Sanimobel cabecera
FCC web

Artículos y reportajes


Remodelación del sistema de recogida de la fracción orgánica selectiva en Vitoria-Gasteiz

Con el objetivo de mejorar las tasas de recogida selectiva y avanzar hacia los objetivos establecidos por la Ley de residuos, Vitoria-Gasteiz se ha propuesto dar pasos para mejorar la recogida

Remodelación del sistema de recogida de la fracción orgánica selectiva en Vitoria-Gasteiz
915

Publicado en:

204. Segundo trimestre (2023)
NÚMERO 204


ARCHIVADO EN:

Medio Ambiente

18/08/2023

TEMAS

Medio ambiente

Residuos

Durante los últimos años, la recogida de residuos de Vitoria-Gasteiz se ha realizado a través del típico servicio de recogida por medio de contenedores de carga lateral abiertos y sistemas de recogida puerta-puerta comercial, que se prestan principalmente en el centro de la ciudad. Este modelo de recogida ha permitido alcanzar un 38% en la tasa de recogida selectiva; sin embargo, el margen de mejora parece ser ya muy limitado.

Con el objetivo de mejorar las tasas de recogida selectiva y avanzar hacia los objetivos establecidos por la Ley 7/2022 de residuos y suelos contaminados para una economía circular, el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz se ha propuesto dar algunos pasos con vistas a realizar modificaciones en sus sistemas de recogida.

El primer bloque de modificaciones se centra en mejorar la recogida de la fracción orgánica selectiva; y como primera actuación, se ha sustituido el anterior sistema de recogida por un modelo de recogida de la fracción orgánica mediante contenedor cerrado con cerradura electrónica e identificación de usuario.

 

 

Se ha priorizado la recogida selectiva de la fracción orgánica por tres razones principales:

  1. Ser la fracción más importante y dominante en peso de nuestra bolsa de basura.
  2. Ser la fracción más difícil de depurar en las plantas de tratamiento municipal.
  3. En el caso de Vitoria-Gasteiz, ser la recogida selectiva con peores resultados obtenidos, tanto en aportación como en la calidad de residuo recogido.

El anterior sistema utilizado para recoger la fracción orgánica se realizaba con contenedores abiertos de carga trasera en algunos en los barrios consolidados, y mediante el sistema de recogida neumática (también con tapa abierta) en los nuevos barrios. Con estos dos sistemas de recogida, se prestaba servicio al 80% de la superficie de la ciudad.

 

La fracción orgánica es la más importante y dominante en peso de nuestra bolsa de basura, la más difícil de depurar y la que peores resultados de aportación y calidad ha obtenido en Vitoria-Gasteiz.

 

Los resultados obtenidos por este sistema de recogida no han sido satisfactorios, ni en la calidad del residuo recogido, ni en aportación, ofreciendo datos de calidad que presentaban hasta un 30-35% de impropios y una aportación en el año 2022 de 4,3% de total de residuos urbanos generados. Es evidente que con estos datos la reforma del sistema de recogida era obligada.

Para la reforma del servicio se ha elegido el contenedor "Small Bin" de la empresa Formato Verde; y la cerradura electrónica de Seigarbost, que cuenta con placas solares para recargar la batería de la cerradura.

 

La reforma del sistema de recogida era obligada, puesto que los resultados obtenidos anteriormente no estaban siendo satisfactorios en términos de aportación, ni de calidad del residuo recogido.

 

La implantación en toda la ciudad se ha realizado en un plazo muy reducido (6 meses), lo que ha supuesto realizar un importante esfuerzo por parte de los empleados municipales y de las empresa de servicios y suministros implicadas (Prezero, Seigarbost, Envac y URD), que en la actualidad participan en los distintos servicios de recogida de residuos y limpieza en la ciudad, teniendo que reformar y reorganizar una parte importante de la contenerización de la ciudad, sustituir los 850 contenedores de la fracción orgánica, cerrar más de 380 de bocas de recogida neumática con la misma cerradura electrónica, además de la realización de la campaña informativa y reparto de bolsas compostables en toda la ciudad.

En la selección de contenedor, entre otros aspectos, se ha tenido en cuenta su estética y su reducida altura, aspecto que limita el impacto visual en el paisaje urbano. Otra cualidad destacada y singular del contenedor diseñado para la ciudad de Vitoria-Gasteiz es que cuenta con un segundo acceso situado a 90cm del suelo para dotar de más accesibilidad y facilitar a las personas con movilidad reducida su uso. El lector de la cerradura electrónica también se encuentra situado a 90cm, donde se desactiva y activa el cerramiento de manera simultánea de los dos accesos del contenedor. De esta manera, se cumplen los requisitos de accesibilidad exigidos en la Comunidad Autónoma del País Vasco.

 

La estética y reducida altura, que limitan el impacto visual, así como la accesibilidad, han sido los criterios a considerar en la selección de los nuevos contenedores.

 

En cuanto a la tarjeta, la ciudad ya disponía de una tarjeta municipal ciudadana utilizada para el uso de otros servicios municipales, como centros cívicos, bibliotecas, instalaciones deportivas etc. La principal ventaja de utilizar esta tarjeta es que una gran parte de la ciudadanía ya disponía de ella, facilitando y acelerando así las labores de suministro y reparto de tarjetas, además de no obligar a la ciudadanía a tener otra tarjeta adicional. Como alternativa a la tarjeta, se puede acceder al contenedor desde el teléfono móvil a través de la APP “Ireki” también desarrollada por la empresa Seigarbost.

Tanto el mantenimiento del contenedor, como el de las cerraduras, se realizan por las casas suministradoras. Este es uno de los requisitos (exigidos en el contrato) con los que el Ayuntamiento quiere garantizar a lo largo del tiempo el funcionamiento de los sistemas, de manera que la ciudadanía tenga una percepción positiva y vaya interiorizando y acostumbrándose al uso de la tarjeta y la aplicación móvil para acceder a los contenedores y bocas de la recogida neumática.

 

Con el tiempo la ciudadanía irá interiorizando y acostumbrándose al uso de la tarjeta y la app para acceder a contenedores y bocas de la recogida neumática.

 

 

Otras reformas

Con la colocación de los nuevos contenedores de orgánica también se ha aprovechado para hacer ciertas reformas básicas generales de los servicios de recogida, con vistas a generar una estructura básica de servicios en la vía pública que nos permitan seguir dando pasos hacia la implantación de modelos de recogida más efectivos. Las principales reformas realizadas has sido:

Reorganizar parte del parque contenedores para garantizar que el 100% de la ciudad disponga de todos los servicios de recogida selectiva, incrementado el número de contenedores de recogida selectiva y reduciendo el número de contenedores de resto.

Reorganizar el sistema de recogida neumática en los nuevos barrios, sustituyendo la fracción resto por la fracción de envases ligeros y cerrando también con cerradura electrónica los buzones destinados a la recogida de la fracción orgánica selectiva. De esta manera, se aproximan a los ciudadanos los puntos de aportación destinados a las fracciones de envases y orgánica selectiva respecto al resto de fracciones de residuos recogidos en contenedor.

 

 

 

Primeros resultados

Durante los primeros cuatro meses de implantación del nuevo modelo, el Observatorio de Residuos de Álava, perteneciente a la Diputación Foral de Álava, ha realizado un total de once caracterizaciones para conocer la calidad de la fracción orgánica recogida, obteniendo un resultado de una media de un 4% de impropios.

En cuanto a la aportación, la cantidad de residuo recogido se ha incrementado progresivamente lográndose un incremento de un 20% de recogida de fracción orgánica neta. Esta aceptación del nuevo sistema por parte de la ciudadanía ha sido gracias la campaña de comunicación en calle realizada, donde se ha explicado la importancia de cerrar el contenedor para mejorar la calidad de residuo recogido, y de esta manera, facilitar la generación de un compost de calidad que nos permita utilizarlo como enmienda agrícola y así poder fertilizar los suelos y cerrar el círculo de la materia orgánica.

 

El siguiente paso será crear una tasa municipal de recogida de residuos más justa, con la que se espera incentivar la participación de la ciudadanía e incrementar la recogida selectiva.

 

 

 

Siguientes pasos

Pese a que los primeros datos obtenidos son muy positivos, es evidente que los resultados en lo que respecta a la aportación no son suficientes para poder cumplir con los objetivos marcados por la normativa. Por ello, el siguiente paso se centra en crear una tasa municipal de recogida de residuos más justa, que bonifique a aquellos usuarios que participen en la recogida de la fracción orgánica selectiva y otros sistemas de recogida selectiva municipales. Se espera que el nuevo modelo fiscal incentive la participación de la ciudadanía e incremente las cantidades de residuos recogidos selectivamente. Esta tasa se encuentra en fase de desarrollo y se prevé que pueda implantarse para el ejercicio 2024.

Otra actuación que se está llevando a cabo en la actualidad es el análisis de alternativas existentes para implantar un sistema estable de reparto de bolsas compostables.

Por último, también está en desarrollo la nueva Estrategia de Economía Circular del municipio, donde entre otros apartados, se está incluyendo la planificación de los modelos de recogidas selectivas a implantar en un futuro en el municipio.


915