto a limpieza urbana? ¿Y en cuanto a recogida de residuos?

En limpieza viaria se debe destacar la apuesta por el incremento de la limpieza con agua. Cisternas, hidrobaldeadoras, barredoras duales, etc. Toda una gama de equipos para llegar a todos los rincones de la ciudad con mayor intensidad y frecuencia.

De la recogida planteamos la novedad de una nueva agrupación de contenedores para potenciar la recogida selectiva, especialmente la fracción orgánica. Las islas de contenedores pasan a incluir todas la fracciones siempre que sea posible por espacio o como mínimos incluye los 4 contenedores de selectiva, orgánica, papel y cartón, reciclables y vidrio.

También es relevante el cambio de filosofía que sufre el contenedor amarillo. Pasamos de solicitar productos (envases ligeros) a solicitar materiales plásticos y metales.

 

 

 

¿Cómo se ha diseñado la contenerización y el puerta a puerta?

El objetivo a medio plazo es reducir los contenedores grises para la fracción resto. Para ello debemos incrementar los contenedores de recogida selectiva de manera decidida, para que el primer contenedor que se encuentre un ciudadano sea un contenedor selectivo y no uno de fracción resto.

El sistema puerta a puerta está previsto en los pliegos. Tenemos las herramientas necesarias para continuar implementando el sistema puerta a puerta cuando se considere necesario. Actualmente este sistema ya está operativo en los barrios de Sarrià y Sant Andreu de Palomar, este último se ha conseguido pasar de un reciclaje del 37% al 80%.

 

 

 

¿Qué papel juega la sostenibilidad? ¿Cómo se materializa? ¿Podría describirnos las principales iniciativas en este sentido?

Los apartados de sostenibilidad fueron de los que acumularon un mayor peso en las valoraciones de la adjudicación. Con el nuevo contrato se pasa de 207 vehículos eléctricos (un 22%) a 807 (un 66%), la apuesta es clara, pero más allá de la flota en general, uno de los puntos destacados es el nivel de electrificación de la flota más pesada de vehículos, cisternas y sobretodo recolectores y limpia contenedores. De estas dos últimas categorías disponemos de 78 vehículos completamente eléctricos, toda una apuesta y un reto tecnológico hecho por las empresas.

 

"El 66 % de los costes del nuevo contrato son costes de personal. Estamos hablando de más de 400 personas de nueva incorporación, de las cuales 2 de cada 3 se dedicarán a los servicios de limpieza".

 

 

Hablemos de equipos y tecnología, ¿cuáles son las principales apuestas? ¿Qué nueva maquinaria se está incorporando?

Hay que destacar dos aspectos básicos: por un lado, la incorporación de sistemas de ayuda a la conducción en los equipos pesados. Estos sistemas dotados de inteligencia artificial permiten prevenir y reducir los accidentes en la ciudad. Esta tecnología es necesaria en una ciudad donde peatones y bicicletas son cada vez más protagonistas. Y por otro, la plataforma de gestión que nos permitirá disponer de la información en tiempo real de todos los servicios. La voluntad es poder abrir de forma progresiva esta plataforma a la ciudadanía para que pueda disponer de la información de los servicios: frecuencias, tratamientos, información de las recogidas de contenedores, etc.

 

 

 

Los recursos humanos son también una de las principales bazas de los nuevos servicios, ¿qué novedades se plantean?

Es un tema muy importante. El 66 % de los costes del nuevo contrato son costes de personal. Estamos hablando de más de 400 personas de nueva incorporación, de las cuales 2 de cada 3 se dedicaran a los servicios de limpieza. Tenemos como objetivo a lo largo del contrato llegar al 10% de contratación de personas con dificultades de inserción en el mercado laboral y el reto compartido con empresas y sindicatos de incrementar la presencia de las mujeres en lugares de mayor cualificación y responsabilidad.

También estamos trabajando un marco común de igualdad para las 4 empresas, para unificar objetivos y compartir medidas. Evidentemente hemos puesto mucha atención en desarrollar planes y protocolos de prevención del acoso sexual de forma conjunta con el área de feminismos del Ayuntamiento.

 

La participación ciudadana es protagonista en este nuevo contrato. ¿Qué puede esperar la ciudadanía a este respecto?

El nuevo lema de los servicios de limpieza y recogida de residuos es Cuidem Barcelona (Cuidamos Barcelona), es un guiño a la ciudadanía, el Ayuntamiento pone más recursos que nunca en estos servicios, pero la ciudad la cuidamos entre todos y todas.

Más allá de la comunicación, también hay el compromiso de abrir datos de los servicios a la ciudadanía para ser más transparentes, detallar las rutas de los equipos, las programaciones, etc. Es una apuesta de servicio transparente.

 

 

 

La contratación se ha realizado en lotes adjudicados a diferentes empresas. ¿Cómo se coordinará la homogeneidad del servicio? ¿Qué ventajas supone esto?

En la práctica se han adjudicado las mejores ofertas, todas ellas con un alto nivel de servicio. Las ofertas están muy adaptadas a las singularidades de cada barrio por lo que no tiene mucho sentido la homogeneización del servicio, al contrario, supone una apuesta para adaptarlo a cada territorio.

Ahora bien, los servicios que queríamos homogeneizar ya estaban regulados en los pliegues del contrato, por ejemplo, la identificación de contendores, uso de las instalaciones municipales, maximización del uso de agua freática, etc.

 

¿Qué objetivos tenéis para la ciudad de Barcelona?

La ciudad y su espacio público es de los vecinos y las vecinas. Entre todos y todas mantenemos una ciudad amable, sostenible y también más limpia, cuidada y eficiente.

 


 

Entrevista publicada en el número 199 de Equipamiento y Servicios Municipales.

Fotos: Ayuntamiento de Barcelona


601

Noticias relacionadas


EN PORTADA