Sanimobel cabecera
FCC web

Artículos y reportajes


Nueva Plaza del Olivo de Sevilla: un lugar transformado bajo el concepto de la ciudad de los ciudadanos

Nueva Plaza del Olivo de Sevilla: un lugar transformado bajo el concepto de la ciudad de los ciudadanos
361

Publicado en:

196. Segundo trimestre (2021)
NÚMERO 196


ARCHIVADO EN:

Urbanismo

17/09/2021

TEMAS

Urbanismo

Sevilla

📥 Puedes descargar el artículo completo en PDF aquí.

A fuerza de adaptarse a los cambios que socialmente hemos adoptado en nuestros modos de vida y, especialmente en la forma en la que demandamos ahora usar nuestros espacios libres, las ciudades que habitamos han emprendido en los últimos años un camino de cambio en la proyección y en la concepción de estos entornos. La plaza, como espacio tradicional de socialización, se ha revelado como concepto claramente insuficiente, cediendo ante nuevos lugares de hábitats para nuevos tiempos y nuevas necesidades de convivencia.

Ya hace tiempo que la ciudad se viene rebelando y exigiendo que se la reconsidere, pero es ahora, en un momento como el actual en el que la pandemia provocada por la COVID-19 ha obligado a generar cambios sustanciales en nuestros hábitos de vida, cuando esa exigencia se ha hecho todavía más evidente. 

El Ayuntamiento de Sevilla ya había leído antes el mensaje, y en su esfuerzo por interpretarlo lleva años moldeando aquellos proyectos urbanísticos que tienen como escenario espacios lúdicos públicos, para que sus transformaciones contribuyan decididamente al aumento de la calidad de vida de los ciudadanos y respondan a las nuevas demandas y necesidades de éstos, intentando precisamente ponerlos en el centro de la actuación.

Y en el ánimo de provocar un cambio profundo sobre cómo pensar, gestionar y vivir la ciudad haciendo que los ciudadanos se sientan directamente partícipes de los proyectos que se operan en sus barrios para mejorar los espacios urbanos, el Ayuntamiento de Sevilla puso en marcha hace cinco años a través de su Gerencia de Urbanismo, el Plan Reaviva. Se busca, como fin último, la reapropiación de los entornos urbanos por parte de sus vecinos, contando con ellos en ocasiones desde el principio, desde el origen mismo del diseño del proyecto, procurando que se sientan parte sustancial del mismo.

 

“Es un programa nuevo con el que intentamos que el vecino tenga su propio protagonismo. Uno ama más las cosas y las respeta más si puede decidir desde el inicio qué tipo de obras quiere que se realice en su barrio o si puede participar en el tipo de parque que quiere para su zona, que si el proyecto simplemente sale desde la mesa de un arquitecto", dijo al respecto de esta estrategia el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, durante su presentación en 2016.  

 

Con este espíritu, se han impulsado alrededor de 25 actuaciones de mejora urbana de diversa envergadura repartidas por los once distritos municipales de Sevilla. Todas han estado enfocadas a la recualificación del espacio público para crear lugares urbanos más transitables, accesibles sostenibles y habitables; lugares al cabo más deseables.

 

La Plaza del Olivo, la consecuencia de entregar la ciudad a los ciudadanos

Una de ellas ha terminado este mes de junio. La popularmente conocida como Plaza del Olivo (porque en en centro de esta superficie de 4.500 m2 destacaba un antiguo ejemplar de este arbusto), en la zona de la Macarena, se ha transformado radicalmente bajo el paraguas de este programa de actuaciones. Tras casi siete meses de obras, un nuevo espacio libre ha surgido entre los barrios de La Barzola, Los Príncipes y Parque Norte. La anterior explanada de albero con apenas un puñado de árboles si quiera utilizada como un lugar de tránsito de una zona a otra, se ha transformado en un lugar distinto, acogedor y atractivo, con áreas específicas y diferenciadas para la realización de actividades e iniciativas lúdicas, deportivas, educativas, de ocio y de sensibilización medioambiental. 

Se ha hecho como pidieron sus vecinos, con zonas diferenciadas por edades, al tiempo que conectadas entre si, de forma y apariencia circular con texturas diferentes para localizarlas fácilmente, con superficies de colores alegres que transmitan optimismo y, con sombra y mobiliario urbano suficiente, que invite a quedarse en ellas.

La nueva Plaza del Olivo muestra ahora una imagen paisajística y ambiental completamente renovada, en la que dominan cuatro nuevas zonas de equipamiento claramente diferenciadas, pero en la que también se han operado sustanciales mejoras a nivel de plantaciones, infraestructuras de servicio y accesibilidad. La Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente de  Sevilla ha invertido en ello casi 600.000 euros. 

 

 

 

Nuevas Áreas específicas

La primera de las zonas de nueva creación corresponde a una superficie destinada a los jóvenes y pensada para que éstos puedan hacer ejercicio. Son en total 380 m² de espacio de forma elíptica, delimitado con bancos lineales curvos, que cuenta en su interior con nuevas palmeras y zonas ajardinadas, y que se ha pavimentado con tierra natural compactada donde se incluye el pavimento amortiguador necesario para los elementos de ejercicio, como por ejemplo el equipamiento instalado para hacer “street workout”, una práctica deportiva que es corriente actual entre los jóvenes por sus efectos para aumentar la resistencia física, a buen seguro conocida por los alumnos del Instituto de Enseñanza Secundaria Inmaculada Vieira y del Colegio de Educación Publica Blas Infante, que quedan a tan sólo unos metros de esta plaza.

El segundo espacio construido es un área de juegos infantiles de 550 m² de superficie. Para facilitar su uso por edades, se ha dividido en dos recintos diferenciados en los que se han instalado elementos adecuados a las diferentes necesidades de los niños. Ambos espacios están pavimentados en césped artificial sobre base amortiguadora. Toda el área en su conjunto cuenta con un vallado perimetral como medida de protección y con bancos para el descanso.

 

 

La nueva Plaza del Olivo incorpora también otro espacio de 140 metros cuadrados pensado para la realización de ejercicios biosaludables y el desarrollo de juegos de mesa. 

La última de las áreas creadas es una superficie de 412 m² en la que se ha construido como pista de patinaje o zona de usos múltiples, circundada por bancos corridos de hormigón armado. Se trata éste de un espacio muy demandado por los centros educativos de la zona para poder realizar acciones educativas con los alumnos al aire libre, por lo que su creación se responde a esta petición. 

Todas estas áreas de equipamiento están conectadas entre sí a través de un camino principal accesible que discurre por toda la plaza y que dirige al usuario en su recorrido hacia cada una de las estancias del parque, además de conectarlo con los pasos de peatones exteriores. Para su pavimentación se ha elegido un pavimento de color y textura diferente al resto, facilitando así la orientación a personas con discapacidad visual.

 

Un espacio más sostenible

Construir una ciudad mas habitable y equilibrada es un reto para los actuales proyectos de renovación urbana del Ayuntamiento de Sevilla. Entre los objetivos generales de esta actuación ha primado desde el principio favorecer la movilidad sostenible, la calidad paisajística y la menor necesidad de recursos energéticos. Todo ello ayuda a la construcción de una ciudad mas habitable y acogedora.

Con este ánimo, la creación de las nuevas áreas de actividades específicas se ha combinado con acciones dirigidas a mejorar el estado y el nivel de las plantaciones, para hacer de este espacio un lugar, además de más diverso, más confortable desde el punto de vista medioambiental. Para ello, se han completado las líneas de jacarandas que faltaban renovando las que se encontraban en mal estado, y se ha incluido una nueva plantación con  unidades de otras especies, tales como catorce ejemplares de Cercis Siliquastrum, cuatro de Bahuinia, una de Magnolia Soulangeana, y tres de palmeras washingtonias. Estos nuevos árboles convivirán con todos los anteriores existentes que, a excepción de las cuatro Jacarandas apeadas por mal estado, sí se han mantenido. Se trata en concreto de las restantes treinta y seis unidades de Jacarandas, una Chorisia Speciosa, una palmera washingtonia, dos Schinus Molle y, por supuesto el olivo que identifica a este recinto. 

Al margen de los árboles propiamente, también se han configurado varios parterres de forma inrregular con plantaciones arbustivas, generando un paisaje aún más amable.      

Dentro de las mejoras medioambientales se ha llevado a cabo también la reducción de la sección de la calzada de la calle Cazalla de la Sierra, que separa la Plaza del Olivo del Instituto de Enseñanzas Secundaria y del colegio, ampliando el acerado colindante a estos centros educativos para conseguir una senda peatonal mas amplia y confortable, en la que además se ha incorporado una nueva alineación de arbolado de sombra.

 

Construir una ciudad mas habitable y equilibrada es un reto para los actuales proyectos de renovación urbana del Ayuntamiento de Sevilla.

 

Para garantizar el suministro de agua a las nuevas plantaciones, tanto de arbolado como arbustivas, se ha construido una nueva red de riego con acometida a la red de agua potable, con un sistema automático que garantizará más fácilmente la implantación y la conservación de la nueva vegetación.

El proyecto de obras también ha incluido la instalación de sistemas de drenaje urbano sostenible como medida para reducir los problemas de las escorrentías, sobrecargas y descargas, mejorando de este modo la evacuación del agua de lluvia y favoreciendo que se infiltre en el terreno. Y si este sistema redunda en un mejor aprovechamiento de este recurso para las nuevas plantaciones, para vigorizar el crecimiento de éstas se han llevado a cabo mejoras del terreno consistentes en la incorporación de zonas con suelo estructural, que ayuda al  crecimiento del sistema radicular del arbolado. Como complemento, se han protegido los pavimentos y las infraestructuras cercanas a los árboles con láminas antirraices, para que no se vean afectados por este crecimiento.

 

 

Todas estas mejoras se han sumado a la sustitución de las redes de agua, alcantarillado y alumbrado público, realizadas al principio de la actuación.  Esta última instalación de alumbrado público cuenta con luminarias de leds y sistema de telegestión, que contribuyen notablemente a la visibilidad nocturna de toda la zona y con ello a una mayor sensación de seguridad.

 

Entorno más accesible y seguro

Fuera del ámbito específico de la plaza también se han realizado actuaciones para mejorar su conexión con el entorno y eliminar las posibles barreras urbanísticas que antes la aislaban un poco más de éste. 

Lo primero ha sido eliminar el doble resalte del bordillo existente en todo el acerado perimetral que bordeaba la Plaza, que se ha constituido ahora al mismo nivel, resolviendo así las anteriores diferencias de altura. Y una vez nivelada la superficie, se han creado nuevos pasos de peatones para facilitar el acceso a la zona desde las calles de alrededor y hacer éste más seguro. 

Esta medida se ha complementado con otras concretas en materia de circulación y seguridad vial dirigidas a reducir la velocidad del tráfico en toda el ámbito circundante, especialmente en las proximidades de los dos centros educativos existentes, creando un paso de peatones elevado en plataforma única con la Plaza, que se destaca con círculos de colores a modo de llamadas de atención para reducir la velocidad.

 

 

 

Contribuyendo con la formación

Las obras de la Plaza del Olivo han representado también una oportunidad para mejorar la formación profesional de uno de los alumnos de un Ciclo Formativo del I.E.S. Inmaculada Vieira, que se ha acogido a un acuerdo de colaboración celebrado entre dicho Instituto y la empresa adjudicataria Peninsular de Obra Civil y Edificación S.L. para la formación práctica en Centros de Trabajo, regulado por la Junta de Andalucía. A lo largo de las 29 jornadas que ha durado esta formación práctica, este alumno de segundo curso del Ciclo Formativo de Fabricación y Montaje ha podido mejorar su cualificación profesional.

La implicación con la población de los entornos afectados por las obras, en términos de formación y empleo, es otro de los principios del Plan Reaviva que, en este caso, ha tenido en la mejora formativa de este alumno de la zona su reflejo.

Concluidas por completo las obras, la nueva Plaza del Olivo se exhibe orgullosa como el resultado de un trabajo responsable de todas las partes implicadas: administración, técnicos municipales, equipo profesional del Plan Reaviva, empresa contratista y, vecinos. Tan profundo ha sido el cambio que cuesta trabajo recordar cómo era este lugar antes, porque el de ahora se ha transformado, bajo una ilusión compartida, en un espacio público de calidad, recualificado y comprometido con la accesibilidad universal y la calidad ambiental; un espacio diseñado para favorecer la convivencia con todas las nuevas exigencias que ésta demanda, devuelto a los ciudadanos, y que invita al fin a ser vivido y disfrutado.


 

Entrevista. Rafael Márquez Gerente de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla

 

La reurbanización de la Plaza del Olivo se ha desarrollado en el marco del Plan Reaviva.  Háblenos de esta estrategia, ¿cómo surge y en qué consiste? 

El Plan Reaviva surge en el año 2016 como un planteamiento nuevo del Ayuntamiento de Sevilla, y en concreto de su Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente, a la hora de desarrollar determinadas actuaciones municipales de regeneración urbana, en el que la participación ciudadana juega un papel esencial en el proceso urbanístico, en algunos casos desde el diseño de los proyectos hasta su evaluación y pasando por la gestión.

Y este modelo de actuación se impulsa porque desde este Ayuntamiento creemos en la capacidad regeneradora de los barrios y en la potencialidad de la participación ciudadana como motor de acciones que favorezcan esa regeneración. Creemos por tanto en el papel de los ciudadanos y en su implicación para definir, gestionar, ejecutar y evaluar proyectos que puedan mejorar las condiciones urbanísticas de calles, y espacios verdes y libres en general, para que además de vivir cerca de ellos podamos sobre todo disfrutarlos.

El Plan Reaviva es, en esencia, un programa de microactuaciones en espacios públicos cuyo objetivo es conseguir dinamizar y recuperar estos lugares evitando su degradación y abandono a través de medidas medioambientales, de accesibilidad universal y de apoyo al peatón entre otras, que se basa en una forma nueva de actuación respecto de las que se han seguido hasta ahora, radicada en la participación de vecinos y ciudadanos en el proceso urbanístico, para que se reconozcan como actores del mismo. 

Se trata, sin duda, de un planteamiento urbanístico innovador que fomenta un cambio profundo en la gestión de la administración y con el que, estamos convencidos de que ganamos y nos enriquecemos todos. 

 

¿Cómo se articula esa participación ciudadana exactamente?

Esa participación ciudadana se ha articulado fundamentalmente a través de los distritos municipales, que en el caso de Sevilla son once, y con la implicación directa de Asociaciones de Vecinos, AMPAS y otros colectivos y fundaciones, con los que se han consensuado las actuaciones de mejora urbana a desarrollar en sus barrios en función de las necesidades y de sus preferencias. El nivel de participación e implicación vecinal no ha sido siempre el mismo sino que ha dependido de la complejidad y urgencia de los proyectos. Digamos que han existido hasta cinco niveles de participación. En los grados inferiores se situarían aquellos proyectos seleccionados a partir de peticiones de carácter urgente o prioritario, marcadas por los distritos. A un nivel medio de participación han respondido aquellas actuaciones que fueron propuestas por la Gerencia de Urbanismo y consensuadas con distritos y asociaciones de vecinos. En tercer lugar, la participación ha sido más intensa y directa en el caso de proyectos en los que los vecinos participaron desde su concepción, con una implicación abierta y continua en la redacción y en el diseño de los mismos. Por último, el nivel más alto de participación es el que se ha producido en aquellos casos en los que ciudadanos han formado parte no sólo de la concepción y desarrollo de los proyectos, sino de la gestión de los espacios públicos con posterioridad  a las obras de mejora de los mismos. A todos los niveles se han puesto en  marcha actuaciones de mejora urbana desde el año 2017 hasta ahora.

 

¿Cuántos proyectos exactamente se han desarrollado o se han impulsado con esta metodología de actuación?

Los principios del Plan Reaviva se han aplicado en la realización de unos 25 proyectos de mejora urbana en distintos barrios de Sevilla. Estas intervenciones comparten como denominador común los objetivos generales de fomentar una ciudad más accesible e inclusiva, recuperar espacios infrautilizados, dar valor a la periferia, reciclar y racionalizar los recursos y, apostar por el medio ambiente, entre otros. Algunas de las actuaciones han consistido en la reordenación de viarios públicos como los casos de las calles Baños, en pleno centro histórico de la ciudad, donde se ha peatonalizado un viario tradicionalmente congestionado por el trafico, y la Avda. Antonio Bienvenida, en el barrio sevillano de los Remedios, donde se ha creado un camino escolar antes inexistente. En los dos casos se ha conferido un nuevo diseño a estas vías, que se han convertido ahora en viarios preponderantemente peatonales, con diseños que los hacen mucho más transitables, amables y sostenibles. Otros ejemplos de actuaciones en distinto grado de ejecución son las proyectadas en plazas y espacios públicos de distintos barrios de la ciudad, como la actuación del Paseo de Bonanza cercano a la zona Universitaria de la Avda, de Reina Mercedes, reurbanizada por fases y concluida hace unos meses, la de la Plaza de la Candelaria en la zona de Tres Barrios del distrito Cerro-Amate y el parque Blanco White en el barrio de la Calzada del distrito Nervión, ambas obras recién adjudicadas y que comenzarán en breve; el Paseo de la O, en Triana, elegido por la Junta de Andalucía para su cofinanciación con cargo al Programa Autonómico de Regeneración del Espacio Público Urbano; o la Plaza del Olivo en la zona de la Macarena, cuya transformación integral acaba de finalizar.

 

¿Cómo están acogiendo los vecinos estas iniciativas?

Sin duda, muy bien, con entusiasmo y plena colaboración. Ha habido una gran respuesta en todos los casos con una implicación directa y activa. En el origen de los proyectos cuando se ha consultado a los residentes de las zonas afectadas y se les ha invitado a expresar sus opiniones han mostrado una total disposición a ello, que ha continuado después con un activo seguimiento del proceso y de las obras, en el caso en que ya se han realizado. Todo ello ha sido posible sin duda gracias al esfuerzo de los distritos municipales y de los equipos técnicos del Plan Reaviva y de la Gerencia de Urbanismo, que han encabezado las sesiones de reunión y han recogido las preferencias ciudadanas para plasmarlas luego en los proyectos de obras. Los resultados están siendo muy gratificantes para todos, porque son el fruto de un ejercicio de co-creción. En el caso de la actuación desarrollada en el Paseo de Bonanza, por ejemplo, se han creado nuevas superficies ajardinadas respondiendo a las demandas vecinales, participando los vecinos en las nuevas plantaciones de arbustos llevadas a cabo, y asmismo, están actualmente colaborando en las labores de mantenimiento y limpieza de estas superficies a través de una iniciativa que el Ayuntamiento ha querido impulsar denominada “adopta un alcorque”.

 

¿Cuál es el futuro de este proyecto? ¿Tiene el Ayuntamiento de Sevilla intención de mantener este enfoque en sus actuaciones?

El Plan Reaviva como programa de diseño de actuaciones de regeneración urbana de espacios degradados fue motivo de un contrato de asistencia técnica que ha concluido formalmente. El trabajo en este sentido está terminado, por ahora, pero para el Ayuntamiento de Sevilla el Reaviva pretende ser un plan marco, que inspire la forma en que se desarrollen las actuaciones municipales de regeneración urbana de ahora en adelante, por lo que se trata de un planteamiento para un desarrollo continuado en los próximos años. Hemos constatado las bondades de este modelo, que han sido reconocidas  incluso con galardones como el Primer Premio Andalucía de Urbanismo en la categoría de Mejor Actuación Planificada concedido al Plan Reaviva del Ayuntamiento de Sevilla por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía en noviembre de 2016. 

El reconocimiento a esta acción y a la planificación de la misma, nos reafirma en nuestro planteamiento y nos anima a seguir trabajando en esta línea, en el convencimiento de que la mejora continua de la ciudad y de los modos de vida dentro de la misma es tarea de todos, y que conjuntamente con el papel determinante del Ayuntamiento de Sevilla en esta empresa, está el de los ciudadanos, en este caso, los sevillanos, con el que este Ayuntamiento quiere seguir contando cada día de una forma más activa. 


361