Sanimobel cabecera
FCC web

Artículos y reportajes


Oviedo: Capital de platino

Para Oviedo, el servicio de limpieza viaria y recogida de residuos es de capital importancia y muestra de ello son los numerosos reconocimientos recibidos desde hace años

Oviedo: Capital de platino
1190

Oviedo, capital del Principado de Asturias, es el centro financiero, comercial y administrativo de la región. Ya desde antaño una de las ciudades más importantes del norte de España, conserva su impronta monástica y regia y primigenia referencia del Camino de Santiago Primitivo, aquel cuyo fundador fue también un rey asturiano, Alfonso II. Oviedo está especialmente pensada para el paseo y el ciudadano, con múltiples calles peatonales y diversas actividades culturales y recreativas. Destaca su casco histórico peatonal, repleto de palacios y casonas y fuente de inspiración para literatos como Clarín o Pérez de Ayala, el mercado del Fontán, el boulevard de la sidra o la Catedral. Por otro lado, resaltan su gastronomía y repostería típica, como los carbayones o las moscovitas, así como sus más de cien esculturas situadas en puntos clave de la ciudad. Es digna de mencionar también su intensa y dinámica agenda en la que destacan, entre otras, la temporada de ópera o la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias.

 

 

Oviedo es, en palabras del director de cine Woody Allen, “una ciudad de cuento de hadas donde todo es antiguo, limpio y agradable". Por todo ello, los servicios de recogida y limpieza viaria son esenciales para los vecinos de la ciudad. El Ayuntamiento de Oviedo, consciente de la importancia que tienen estos servicios en el municipio, lleva confiando en FCC Medio Ambiente desde el año 1967 para las actividades de limpieza viaria y recogida de residuos.

 

Los servicios de recogida y limpieza viaria de Oviedo han sido dimensionados para dar cobertura a los 187km2 que abarca el municipio y atender a sus más de 215.000 habitantes, repartidos entre el casco urbano y la zona rural.

 

El área de servicios medioambientales del Grupo FCC presta servicios municipales y de gestión integral de residuos desde hace más de 110 años y atiende a cerca de 60 millones de personas en 5.200 municipios de todo el mundo. FCC Medio Ambiente, empresa a través la cual se vertebran dichos servicios en España y Portugal, sirve a más de 31 millones de habitantes en 3.600 municipios para las actividades de limpieza viaria, recogida, transporte, tratamiento y eliminación de residuos, mantenimiento de zonas verdes, mantenimiento de redes de alcantarillado, limpieza de playas y servicios de eficiencia energética, entre otras.

Los servicios de recogida y limpieza viaria de Oviedo han sido dimensionados para dar cobertura a los 187km2 que abarca el municipio y atender a sus más de 215.000 habitantes, repartidos entre el casco urbano y la zona rural. Para ello se cuenta con 400 profesionales implicados, entre personal operario de recogida y de limpieza viaria, oficiales mecánicos, administrativos, encargados, o técnicos del servicio, y con 150 vehículos entre camiones recolectores, cisternas, barredoras, decapadoras, o baldeadoras de aceras, entre muchos otros tipos.

 

Para el desarrollo del servicio se cuenta con 400 profesionales y 150 vehículos entre camiones recolectores, cisternas, barredoras, decapadoras, o baldeadoras de aceras, entre muchos otros tipos.

 

 

Limpieza viaria

El servicio de limpieza viaria se organiza teniendo en cuenta las necesidades y características de las distintas zonas de actuación en las dos áreas principales del municipio: el casco urbano y la zona rural. El casco urbano está dividido en dos zonas, A y B, siendo la zona A la de mayor tránsito de personas coincidiendo con la zona centro. Esta zona concentra un mayor número de negocios y visitantes, lo que significa una mayor producción de suciedad, por lo que se prestan servicios mañana, tarde y noche; siendo el principal el barrido manual de noche con un repaso en horario de mañana y tarde. La zona B por su parte, al ser básicamente residencial, produce menos suciedad y lleva asociada una menor frecuencia, sólo con turno de mañana.

En la zona rural, el servicio es de mañana y combina el barrido manual con carrito, con vehículo auxiliar y en brigada. También existen tareas de barrido mecánico de aceras, zonas peatonales y calzadas que complementan y apoyan el barrido manual.

 

 


BARRIDO MANUAL

Para el barrido manual, en cualquiera de las zonas, se utiliza la escoba de brezo o argaña que es confeccionada por los propios operarios de barrido de forma artesanal de acuerdo con los siguientes pasos:

  • Se selecciona la argaña.
  • Se forma un racimo con ella.
  • Se sujeta con alambre trenzado, enrollándolo a mano y manteniendo en todo momento la tensión.
  • Se coloca una cantesa para abrir el abanico.
  • Finalmente se inserta el mango.
  • El tiempo de fabricación de una escoba varía dependiendo de la destreza del operario entre 10 y 15 minutos, y su perfeccionamiento puede llevar toda una vida.

 

Si hay un servicio que marca la diferencia en la limpieza viaria este es el baldeo. En Oviedo se utiliza en aceras y zonas peatonales el baldeo manual y el baldeo de alta presión, y en calzadas el baldeo mecánico o tangencial. El baldeo manual es el que permite obtener un mayor grado de calidad, se realiza en horario nocturno y tiene una frecuencia de dos veces por semana en la zona A y una vez por semana en la zona B, excepto en algunas de las calles más significativas y de mayor tránsito peatonal, donde la frecuencia aumenta a dos veces por semana. El baldeo a alta presión es el que consume menos agua, se realiza en jornada de mañana y se lleva a cabo una vez cada semana en la zona A y una vez cada 12 días laborables en la zona B.

 

 

A pesar de los numerosos recursos destinados al servicio de baldeo, la climatología de Asturias, caracterizada por la humedad y falta de luz solar, provoca una sensación de suciedad que no es otro que la pátina en los pavimentos de aceras, plazas y zonas peatonales, motivo por el que desde hace varios años se viene presentando un servicio de decapado de pavimentos en todo el casco urbano y en los principales núcleos de la zona rural, con frecuencias de actuación que oscilan entre una vez cada seis meses o dos años, en función de las necesidades particulares de cada zona. Para ello se cuenta con seis equipos de limpieza de pavimentos que actúan diariamente. Cada equipo cuenta con una cúpula de limpieza montada en la parte delantera del vehículo que, al paso de la máquina, recoge el agua utilizada y los residuos producidos. Para aquellos casos en que el mobiliario urbano existente no permite completar convenientemente el tratamiento o existan restricciones de peso (en la fotografía se está limpiando pavimento sobre un garaje con limitación de peso), el equipo dispone de una cúpula de fregado portátil, similar a la que monta el vehículo en su parte delantera, pero de accionamiento manual, con lo que puede hacerse llegar la misma a puntos a los que no tiene acceso el vehículo (debajo de bancos, por ejemplo).

 

Si hay un servicio que marca la diferencia en la limpieza viaria es el baldeo. En Oviedo se utiliza en aceras y zonas peatonales el baldeo manual y el baldeo de alta presión, y en calzadas el baldeo mecánico o tangencial.

 

Otro de los mayores problemas a los que se ha enfrentado en los últimos años el casco urbano, y en especial el casco antiguo, ha sido el aumento de las pintadas vandálicas y grafitis, y los continuos daños que ocasionan, con especial incidencia en los espacios públicos, monumentos y edificios catalogados que integran dicho entorno. Por este motivo, hace un año se implantó un servicio pionero en el mundo para la limpieza de pintadas en fachadas que consiste en un furgón con dispositivo tintométrico que permite captar y obtener el color a pie de fachada, lográndose un menor tiempo de respuesta y mayor satisfacción del ciudadano con el resultado final conseguido. La incorporación de este equipo a los otros existentes de decapado de pintadas ha permitido dar respuesta a todas las pintadas vandálicas con independencia del tipo de superficie en el que se encuentren.
La colaboración de este servicio con la Policía Local de Oviedo y su vigilancia a través de cámaras “antigamberros” instaladas en el casco antiguo está dando ya sus frutos y la situación a día de hoy se puede dar por controlada, limitándose los actos vandálicos del casco antiguo a pequeños grafitis de fin de semana, que rápidamente los lunes a primera hora son eliminados.

 

 

 

Hace un año se implantó un servicio pionero en el mundo para la limpieza de pintadas en fachadas que consiste en un furgón con dispositivo tintométrico que permite captar y obtener el color a pie de fachada.

 

 

Recogida de residuos

En relación con la recogida de residuos y los sistemas de separación en origen, destaca la experiencia del Ayuntamiento de Oviedo en la implantación de una recogida selectiva mayoritariamente extendida a través de la cual se recogen en todo el municipio envases, papel-cartón, vidrio y orgánica, y no sólo la fracción resto, como es común. Destaca también la experiencia del Ayuntamiento en iniciativas novedosas como la inspección de la recogida selectiva a través de la figura del Inspector, quien diariamente recorre los puntos de recogida frente a portales y establecimientos, evaluando el cumplimiento de la ordenanza. Existen tres criterios de rechazo en la inspección: (1) la falta de al menos una tipología de cubo de las fracciones; (2) calidad del reciclaje no correcta; (3) existencia de residuos en el suelo (a excepción de los cartones). Otro aspecto destacado de este servicio es su sistema de recogida, y es que la ausencia de contenedores no pasa desapercibida para los visitantes. Oviedo fue pionera en la eliminación de los contenedores de sus calles, los últimos habiendo desaparecido en 1996. Actualmente, las comunidades de vecinos y los establecimientos comerciales (excepto grandes productores) están obligados a colocar delante de sus portales cubos de diferentes colores según la fracción que contienen. La presencia de contenedores se limita a la zona rural, y en el casco urbano únicamente se pueden encontrar en islas ecológicas soterradas para las fracciones de envases, papel-cartón y vidrio.

 

 

En la actualidad, en el casco urbano la recogida domiciliaria se realiza en turno de noche con equipos de carga trasera principalmente bicompartimentados, pero también de caja única, con frecuencias que varían según cada fracción. La recogida de muebles y enseres se realiza a pie de portal tras previa llamada de los vecinos, con camiones de caja abierta y plataforma elevadora, con frecuencia de lunes a sábados. También existen recogidas selectivas a grandes productores, realizadas en horario de mañana, a través de la recogida puerta a puerta para las fracciones resto, envases y papel-cartón. Específicamente, se lleva a cabo la recogida de la fracción orgánica de comercios, fruterías, colegios y otros grandes productores; de vidrio para la hostelería, para la que se utilizan camiones de caja abierta y eleva-
contenedores de carga lateral, con una frecuencia adaptada a las necesidades de cada establecimiento, que van desde una hasta seis veces por semana; al igual que la recogida de la fracción papel-cartón comercial en horario nocturno.

 

En el casco urbano la recogida domiciliaria se realiza en turno de noche con equipos de carga trasera principalmente bicompartimentados, pero también de caja única, con frecuencias que varían según cada fracción.

 

En la zona rural la recogida se realiza en turno de mañana con equipos recolectores compactadores de carga trasera y caja única de diferentes capacidades en función del grado de accesibilidad de cada vía: se optimiza el transporte con recolectores de 27, 12, 7 e incluso 3,5 metros cúbicos de capacidad, según las características de la vía. Las frecuencias de recogida varían también de acuerdo con las fracciones. La recogida de muebles y enseres se realiza con previa llamada del usuario, con una frecuencia de una vez por semana. Los contenedores instalados en el municipio son lavados dos o una vez al mes dependiendo de la época del año, coincidiendo la temporada con mayor frecuencia con la estación estival. Estos contenedores son mantenidos diariamente procediéndose a la sustitución de piezas e incluso su reposición si fuera preciso.

 

 

 

Capital de platino

Para el Ayuntamiento de Oviedo, el servicio de limpieza viaria y recogida de residuos es de capital importancia y muestra de ello son los numerosos reconocimientos recibidos desde hace años en el CONCURSO ESCOBAS DE PLATA®, ORO® Y PLATINO® que organiza cada dos años ATEGRUS®, Miembro Nacional de ISWA (International Solid Waste Association), habiendo obtenido diez Escobas de Platino, que se suman a la Escoba de Plata conseguida en 1994, la Escoba de Oro de 1996, la mención especial que cosechó el Consistorio ovetense en el año 1998, y el diploma especial que la ciudad obtuvo en el año 2000 como la ciudad más limpia de España.

 

El alcalde, Alfredo Canteli, y el director de FCC Medio Ambiente de la delegación Noroeste, Ernesto Barrio, con las últimas tres Escobas de Platino concedidas a Oviedo

1190