Sanimobel cabecera
FCC web

Artículos y reportajes


Santiago de Compostela renueva su alumbrado público priorizando tecnología, sostenibilidad y patrimonio

Ferrovial y Endesa X ejecutan el nuevo contrato de alumbrado en la capital gallega, que incluye la renovación de la red, el suministro energético y el mantenimiento

Santiago de Compostela renueva su alumbrado público priorizando tecnología, sostenibilidad y patrimonio
425

La ciudad de Santiago de Compostela, mundialmente conocida por ser la meta de la ruta de peregrinaje, cuenta con un indiscutible valor patrimonial. La capital gallega recibió en 1985 la distinción de Patrimonio Cultural de la Humanidad por parte de la Unesco y su catedral es uno de los monumentos más reconocidos de España. Por tanto, muchos de los proyectos que se ejecutan en la ciudad deben conjugarse con la importancia de sus monumentos. 

Junto a su valor monumental, la ciudad de Compostela presenta otras singularidades a las que atender cuando se ejecutan grandes proyectos urbanos. Por ejemplo, la capital gallega cuenta con una extensa zona rural, con viviendas más alejadas y cuya distribución es claramente diferente a la del centro urbano. 

El hecho de ser la capital de Galicia convierte a Santiago en sede de numerosas administraciones públicas, así como eventos de gran calado nacional e internacional. Además, la Universidad de Santiago de Compostela, con más de 500 años de historia, la posiciona como un hervidero de tecnología e innovación. Por ello, el diseño de la ciudad debe estar a la altura de su condición de capital, su relevancia nacional e internacional, así como a la par del desarrollo que implica su universidad. 

El valor patrimonial, la importancia de la zona rural, así como la necesidad de diseñar una urbe a la altura de otras villas de relevancia similar, son tres características que condicionan los proyectos que se desarrollan en Santiago de Compostela. Actualmente, uno de ellos es el nuevo contrato de suministro energético y mantenimiento del sistema de alumbrado público exterior, un proyecto de vanguardia para implantar el uso de luminarias con tecnología LED en todo el municipio, el uso del 100% de la energía con origen renovable y un ahorro energético de casi un 70%.

 

El nuevo contrato de suministro energético y mantenimiento del sistema de alumbrado público exterior constituye un proyecto de vanguardia para implantar el uso de luminarias con tecnología LED en todo el municipio, el uso del 100% de la energía con origen renovable y un ahorro energético de casi un 70%.

 

El Concello de Santiago ejecutará este proyecto durante la próxima década, a través del contrato adjudicado a la UTE formada por Ferrovial y Endesa X, con una actuación global sobre el sistema de alumbrado exterior municipal existente. De este modo, el proyecto incluye tanto la renovación de las luminarias, como la modernización de los servicios de mantenimiento y suministro de energía. 

El diseño del proyecto por parte de ambas empresas, Ferrovial y Endesa X, busca renovar el sistema de alumbrado bajo las premisas de sostenibilidad, seguridad, innovación tecnológica y respeto por el Patrimonio. El nuevo contrato promueve que el sistema de alumbrado esté a la altura de una ciudad como Santiago de Compostela: monumental, vanguardista, tecnológica y diversa. 

Durante los próximos 10 años, el Concello de Santiago invertirá en el proyecto 42 millones de euros, con los que sufragará tanto la renovación del alumbrado, como el suministro energético y el mantenimiento de toda la instalación. 

 

Durante los próximos 10 años, el Concello de Santiago invertirá 42 millones de euros para la renovación del alumbrado, el suministro energético y el mantenimiento de toda la instalación.

 

 

La primera fase: renovar el alumbrado público con tecnología LED

Desde este otoño, las empresas Ferrovial y Endesa X están renovando el alumbrado público de Santiago de Compostela, instalando nuevos equipos con tecnología LED. Los nuevos puntos de luz incluyen esta tecnología, más eficiente y menos contaminante que el antiguo vapor de sodio. Esta primera fase no solo consiste en la renovación de la iluminación, sino también en la adecuación de todas las instalaciones que forman parte de la red del alumbrado público, como cableado, cuadros de mando y otros dispositivos. 

Además de instalar alumbrado más eficiente, el proyecto permitirá dar uniformidad a los modelos de luminarias instaladas en las distintas áreas. Santiago de Compostela contaba con 273 tipos de iluminación, lo que produce diferencias estéticas notables entre los barrios e incluso a veces en las mismas áreas de la ciudad. El nuevo contrato prevé la utilización de solamente 22 modelos de equipos, mejorando la estética y la gestión de repuestos del sistema.

 

En la primera fase del proyecto se instalarán nuevos equipos con tecnología LED, se dará uniformidad a los modelos de luminarias instaladas en las distintas áreas y se adecuarán todas las instalaciones que forman parte de la red del alumbrado público.

 

En estos primeros meses, los equipos técnicos han renovado ya más del 70% de la iluminación pública de la zona rural. En este sentido, desde el ayuntamiento indican que las áreas rurales son una de las prioridades de este contrato. De hecho, gracias a este proyecto se podrán eliminar un importante número de puntos oscuros de la ciudad, muchos de ellos en el ámbito rural. En aquellos puntos donde no sea posible realizar una instalación al uso, es decir alimentada a través de la red de cableado tradicional, se dispondrán farolas alimentadas mediante paneles solares.

Por otro lado, cumpliendo con la exigencia de sostenibilidad introducida por el Concello en el proyecto, casi la totalidad del material de esta obra procederá de empresas locales. Esto permite garantizar un modelo de kilómetro 0, reduciendo por tanto la huella de carbono de las actividades asociadas a la renovación del sistema de alumbrado. A esto se suma que la nueva iluminación reduce contaminación lumínica, asegurando la eficiencia del alumbrado y siendo además más respetuosa con el medioambiente y el patrimonio de la ciudad. 

 

Gracias a este proyecto se podrán eliminar un importante número de puntos oscuros de la ciudad y, además, se dinamizará la economía local apostando por materiales procedentes de empresas locales.

 

Más allá de la eficiencia energética que supone el alumbrado LED, la renovación de la instalación incrementa la seguridad eléctrica. Además, el nuevo alumbrado tiene una mayor calidad en la iluminación, mejorando la distinción de los colores y reduciendo el deslumbramiento. Todo esto repercute sin dudas en una mayor seguridad de la ciudadanía en general, y de la circulación de vehículos y de los peatones en particular. 

 

 

 

El suministro energético: un alumbrado más eficiente

Una de las prioridades del nuevo alumbrado de Santiago de Compostela es el ahorro tanto en consumo energético, como económico. A nivel medioambiental, la renovación del sistema de iluminación permitirá ahorrar casi un 70% respecto al consumo energético actual. Concretamente, el consumo se reducirá de 13,7 GWh a 4,5 GWh anuales. En términos medioambientales, se evitarán así la emisión de 1.800 toneladas de CO2 anuales.

Además, el nuevo contrato prestado por Ferrovial y Endesa X incluye también el suministro energético que abastecerá al servicio de iluminación de la ciudad. Por tanto, durante la próxima década, ambas empresas se harán cargo del suministro energético para la red de alumbrado compostelana. Con el objetivo de reducir el impacto medioambiental, Santiago de Compostela se iluminará a partir de ahora con energía 100% de origen renovable. 

 

A nivel medioambiental, la renovación del sistema de iluminación permitirá ahorrar casi un 70% respecto al consumo energético actual, reduciendo el consumo de 13,7 GWh a 4,5 GWh anuales. En términos medioambientales, se evitará la emisión de 1.800 toneladas de CO2 anuales.

 

Al ahorro energético se suma una considerable reducción del coste económico del servicio público de alumbrado. Por ejemplo, en 2023, el importe previsto por el Concello de Santiago para sufragar únicamente el suministro energético superaba los 5 millones de euros. Frente a esta previsión, que solamente cubría el suministro, el coste anual del nuevo contrato será de 4 millones de euros, con los que se costeará, no sólo la factura energética, sino también la renovación del alumbrado con tecnología LED y su conservación y mantenimiento. Por tanto, solo en 2023, el Concello de Santiago ahorrará aproximadamente 1 millón de euros, con un contrato que modernizará además el sistema de alumbrado público exterior. 

 

 

 

El mantenimiento: una mejora en la respuesta a las averías

Junto a la renovación y el suministro energético, el nuevo contrato de alumbrado público garantiza también el mantenimiento y la correcta conservación de la instalación. En este sentido, el primer objetivo es la prevención de las incidencias y averías y la mejora de los tiempos de respuesta que se puedan producir en la red.  

Por un lado, en la zona rural, dado su carácter más aislado que la trama urbana, se instalará el sistema de “punto a punto” (PaP). Este sistema permitirá conocer el estado de funcionamiento de las instalaciones en tiempo real, notificando posibles averías casi en tiempo real. Con el objetivo de sostenibilidad que caracteriza a este proyecto, los vehículos vinculados al servicio de mantenimiento tendrán etiqueta ECO o Cero Emisiones expedida por la Dirección General de Tráfico, minimizando el impacto medioambiental de los desplazamientos a las averías. 

 

Junto a la renovación y el suministro energético, el nuevo contrato de alumbrado público garantiza también el mantenimiento y la correcta conservación de la instalación.

 

Por otro lado, las empresas Ferrovial y Endesa X trabajan en una plataforma con la que gestionar y comunicar incidencias. Esta plataforma tiene dos vertientes: por un lado, cuenta con un software con el que anticiparse a las averías; mientras que, por otro lado, integrará los avisos sobre averías de la ciudadanía, que podrá notificarlos por teléfono 900.102.301 o por la APP Liña Verde. 

En paralelo a la renovación, suministro y mantenimiento de la red de alumbrado, el proyecto incluye también distintas actividades para fomentar la iluminación sostenible entre la ciudadanía. La intención es que el proyecto dé protagonismo al ciudadano, organizando actividades de divulgación y concienciación, como conferencias, jornadas con estudiantes o actividades de observación astronómica. 

Según el programa del proyecto, la renovación de la red de alumbrado público estará concluida a finales del próximo invierno. En los próximos meses, el personal de la UTE formada por Ferrovial y Endesa X continuará instalando los equipos con tecnología LED en los distintos barrios. Con el alumbrado público renovado, Santiago de Compostela se iluminará de una forma más tecnológica, eficiente y ecológica, garantizando un suministro energético 100% de origen renovable y una gestión eficaz de las incidencias y averías.  


425