Sanimobel cabecera
FCC web

Artículos y reportajes


Santiago de Compostela avanza en sostenibilidad

Santiago de Compostela se posiciona como referente en la gestión eficiente de residuos, la preservación del medio ambiente y la promoción de un entorno más limpio y saludable para todos, gracias a su nuevo plan de limpieza viaria y recogida de residuos

Santiago de Compostela avanza en sostenibilidad
779

La ciudad coruñesa de Santiago de Compostela cuenta ya con nuevos sistemas de recogida de residuos y limpieza viaria, diseñado para mejorar la eficiencia, sostenibilidad y calidad de vida de sus habitantes. Bajo el paraguas de la marca “SANTIAGO SOSTIBLE”, el nuevo contrato contempla la ampliación de numerosos servicios, entre los que se encuentran la renovación y homogeneización del parque de contenedores, la implementación de nuevos sistemas para mejorar la eficiencia de los servicios y la sustitución de la flota de maquinaria por una más sostenible y respetuosa con el medio ambiente, entre otros.

 

Bajo el paraguas de la marca “SANTIAGO SOSTIBLE”, el nuevo contrato contempla la ampliación de numerosos servicios, así como la ampliación de trabajos e incorporación de maquinaria y tecnología de última generación.

 

El contrato, adjudicado en enero de 2022, y puesto en marcha en mayo del mismo año, tiene previsto su desarrollo por un periodo de casi diez años, hasta 2031; y un importe de más de 95 millones de euros. Está dividido en dos lotes: uno para la recogida convencional de residuos y limpieza viaria, adjudicado a la empresa URBASER S.A; y otro destinado a la recogida de residuos de papel y cartón, adjudicado a la empresa COGAMI RECICLADO DE GALICIA, S.L.

 

 

 

Limpieza viaria

La limpieza viaria ha experimentado una notable mejora gracias a la introducción de nuevas soluciones técnicas y tecnológicas. En primer lugar, se incluyen carritos eléctricos de barrido manual y con chasis CEPIAL, diseñados por Urbaser, empresa gestora del servicio, para facilitar el trabajo de los operarios de limpieza. Estos carritos 100% eléctricos y cero emisiones, permiten una movilidad ágil y eficiente, garantizando una limpieza exhaustiva de las calles y espacios públicos.

Además, se han facilitado palas más ligeras para favorecer las acciones relacionadas con la limpieza, lo que mejora la ergonomía y la eficiencia del personal encargado de esta tarea fundamental. Asimismo, las barredoras eléctricas, libres de emisiones contaminantes, han sido incorporadas para reducir la emisión de CO2 a la atmósfera, contribuyendo así a la protección del medio ambiente.

 

Para las avenidas y calles de la ciudad se han incorporado barredoras 100% eléctricas, barredoras en camión JOHNSTON y baldeadoras, proporcionando una solución eficiente para mantener estos espacios limpios y en buen estado.

 

En las avenidas y calles anchas de la ciudad, se han incorporado barredoras 100% eléctricas TENAX 2.0 EVOS y barredoras en camión JOHNSTON, además de baldeadoras SCHMIDT CITYYET 3030, proporcionando una solución eficiente para mantener estos espacios limpios y en buen estado. Las barredoras en camión son altamente efectivas y garantizan una limpieza exhaustiva en áreas de mayor envergadura.

 

 

 

Contenerización

En relación con la recogida de residuos, cabe destacar la nueva dotación y renovación de los contenedores de la ciudad y de las papeleras de fundición, integradas en el entorno del casco histórico, con cubos de 80 litros, adecuadas al flujo de movimiento que soporta el tránsito peonil de ciudadanos y visitantes y suministrados por el fabricante CONTENUR.

La principal y más perceptible mejora que se produce con el nuevo contrato es la homogeneización del parque de contenedores, así como su geolocalización mediante etiquetas RFID y la instalación de sensores de llenado, que permiten optimizar no solo las frecuencias de recogida, sino también las necesidades de incremento de la capacidad de contenerización instalada con la finalidad de evitar desbordes.

 

 

Además, se implementa el sistema de cierre para la recogida selectiva de la fracción orgánica, de tipo mecánico para los contenedores de carga trasera, y de tipo electrónico para los contenedores de carga lateral, suministrados por la empresa pionera en sistemas tecnológicos de aumento de tasas de reciclaje, Citisend, siendo uno de los proveedores destacados de este proyecto. Los cierres electrónicos evitarán la incorporación de residuos impropios en el flujo de residuos orgánicos, garantizando así una separación adecuada de los desechos y promoviendo una mayor tasa de reciclaje.

 

Una de las principales mejoras es la homogeneización del parque de contenedores, así como su geolocalización mediante etiquetas RFID, la instalación de sensores de llenado y sistemas con cerradura para la recogida de orgánica.

 

Por otro lado, se ha realizado una transformación generalizada a contenerización de carga lateral, lo que permite un aumento significativo del volumen de contenerización instalado, si bien deberán coexistir rutas de carga trasera en aquellos puntos con dificultad de acceso para los camiones de carga lateral. Además, se elimina completamente la carga superior en superficie para las fracciones orgánica, envases ligeros y resto, y se realiza la agrupación en islas de aportación para todas las fracciones, siempre que no existan limitaciones de espacio.

La estrategia de carga lateral permite la optimización de los tiempos y los medios humanos necesarios, al poder realizarse la operación completa de vaciado sin necesidad de que el operario se baje del camión, por lo que no son necesarios peones de apoyo.

 

 

 

Islas de "quita y pon" en el casco histórico

La gran mejora e innovación en el servicio de recogida de basuras en Santiago de Compostela, ciudad Patrimonio de la Humanidad, es la implantación de 10 islas de «quita y pon» en el casco histórico, prestando especial atención a su integración estética y a la accesibilidad de vehículos eléctricos GOUPIL.

Las islas de “quita y pon” permiten eliminar la práctica totalidad de la contenerización en superficie (salvo pequeñas zonas de aportación permanente como alivio para hostelería) y el «bolseo» (depósito de bolsas directamente en el suelo delante de los portales).

El sistema de islas de «quita y pon» se basa en la colocación y retirada diaria, en un horario predeterminado, de unos pequeños remolques habilitados con 8 buzones diferenciados para recoger las distintas fracciones de residuos dentro de colectores de diferentes volúmenes colocados en su interior. Se encuentran ubicadas a pie de calle para mayor comodidad de los ciudadanos.

 

 

Las islas se remolcan mediante pequeñas cabezas tractoras eléctricas, lo que reduce considerablemente las molestias por ruidos, así como las emisiones dentro del recinto histórico, la zona más sensible y emblemática de la ciudad.

 

La gran mejora e innovación en el servicio de recogida de basuras en Santiago de Compostela, ciudad Patrimonio de la Humanidad, es la implantación de 10 islas de «quita y pon» en el casco histórico.

 

 

Compostaje

Con respecto al compostaje, tanto individual como comunitario, se promueve mediante campañas de comunicación y de captación, en especial en aquellas zonas en las que resulta viable su despliegue como alternativa más eficaz a la contenerización tradicional.

Se refuerza el número de compostadores comunitarios existentes con anterioridad en determinados puntos de la ciudad donde, por un lado, resulta viable físicamente (zonas con parques o ajardinadas dentro del casco urbano y en zonas rurales) y, por otro, existe población susceptible de utilizarlos. Para definir las ubicaciones definitivas, en función de la aportación previsible, se realizaron distintas consultas y encuestas a los vecinos para determinar el número de usuarios susceptibles de utilizar este sistema de separación y tratamiento de la materia orgánica.

En su oferta, la empresa gestora del servicio incluye la incorporación de una «nariz electrónica» en las islas de compostaje comunitario, mediante la instalación de sensores de distintos gases (O2, CH4, CO2, NO2) así como medidores de temperatura y humedad, para controlar el proceso de compostaje y lograr una calidad óptima del material resultante para su uso como enmienda orgánica del suelo.

 

 

 

Recogida PAP comercial y hostelería

Las particularidades del casco histórico de la ciudad hacen necesario contar con un sistema de recogida puerta a puerta adaptado a las necesidades del sector comercial y, sobre todo, hostelero, ubicado en esta zona de la ciudad. Por una parte, no es posible disponer de zonas de aportación permanentes y, por otra, la enorme densidad de locales de hostelería y restauración existentes implica una enorme generación de residuos en un área geográfica muy pequeña y localizada.

El servicio de recogida puerta a puerta (PAP) se configura como la solución más eficiente para evitar la acumulación de residuos en zonas de aportación y para mejorar el comportamiento en cuanto a la separación en origen de las distintas fracciones.

 

 

La empresa gestora planteó en su oferta, para este servicio específico, una recogida y vaciado puerta a puerta de contenedores normalizados con lectura RFID (según material de aportación), evaluación de la calidad de la aportación y registro de incidencias de todas las actividades comerciales. La recogida se realiza con vehículos recolectores de carga trasera, debido a las dificultades de acceso.

Adicionalmente, se facilitarán a los hosteleros del casco histórico unas pegatinas específicas, con el fin de identificar la procedencia del residuo, a los efectos de su caracterización. Este control y seguimiento de la participación diaria por generador, en base a las lecturas de los TAG RFID y de la valoración de los operarios de recogida, permite realizar el estudio de las necesidades de recogida para adaptar las frecuencias u horarios del servicio.

 

Las particularidades del casco histórico de la ciudad han precisado de la implantación de un sistema de recogida puerta a puerta adaptado a las necesidades del sector comercial y hostelero.

 

De este modo, previamente a la captación y vaciado de los residuos, el operario evaluará la idoneidad de la recogida (según las prescripciones de calidad fijadas) abriendo la tapa y visualizando el interior, registrará la lectura de los elementos TAG RFID y asociará las posibles incidencias de aportación.

En caso de que el personal detecte presencia de materiales impropios, una aportación incorrecta que no se corresponda con los residuos que corresponde recoger o que la aportación se realice con un elemento no homologado o en una bolsa directamente en el suelo, se registrará la incidencia para que los educadores ambientales realicen las acciones definidas por el ayuntamiento.

Además, la empresa gestora extiende su oferta del servicio PAP en cuanto a la fracción orgánica para los grandes generadores de este tipo de residuos en toda la ciudad, alcanzando a un total de 396 establecimientos.

 

Puntos limpios móviles

Con el objeto de mejorar y promover la adecuada gestión de los residuos de origen doméstico, tanto peligrosos como otros con características especiales, y evitar el depósito en vertedero de otros residuos reutilizables, reciclables o valorizables, se aumenta el servicio de puntos limpios móviles como complemento a las instalaciones fijas existentes que ya operan como puntos limpios.

En el anterior contrato ya se contaba con un camión que prestaba el servicio una vez por semana en cuatro puntos significativos de la ciudad, tres de ellos fijos y uno rotatorio por los barrios periféricos. En la actualidad se incrementa el servicio con la dotación de un nuevo contenedor metálico cerrado, con buzones antivandálicos, previsto para situarlo en diferentes ubicaciones de la ciudad, especialmente en las zonas rurales y de barrios periféricos, y que permanezca un mínimo de 48 horas en cada una de esas ubicaciones para facilitar la utilización por los vecinos y optimizar las recogidas. Además, durante una parte de la jornada, el operario encargado realizará labores de información, comunicación y concienciación.

Por su parte, el Concello de Santiago dispone también de otros dos pequeños contenedores remolcables para la recogida de diversas fracciones de residuos peligrosos de origen doméstico, cuya finalidad principal será la recogida en centros educativos, centros socio-culturales, asociaciones de vecinos y otras instalaciones similares, con el fin de concienciar y promover la recogida separada de dichos residuos.

 

 

 

Selursa

Una de las exigencias establecida en los pliegos de contratación era la de disponer de un servicio de atención a incidencias urgentes permanente 24/7. Las características propias de la ciudad y su casco histórico, la afluencia de turistas y visitantes y la importancia administrativa como capital de la comunidad autónoma obligan a disponer de este tipo de servicio permanente.

La empresa gestora, para dar cumplimiento a este requisito de los pliegos, ofertó la implantación del denominado SELURSA, «Servicio de Limpieza Urgente y Recogida de Santiago», dispuesto a atender cualquier incidencia del servicio de limpieza y recogida, lo que otorga la flexibilidad y respuesta necesarias para un ayuntamiento como el de Santiago de Compostela.

El servicio se compone por un retén permanente de respuesta inmediata, con operarios a turnos rotatorios, disponible 24 horas al día los 365 días del año, localizable mediante teléfonos específicos para los servicios municipales y de emergencias y seguridad ciudadana, pero no para los vecinos en general, que disponen de otras vías específicas para la comunicación de incidencias.

Para optimizar los recursos de este servicio, el retén realiza tareas complementarias a los servicios ordinarios, tanto de recogida de residuos como de limpieza viaria, de manera que no se trate de un recurso sin actividad, pero asignado únicamente a aquellas tareas que podrían demorarse en caso de tener que atender incidencias más importantes o urgentes.

 

Vehículos y maquinaria

Todos los vehículos adscritos al nuevo servicio, de la marca RENAULT y suministrados por el experimentado proveedor FARID y ROSROCA, conocidos por su amplia experiencia en el campo de la recogida, disponen de etiqueta ECO o 0 Emisiones, e incorporan un sistema de propulsión eléctrica o mediante GNC, por lo que la reducción de emisiones atmosféricas con respecto al anterior contrato es evidente.

Para asegurar el suministro de combustible en todo momento, se prevé la instalación de una planta de GNC en la nave central de servicios, si bien el abastecimiento principal de gas prevén hacerlo a través de las «gasineras» existentes en la ciudad.

 

Todos los vehículos adscritos al nuevo disponen de etiqueta ECO o 0 Emisiones, e incorporan un sistema de propulsión eléctrica o mediante GNC.

 

Además, con los nuevos vehículos también se reducirá la contaminación acústica, ya que incorporan elementos o sistemas que reducen las emisiones acústicas, como son los neumáticos baja emisión acústica, los zumbadores marcha atrás de baja emisión acústica o los zumbadores de sonido blanco direccional.

Por último, estos cuentan con un sistema tecnológico de geolocalización, pesaje de contenedores y tablet Android embarcada, para la mejor realización del servicio. Esta tecnología permite la identificación del conductor que realiza el servicio, el seguimiento del estado del vehículo mediante una lista de verificación y la recepción de información sobre los contenedores que superan el nivel de llenado establecido y un sistema de RFID y NFC gracias a los sensores incorporados.

 

 

En cuanto al ahorro de agua, tanto los equipos lava-contenedores como la maquinaria destinada a la limpieza viaria, incorporan equipos baldeo con mayor presión de trabajo, lanzas con boquillas de reducción caudal, boquillas de efecto Venturi, sistemas de reciclaje del agua de humectación, rociadores baja presión o sistemas de aprovechamiento aguas pluviales en el lavadero.

 

Infraestructura tecnológica de gestión

Los sistemas control y ejecución de los servicios se basan en la plataforma GESMART y portal web de control ATENEA desarrollado por la empresa gestora. La plataforma contempla la implantación de diversos módulos de gestión. Además, se incorporan aplicaciones móviles destinadas al control y gestión de incidencias por parte del personal de la empresa y una aplicación móvil de uso ciudadano como vía de información del servicio y comunicación directa de incidencias, quejas, sugerencia o peticiones de servicios a demanda como el de retirada de voluminosos.


779