Sanimobel cabecera
FCC web

Artículos y reportajes


La Mancomunidad de El Alberche apuesta por un nuevo modelo de recogida de residuos

La recogida bilateral con contenedores metálicos mejora la eficiencia y garantía del servicio

La Mancomunidad de El Alberche apuesta por un nuevo modelo de recogida de residuos
670

La Mancomunidad el Alberche fue constituida en junio del 1986 con una población cercana a los 15.000 habitantes y está asentada al oeste de la Comunidad de Madrid. Es la entidad encargada de la gestión de la recogida de residuos en las localidades de Sevilla la Nueva, Villamanta, Villanueva de Perales y Villamantilla. Tras más de una década recogiendo con su sistema tradicional de carga lateral da el cambio a carga bilateral.

Se trata de una acción impulsada por la Mancomunidad de Servicios el Alberche, gestora del servicio, con la ayuda de una empresa de amplia experiencia como Sanimobel, con el fin de optimizar la gestión de residuos urbanos y generar un entorno limpio y cuidado.

FCC Medio Ambiente, entidad que realiza el servicio de recogida, es la empresa del Grupo FCC que lleva a cabo, desde hace más de cien años, la prestación de servicios municipales y gestión integral de residuos y sirve a 66 millones de personas en más de 5.000 municipios. La compañía opera en un total de 11 países a través de una gran diversidad de servicios, como la recolección, tratamiento y reciclado, valorización energética y eliminación de residuos sólidos urbanos; la limpieza de vías públicas; el mantenimiento de redes de alcantarillado y la conservación de zonas verdes. Con el objetivo de reforzar el compromiso institucional en la mejora de recogida de residuos, desde la Mancomunidad de Servicios el Alberche se han adquirido también cerca de 400 nuevos contenedores para la recogida de residuos de las fracciones resto, envases y papel-cartón, adaptados a personas con movilidad reducida una parte de ellos, y que han supuesto una inversión superior al medio millón de euros. 

 

 

Este nuevo tipo de contenedores 100% metálicos de acero galvanizado, modelo NEO de Sanimobel, emplean para su recogida la última tecnología del fabricante con enganche kinshofer de recogida bilateral automática. Sanimobel ha sido la elegida para el suministro tras adjudicarse el concurso, al obtener la mayor puntuación frente a otras empresas nacionales e internacionales, gracias a sus características especiales como la estructura monocasco con laterales de una sola pieza,  las bisagras interiores en el contenedor, y su sistema reducido kinshofer. Sus bocas fabricadas en aluminio fundido de 8 milímetros, sus tambores de cierre amortiguado evitando salida de olores, además de la estética innovadora han dado como resultado ser la mejor opción para las necesidades de la Mancomunidad.

Sanimobel produce contenedores más robustos y resistentes al fabricarse mediante prensas de gran tonelaje, su vaciado es fácil y se hace por su parte inferior gracias a su diseño cónico, ofreciendo una más rápida evacuación frente a la de otros con porcentajes inferiores. Además disponen de un mayor volumen de depósito, llegando los instalados para papel hasta casi los 5 m3. La huella ambiental de estos equipos es limitada gracias a ser completamente reciclables al estar construidos totalmente con acero.

La Mancomunidad, tras la instalación y la puesta en servicio, está gestionando la compra de más unidades para la fracción orgánica y vidrio para así cumplir las nuevas directrices europeas de reciclaje y dar mejor servicio a sus ciudadanos, además de poder ser pionera en la Comunidad de Madrid en instalar las 5 fracciones con el mismo sistema de recogida bilateral automático.

 

 

Todas estas actuaciones, lideradas por las Mancomunidad, han tenido repercusión internacional. Varias delegaciones de otros países han visitado los municipios para conocer de primera mano el funcionamiento del nuevo sistema implantado, la última ocasión ha sido una visita de una comitiva francesa liderada por técnicos en recogida de residuos urbanos que ha conocido varios puntos de gestión para comprobar el funcionamiento del sistema, obteniendo buenas sensaciones sobre el funcionamiento y la eficacia demostrada. Técnicos de la Mancomunidad en colaboración con FCC Medio Ambiente han sido los encargados de la demostración del sistema y las soluciones incorporadas al servicio.

Dos operarios especializados, con más de una década de experiencia hacen las rutas de la Mancomunidad para realizar esta labor. Para ello han sido formados por la empresa Palvi, empresa que ha suministrado el sistema de recogida bilateral, para el manejo del sistema. Las nuevas frecuencias de recogida de residuos son: 

  • Orgánica. Seis días a la semana. 
  • Envases. Dos días a la semana, en lugar de uno. 
  • Cartón. Dos días a la semana, en lugar de uno. 

 

Un gran avance para la Mancomunidad

La implantación de la recogida bilateral supone un gran avance para la Mancomunidad en su objetivo de aumentar las tasas de recogida selectiva de residuos. Ahora los tiempos de recogida son de 6 horas para unos 80 contenedores de 5m3, lo que supone gestionar unos 400.000 litros de capacidad de recogida. Con el total del parque de nuevos contenedores instalado, unas 387 unidades, obtenemos una capacidad de 1.935.000 litros totales, que comparado con otros sistema de recogida supondría tener en las calles cerca de 800 unidades de contenedores, lo que supone una clara desventaja en la gestión, en los costes y en el uso del espacio público.

El nuevo sistema facilita la recogida a ambos lados optimizando así la compra de vehículos, pudiendo tener el mismo camión independientemente de donde este el contenedor. Otra ventaja del sistema es la facilidad de elevación sobre elementos que estén en paralelo con el camión, factor muy habitual en las calles, y que con el sistema anterior impedía la correcta recogida de un amplio número de contenedores. Además, este sistema se ayuda con hasta 5 cámaras de visión.

Durante el mes de noviembre, se han instalado los nuevos contenedores en las distintas ubicaciones de los municipios. Paralelamente, con el objetivo compartido de vecinos y Ayuntamientos de tener un entorno más limpio, se están mejorando las áreas de aporte con la ejecución de una base de hormigón y cartelería informativa, aspirando a crear entornos más limpios. 

Los nuevos contenedores disponen de una línea longitudinal para incorporarse en el suelo, permitiendo mantener la alineación de los equipos y ofrecer una mejor integración en el entorno.

 

 

 

Ventajas del sistema bilateral

1. Unificación de la carga en todos los flujos de recogida: recogida integral con un único sistema de recogida, con la consiguiente disminución de costes, y supresión del número de camiones de carga superior para prestar el servicio, y disminución de la huella de Carbono.

2. Aumento de la aportación de residuos al incrementar el volumen de recogida; favoreciendo una recogida de selectiva de calidad.

3. Posibilidad de recogida a ambos lados del contenedor, suponiendo un incremento de la seguridad, racionalización en la colocación de contenedores y rapidez de carga, favoreciendo la logística del servicio.

4. Los contenedores elegidos, son ignífugos, sin estar dotados de ningún material plástico, lo cual favorece la conservación, y durabilidad, así como un reporte económico al final de su ciclo de vida, que se ha estimado en un periodo mínimo de vida útil de 10 años.

5. Menores costes de mantenimiento.

6. Durabilidad mayor de los contenedores de hierro: Se aumenta el ciclo vida, el periodo útil de uso será superior a 10 años en contraprestación con los contenedores de plástico que cuya vida útil está estimada en 6 años aproximadamente.

7. Los contenedores serán troncopiramidales favoreciendo la no acumulación de suciedad adherida en la parte inferior, así como atascos en el uso diario.

8. Se consigue una homogeneidad en el aspecto visual del sistema, al incorporar un formato de contenedor homogéneo.

9. La recogida de residuos será más eficiente, de tal manera que, indirectamente, se verá incrementada la eficacia del servicio de limpieza en cada uno de los municipios en lo relativo a la limpieza de los puntos de contenerización.

 

 

 

Ventajas de los contenedores

• Están fabricados en chapa de acero galvanizado en caliente o directamente chapa galvanizada de espesor no inferior a 2 mm. Ausencia de cualquier parte plástica, por lo que no existe riesgo de incendio.

• Bisagras ocultas de rotación interna para carga pesada, lo que consigue mayor durabilidad de estos repuestos y funcionamiento.

• El diseño facilita el vaciado y limpieza del contenedor con ausencia de esquinas en ángulos, lo que se traduce en que no se acumule restos de residuos en el interior, una vez se haya realizado la descarga.

• El contenedor está revestido por pintura resistente a la corrosión interior y exterior.

• El volumen interior del contenedor está libre de obstáculos de manera que no se dificulte el depósito de los residuos en el interior del contenedor.

• El contenedor es estanco, de manera que no se producen vertidos de lixiviados mientras el contenedor se sitúe en el punto de contenerización o mientras se produzca su transporte.

• Los contenedores son conformes con la Norma UNE - EN 13701.


670