Sanimobel cabecera
FCC web

Artículos y reportajes


Plan Alcazaba-La Hoya-San Cristóbal, ejemplo de recuperación urbanística y patrimonial en el Centro Histórico de Almería

Plan Alcazaba-La Hoya-San Cristóbal, ejemplo de recuperación urbanística y patrimonial en el Centro Histórico de Almería
832

Publicado en:

192. Segundo Trimestre (2020)
NÚMERO 192


ARCHIVADO EN:

Urbanismo

23/10/2020

TEMAS

Urbanismo

Parques y Jardines

Almería

📥 Puedes descargar el artículo completo en PDF aquí.


El entorno de La Alcazaba, en plena transformación integral, es uno de los ejemplos de intervención municipal encaminado a la puesta en valor de los recursos patrimoniales, culturales, etnográficos y turísticos que tiene la ciudad de Almería y que se concentran principalmente sobre esta zona del Centro Histórico.

Con una inversión de más de 9,5 millones de euros, sufragada con fondos municipales y del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, a través de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (EDUSI) 'Almería, Ciudad Abierta', el Plan Alcazaba-La Hoya-San Cristóbal permite ofrecer hoy a almerienses y visitantes otra mirada y otra visión de un entorno privilegiado que encierra un incalculable valor.

Un Plan transformador, paralelo a otras actuaciones de menor envergadura, que incluye hasta siete proyectos y que, en sus dos años de vida, ha ejecutado ya más del 70% de sus actuaciones. Para el alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, estamos ante “una gran oportunidad para la ciudad porque estamos convirtiendo un espacio muy degradado en otro completamente distinto, amable, ordenado, sostenible y respetuoso con el valioso patrimonio que atesora nuestra ciudad”.

Ya finalizados se encuentran los proyectos de demolición de siete viviendas en la calle Almanzor; las obras de mejora de la calle Antonio Vico; la nueva conexión viaria entre las calles Pósito y Almanzor, a los pies de La Alcazaba, creando una transición entre la ciudad y el Parque de la Hoya, y el nuevo edificio de la Gerencia Municipal de Urbanismo. En su recta final están las obras de ampliación de la calle Pósito, mejorando así las condiciones de movilidad hacia el principal monumento de la provincia, y en unos meses se afrontará la rehabilitación del entorno del monumento del Sagrado Corazón, en el Cerro de San Cristóbal, el principal mirador de la ciudad, y como colofón a este Plan quedaría el Parque de la Hoya, proyecto en redacción que aspira a convertir la zona comprendida entre La Alcazaba, el Cerro de San Cristóbal y las muralla de Jairán, en una gran espacio verde de 30.000 metros cuadrados.

 

 

Uno de los aspectos en el que se hace más hincapié en este Plan global es en la mejora de la movilidad y la conexión viaria hacia el Conjunto Monumental. En ese objetivo, las obras de urbanización en la calle Antonio Vico y su entorno permiten avanzar hacia esa zona, partiendo desde el punto neurálgico que supone Puerta de Purchena. Un nuevo escenario urbano, más accesible que conecta directamente con otra de las actuaciones en marcha: la ampliación y urbanización de la calle Pósito.

 

Eje estructurante

Esta actuación es, sin duda, una de las más transformadoras a efectos de movilidad realizadas en el Casco Histórico, no solo porque supone la recuperación de un espacio muy degradado, a los pies del Cerro de San Cristóbal, sino también por la visión estratégica que supone la apertura y ampliación de este vial a la circulación viaria y peatonal, como eje estructurante, de este a oeste, y que vendrá a mejorar las condiciones de tráfico sobre esta zona y con ello el del acceso al monumento de La Alcazaba.

La calle Pósito, ampliada en un ancho de doce metros y con aceras de tres, se convierte en la columna vertebral del proyecto Alcazaba-La Hoya-San Cristóbal, permeabilizando la zona y despejando un espacio antes desordenado en un proceso de “cirugía urbana”, el del PERI de San Cristóbal, esperado desde hace más de veinte años.

Las obras de urbanización, extendidas sobre más de 6.000 m2 de superficie y a lo largo de 230 metros lineales, se culminarán con una actuación paisajística consistente en la limpieza de parte de la superficie del cerro, principalmente eliminando los escombros existentes, en un intento más de mejorar no solo las condiciones de urbanización de este espacio, sino también estéticas y paisajísticas que pongan en mayor valor esta zona de la ciudad.

 

 

 

La puerta de La Hoya

Desde un punto de vista urbanístico y paisajístico, las obras de conexión viaria entre las calles Pósito y Almanzor, incluidas también en este proyecto, han supuesto un cambio radical en el ámbito concreto del Parque de la Hoya y el entorno de La Alcazaba,

Una actuación que permite hoy potenciar las vistas de La Alcazaba desde esta parte de la ciudad, además de mejorar considerablemente las actuales condiciones que rodean al monumento más importante de la capital, eliminando aquellos elementos que producen contaminación visual en la zona.

El nuevo vial vendrá a unirse con la calle Pósito, en su confluencia con la calle Juez, dando continuidad a una calle peatonal abrigada de un espacio totalmente rehabilitado al que se ha dotado de arbolado, ajardinamiento, renovada la red de alumbrado público, incorporando tecnología LED y de mobiliario urbano. La propuesta urbanística que se ha ejecutado desdibuja el borde de la ciudad creando una transición entre La Hoya y la ciudad con el pavimento que cada vez se hace más pequeño y se integra con el cerro.

 

 

Como en toda la zona, los trabajos se han ejecutado con supervisión arqueológica, con el objetivo de poner en valor y estudio el potencial patrimonial arqueológico que contiene la zona. Precisamente, esa será uno de los objetos en la continuación de los trabajos que se llevarán a cabo a los pies de La Alcazaba, en la calle Almanzor, dando continuidad en su caso a las demoliciones de inmuebles que allí se ha llevado a cabo, permitiendo con ello despejar la visión que actualmente se tiene de la Alcazaba desde la propia calle Almanzor, dignificando así el monumento.

En paralelo, se afrontará en los próximos meses la rehabilitación del entorno del monumento del Sagrado Corazón, en el Cerro de San Cristóbal, cuyas obras también ya se han licitado. Como el resto de intervenciones en esta zona, la de San Cristóbal pretende recuperar como uso turístico el entorno de una escultura que culmina una de las atalayas privilegiadas de Almería que ofrece una visión incomparable de la ciudad y toda su bahía. La actuación municipal vendrá completada por el Patronato del Sagrado Corazón, actuando sobre el propio monumento.

 

 

 

Edificio singular

Encastrado en ese ámbito, la construcción del nuevo edificio de la Gerencia Municipal de Urbanismo ha supuesto también un hito importante dentro de la ejecución de este proyecto. Un edificio sostenible, accesible y moderno al servicio de la ciudadanía que, levantado en pleno Casco Histórico y junto a la Plaza Vieja, supone una clara apuesta en el objetivo de revitalizar el corazón de la ciudad.

La puesta en marcha y entrada en servicio de este señero edificio ha permitido en gran medida la vuelta de gran parte de actividad administrativa del Ayuntamiento a esta parte de la ciudad, un valor reconocido a nivel social en la revitalización de la zona.

 

Un parque para La Hoya

Como broche final a este Plan queda el Parque de la Hoya, proyecto en redacción que aspira a convertir la zona comprendida entre La Alcazaba, el Cerro de San Cristóbal y las muralla de Jairán, en una gran espacio verde de 30.000 metros cuadrados. En fase de redacción, el Parque de la Hoya permitirá una mejora urbana y paisajística de este entorno singular, arropando al Casco Histórico de la ciudad. Con una inversión estimada en 2,5 millones de euros esta actuación se cimentará en  elementos claves como la sostenibilidad, integración, accesibilidad, además de la puesta en valor del patrimonio cultural y ambiental de este espacio.

 


832