Sanimobel cabecera
FCC web

Artículos y reportajes


Tortosa: Ejemplo en la gestión de servicios urbanos

El municipio de Tortosa se ha convertido en un ejemplo de buenas prácticas en cuanto a gestión de residuos y limpieza viaria, mediante la modalidad de concesión

Tortosa: Ejemplo en la gestión de servicios urbanos
825

Más allá de la belleza de los paisajes naturales o la riqueza cultural de las calles y edificios de una ciudad, la limpieza y la gestión de los residuos es una de sus grandes señas de identidad y uno de los aspectos más valorados tanto por sus ciudadanos, como por los visitantes que anualmente recorren sus calles.

La concienciación ciudadana y la colaboración de cada uno de los individuos es, sin duda, el punto de partida para conseguir una ciudad limpia. Pero, unido a esto, resulta completamente necesario que estas ciudades o municipios cuenten con una gestión ejemplar de los servicios directamente relacionados con esto, como la recogida de residuos, la gestión de los puntos limpios y, por supuesto, también la limpieza de sus calles.

 

ACCIONA, a través de su área de Servicios Urbanos y Medio Ambiente, lleva décadas comprometida con los más altos estándares de calidad en la prestación de este tipo de servicios urbanos, lo que le ha llevado a posicionarse como una de las empresas líderes en este sector.

 

En 2018, ACCIONA fue elegida por el Ayuntamiento de Tortosa (Tarragona), para prestar los servicios de recogida de residuos urbanos, limpieza viaria y explotación del punto limpio de la capital de la comarca del Baix Ebre durante 10 años.

Desde entonces, ACCIONA es responsable de la recogida selectiva de cuatro fracciones de residuos en el municipio: orgánico; vidrio; envases y papel cartón -que anteriormente eran gestionadas por el Consell Comarcal del Baix Ebre, y que no estaban segmentadas hasta entonces-. De igual forma, la empresa se encarga de la recogida de los residuos que pertenecen a la fracción no reciclable.

 

 

En este sentido, surge un gran reto al que deben enfrentarse las empresas que, como ACCIONA, prestan el servicio de recogida de residuos urbanos: alcanzar los porcentajes de reciclaje establecidos por la ley de residuos. Algo que no siempre resulta fácil.

La modalidad del contrato, de concesión de servicio, define una cantidad mínima de personal, pero dispone de la flexibilidad necesaria para la adaptación continua del servicio con el objetivo de conseguir la mayor eficiencia y optimización de recursos. Gracias a ello y a la excelente labor de los servicios técnicos municipales y a la fluida coordinación entre el Ayuntamiento y ACCIONA, los recursos se han ido adaptando a las necesidades cambiantes del servicio.

Así, por ejemplo, en la primera fase de ejecución del contrato, se llevó a cabo una exhaustiva labor de unificación de ubicaciones, de tal forma que actualmente, en Tortosa, prácticamente en todas las ubicaciones de contenedores están presentes todas las fracciones a recoger.

También, a lo largo de estos primeros años de contrato, se fueron incrementando las frecuencias de recogida selectiva para dar cobertura a la mejor y mayor participación ciudadana en la separación en origen.

 

El buen hacer del Ayuntamiento, el compromiso del personal de ejecución directa y la implicación de ACCIONA con el territorio, son la mejor garantía de que Tortosa seguirá siendo un municipio referente en la gestión de servicios urbanos.

 

Y es que los niños son, sin duda, un excelente foco para la concienciación ambiental. En primer lugar, son las generaciones del futuro quienes deberán afrontar los mayores retos de la crisis ambiental y del cambio climático y, ya en clave de presente, son una gran vía de entrada al cambio de hábitos de las familias.

Unido a los ciudadanos y las mejoras implementadas por la compañía, cabe destacar la dedicación del personal responsable de prestar directamente el servicio, que se convierten en el parte fundamental de todo el engranaje y quienes, durante el tiempo de pandemia, han mantenido su compromiso con este servicio público.

 

 

Prueba de la implicación de ACCIONA en este municipio de Tarragona es la adjudicación, a finales del pasado año, del contrato para la prestación del servicio de limpieza y mantenimiento de zonas verdes.

 

Desde noviembre de 2022, ACCIONA también es responsable de las labores de jardinería en los espacios verdes de Tortosa, incluyendo la gestión del arbolado y los trabajos de sanidad vegetal: recorte de arbustivas, muros vegetales y praderas; mantenimiento, limpieza de parques y gestión de residuos y de la red de riego, fuentes y estanques.

 

El mantenimiento de las zonas verdes es otro de los grandes puntos fuertes de una ciudad, ya que son espacios donde sus ciudadanos pasan gran parte de su tiempo libre. Para garantizar un mejor resultado, la compañía ha incrementado en un 40% la dotación de personal, adquiriendo también equipos eléctricos más respetuosos con el medioambiente.

ACCIONA es un referente nacional en el mantenimiento de zonas verdes, gestionando contratos tan relevantes como la jardinería de Palma de Mallorca o la gestión de los parques históricos de Madrid. Toda esta experiencia y conocimiento contribuye, sin ninguna duda, a mejorar las zonas verdes de Tortosa.

 

 

Todas estas actuaciones realizadas hasta la fecha han llevado el porcentaje de recuperación de residuos a su estabilización en el actual límite máximo. Para llegar al cumplimiento de los recientes requisitos de reciclaje, es necesario dar nuevos pasos en los modelos de recogida.

Una de las medidas tomadas por ACCIONA para alcanzar servicios eficaces en cuanto a recogida de residuos es la implantación del modelo de recogida puerta a puerta o modelos de contenedor cerrado. Ambos sistemas gozan de una dilatada implantación tanto en Europa como en España. De esta forma, se consiguen unos porcentajes de reciclaje que, mediante el modelo de contenedor abierto tradicional, resultan inalcanzables.

También esta posibilidad quedó cubierta en el contrato de concesión de servicios definido por el Ayuntamiento, mostrando su visión de futuro y adaptabilidad al cambio. Allí se tipifica expresamente la posibilidad de modificación para incluir estos nuevos tipos de recogida.

 

Los modelos puerta a puerta, recomendables para zonas con baja densidad de población, definen la recogida de residuos de las diferentes fracciones en días determinados. La fracción rechazo se retira, aproximadamente, una vez por semana. En cambio, la frecuencia de recogida de los residuos orgánicos oscila entre los 3 o 4 días por semana. Ello invita al ciudadano a reciclar y poner el foco en la separación de los residuos.

 

Este modelo es óptimo para zonas con una moderada o baja densidad de población, ya que la presencia de cubos y/o bolsas en la puerta de los domicilios se equilibra con el uso de la vía pública. En cambio, en espacios con alta densidad y concentración ciudadana, la alta presencia de bolsas en la vía pública puede generar problemas tanto en la percepción de la limpieza, como en la ocupación de la vía pública.

 

 

Para esta tipología de espacios con alta densidad de población funciona mejor el sistema de contenedores cerrado, pues garantiza el cumplimiento de los porcentajes de recogida marcados por la nueva ley de residuos y permite mantener la recogida en contenedor.

Básicamente, este sistema implica que el contenedor dispone de un cierre que limita su apertura y, por tanto, el acceso por parte del ciudadano. Dentro de este aspecto general hay multitud de sistemas, especificaciones y posibilidades. Desde el cierre de una a todas las fracciones, el limitar los días de apertura o limitar el volumen de residuo a depositar. Varias combinaciones y tipologías de cierre son correctas y la naturaleza y particularidades del ámbito de aplicación serán las que definan la solución que mejor se adapta al municipio en cuestión.

 

El sistema de contenedores cerrados, óptimo para ciudades con mayor densidad de población, se basa en el uso de contenedores con cierre para limitar su apertura por parte del ciudadano. De esta forma, se mantienen las bondades del sistema de recogida en contenedor favoreciendo que el ciudadano ponga el foco en la separación de los residuos en casa.

 

El contenedor cerrado permite mantener las bondades del sistema de recogida en contenedor (posibilidad de sistema monoperador, alta capacidad de almacenado de residuos) y, del mismo modo que en el sistema puerta a puerta, que el ciudadano ponga el foco en la separación de los residuos en casa.

Otro de los focos importantes de mejora en la prestación del servicio de recogida de residuos urbanos es la diferenciación de aquellos procedentes de la actividad comercial, ya que la implantación de este tipo de recogida de forma diferenciada puede traducirse de manera rápida y consolidada en un gran salto en el porcentaje de recogida global del municipio.

 

 

Desde ACCIONA se ha trabajado en el estudio de estos escenarios para que estén disponibles para su implantación en el corto y medio plazo, cuando desde la Administración se considere oportuno, para garantizar el cumplimiento de la ley de residuos y del marco del contrato.

ACCIONA apuesta de forma clara y decida por un servicio de excelencia que contribuya a mejorar la calidad de vida del ciudadano y con el respeto hacia el medio ambiente, la sostenibilidad y la innovación como focos principales de la actividad.


825