Sanimobel cabecera
FCC web

Artículos y reportajes


Gijón: hacia el desarrollo tecnológico, sostenible y social

‘Gijón smart light, smart city’ es un proyecto pionero que hará de Gijón una urbe inteligente e hiperconectada de referencia en Europa

Gijón: hacia el desarrollo tecnológico, sostenible y social
253

Publicado en:

200. Segundo trimestre (2022)
NÚMERO 200


ARCHIVADO EN:

Smart Cities

07/10/2022

TEMAS

Smart Cities

Sostenibilidad

Gijón

¿Cómo impulsar un modelo de ciudad sostenible, tecnológico y digital en el que los avances faciliten y promuevan un futuro más amigable y en el que se incorpore a la ciudadanía en el desarrollo? Esta es la pregunta que el Ayuntamiento de Gijón se formuló junto con ACCIONA Energía para concretar un innovador paquete de medidas que propiciará la modernización de sus servicios pÚblicos y logrará un desarrollo verde y digital de la ciudad.


A comienzos de 2022 se adjudicó a la entidad el contrato para la gestión digital de todos los servicios energéticos gijonenses durante los próximos 15 años por un importe total de 160 millones de euros. Esta cifra constituye la mayor inversión del sector público español en un contrato de Servicios Energéticos y su finalidad es convertir Gijón en una Smart City donde innovación, sostenibilidad y participación ciudadana sean sus ejes vertebradores.

Hablamos con Elena González Sánchez, Directora General de Servicios Energéticos de ACCIONA Energía, para conocer a fondo ‘Gijón smart light, smart city’, el proyecto sin precedentes que ejercerá como hoja de ruta para cumplir con los objetivos de la Agenda 2030 y hacer de ésta una urbe inteligente e hiperconectada de referencia en Europa.

La proyección de esta estrategia se remonta al año 2016, cuando el Ayuntamiento de Gijón firmó un Protocolo para la asistencia técnica con el Fondo Europeo de Eficiencia Energética para tener acceso a líneas de financiación de la Comisión Europea y poder desarrollar así un Plan Estratégico que permitiera mejorar su impacto ambiental. “Estas acciones incluyeron servicios de consultoría relacionados con la renovación integral del alumbrado, la mejora de la eficiencia en edificios e instalaciones municipales y la optimización del uso de la tecnología, tanto para mejorar la gestión inteligente de la ciudad como para optimizar su factura energética”, señala González.

 

Datos Gijón smart light, smart city

 

Con el objetivo de que Gijón avanzara hacia un modelo de ciudad inteligente, sostenible, tecnológica y digital, “desde el Ayuntamiento se diseñó en 2020 un pliego con el objetivo de incorporar propuestas que ayudaran a impulsar la gestión integral e inteligente del suministro energético, eléctrico y térmico del alumbrado público y de los edificios e instalaciones municipales; además de posibilitar el despliegue y operación de una red neutra, abierta e interoperable para el IoT”, comenta la Directora General.

 

‘Gijón smart light, smart city’ se enmarca en el contrato de servicios energéticos que ACCIONA Energía se adjudicaba a principios de 2022 y consiste en un proyecto a quince años que incluye áreas y líneas de acción muy diversas.

 

‘Gijón smart light, smart city’ se enmarca en el contrato de servicios energéticos que ACCIONA Energía se adjudicaba a principios de 2022 y consiste en un proyecto a quince años que incluye líneas de acción muy diversas con una previsión de impacto en áreas también muy diferenciadas. “El hito más significativo es que este proyecto ayudará a modificar el modelo de consumo energético en la ciudad. No sólo se conseguirá una mejor eficiencia energética, pues se espera un impacto similar a la eliminación de 150.000 coches o la plantación de medio millón de árboles, sino que la aplicación de la tecnología permitirá tomar mejores decisiones a nivel ciudad sobre iluminación en zonas poco frecuentadas, áreas o zonas comerciales más transcurridas, áreas de riesgo en cuestiones de seguridad ciudadana, etc.”, añade González.

En la misma línea, se contempla una decidida apuesta por iniciativas que impulsen y desarrollen comunidades energéticas, así como una mejora de las oportunidades laborales de diferentes colectivos en áreas vinculadas al desarrollo del proyecto mediante la adquisición de competencias técnicas y tecnológicas. El conjunto de medidas reducirá hasta un 68% el consumo eléctrico de los servicios municipales y de alumbrado público, y un 15% el consumo térmico gracias al descenso de las emisiones de CO2 en al menos un 30%.

“La ciudad de Gijón siempre ha tenido una posición de liderazgo en lo que a cuestiones de innovación y sostenibilidad se refiere, y teniendo en cuenta las exigencias medioambientales que nos rodean, los objetivos marcados en la Agenda 2030 y el resto de normativas europeas, era un objetivo principal mejorar la eficiencia energética de la ciudad y plantearse una descarbonización progresiva del sistema de la mano de un especialista energético como ACCIONA Energía en un proyecto de larga duración”, apunta la dirigente.

 

Ejes Gijón smart light, smart city

 

La finalidad de este proyecto es acelerar el proceso de transición verde, energética y digital y favorecer a su vez la participación ciudadana y el desarrollo social y de igualdad de oportunidades en la ciudad. Existen cuatro líneas a desarrollar: conseguir una ciudad moderna y adaptada a nuevas tendencias, capaz de poner la innovación tecnológica al servicio de la ciudad; una ciudad conectada que utilice los avances tecnológicos para una toma de decisiones más inteligentes; una ciudad sostenible que se valga de la innovación para mejorar la eficiencia y reduzca el impacto ambiental y, por último, una ciudad participativa que fomente la igualdad de oportunidades e impulse proyectos capaces de responder a los retos de futuro.

 

La finalidad del proyecto es acelerar el proceso de transición verde, energética y digital y favorecer a su vez la participación ciudadana y el desarrollo social y de igualdad de oportunidades en la ciudad.

 

González afirma que para conseguirlo se desarrollarán diferentes líneas de actuación, que contemplan la inversión en material, obras y suministros para modernizar toda la red de luminarias y optimizar la eficiencia energética de los edificios municipales, así como el mantenimiento, actualización y renovación del suministro. También se prevé la explotación de la gestión energética, con el fin de usar tecnología para modernizar la gestión de servicios públicos.

“De manera transversal a este proyecto se desarrollará la gestión de un centro de Innovación Social para apoyar actividades que impulsen los cuatro ejes clave del proyecto: innovación, sostenibilidad, igualdad y responsabilidad social corporativa. Este cambio será clave a la hora de favorecer un consumo energético alternativo, además de facilitar que la ciudad avance de manera ágil hacia un modelo de ciudad inteligente. Este tipo de proyectos es una verdadera novedad a nivel nacional por incorporar líneas de trabajo que unifican tecnología, innovación social y eficiencia energética en un escenario global que comprende la totalidad de distritos gijonenses”, puntualiza la dirigente.

Las actuaciones previstas se dividen en numerosas propuestas innovadoras. Por una parte, se renovarán las luminarias en toda la ciudad, incorporando tecnología LED y sensórica de control, lo cual ayudará a optimizar el gasto energético y también a tomar mejores decisiones sobre consumos; además de optimizar los niveles lumínicos en diferentes áreas de Gijón. Toda la energía suministrada en la ciudad es de origen 100% renovable y se han planteado varias propuestas de Instalaciones fotovoltaicas.

Por otra parte, se contempla un gran despliegue de la digitalización en la ciudad. Se instalarán tecnologías y dispositivos que ayuden a mejorar la eficiencia de edificios municipales que a su vez propicien la consecución de nuevos hitos relacionados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible en diferentes distritos.

“La digitalización es el eje vertebrador del desarrollo de cualquier sistema. A nivel municipal, ayuda a las Administraciones a incorporar datos decisivos para mejorar la toma de decisiones y hacer que éstas sean más inteligentes y contextualizadas. Facilita procesos de innovación abierta, ya que incorpora distintos canales de participación en los que la ciudadanía pueda estar al tanto de avances y proyectos de la ciudad y también facilita procesos de votación y toma de decisiones”, asegura González.

La tecnologización también resulta clave a la hora de mejorar y agilizar procesos, pues contar con una red interconectada permite agilizar cualquier gestión, además de ofrecer la posibilidad de adaptarse a las necesidades y eventualidades de los proyectos que se implementen. “El desarrollo de la digitalización en la ciudad también implica el acompañamiento de la Administración hacia el desarrollo de competencias digitales. En este sentido, dentro del proyecto se promoverán y desarrollarán formaciones para desarrollar competencias relacionadas con IoT, gestión de datos, manejo digital básico, o competencias STEM”, añade la dirigente.

 

 

La movilidad también tiene una notable relevancia en esta transformadora iniciativa. ACCIONA Energía se ha comprometido a utilizar vehículos 100% eléctricos para el desarrollo de las prestaciones incluidas en el contrato, además de proponer la instalación de puestos de recarga eléctrica conectados a la red de alumbrado público. Elena González avanza que la entidad participará en todos aquellos proyectos que se desarrollen en el Ayuntamiento en torno a la movilidad sostenible, por ejemplo estudiando la viabilidad de incorporar tecnologías de hidrógeno en la flota de la empresa municipal de transportes.

Asegura que se ha involucrado a la ciudadanía a la hora de elegir el diseño de los modelos de luminarias para las diferentes zonas de la ciudad a través del portal de participación ciudadana del Ayuntamiento, declarando con este pequeño acto las intenciones del proyecto, que es contar con la ciudadanía como un elemento vertebrador para su propio desarrollo.

“Esta participación cobra vida a través del eje de Innovación Social del proyecto, mediante el cual se desarrollarán iniciativas que integren tecnología, digitalización, inteligencia artificial y Objetivos de Desarrollo Sostenible. También se concretará en un centro de Innovación Social, a través del cual se apoyará al tejido emprendedor de la ciudad cuyas soluciones guarden relación con el proyecto. Se impulsarán comunidades de datos y tecnología, así como espacios y actividades en los que la participación ciudadana sea clave para tomar decisiones sobre el futuro sostenible de la ciudad”, apunta González.

Más allá de la vertiente puramente técnica del contrato, se contempla la promoción de proyectos de formación y acompañamiento para el desarrollo de competencias profesionales con el fin de “favorecer la generación de oportunidades de empleo en diferentes colectivos de Gijón, pasando desde el IoT, el desarrollo de competencias digitales, el empoderamiento de mujeres en puestos de dirección dentro de sectores técnicos y tecnológicos o la gestión y la explotación de datos”, señala la directora.

De esta forma, “desde ACCIONA Energía apostamos por un Gijón futuro amigable que avance hacia el desarrollo tecnológico, sostenible y social sin dejar a nadie atrás, que cuente y aproveche toda su diversidad para crecer en equilibrio y sea un referente”, concluye Elena González.

No cabe duda de que, si bien el futuro de la ciudad se proyecta inmerso en nuevas tecnologías y continuos procesos de digitalización e hiperconexión, también estará en gran medida modelado por el papel primordial que los gestores están asignando a la participación ciudadana, donde la toma de decisiones se torna hacia un modelo bottom up -de abajo hacia arriba- donde la integración de la opinión pública en las políticas ciudadanas resulta esencial para la gobernanza de Gijón.

 


Decálogo de compromisos adquiridos por los firmantes con la ciudad y sus habitantes

1. Poner los medios para lograr una ciudad moderna, inteligente y sostenible, donde el suministro energético y su gestión facilite una transición energética justa.

2. Mejorar la gestión energética de la ciudad aportando valor a la sociedad, de manera que la eficacia y eficiencia permita mejorar los servicios públicos a la vez que reducimos nuestra huella de carbono.

3. Lograr una iluminación más eficiente, reduciendo el consumo, y optimizando su uso por medio del uso de la tecnología, como el internet de las cosas, y sin perder de vista las tendencias y avances en la materia, para seguir mejorando.

4. Promover e impulsar la investigación y la mejora del conocimiento entre todas las personas y empresas para caminar hacia un futuro próspero.

5. Intensificar el protagonismo de la ciudadanía en la identificación de retos y búsqueda de soluciones como ciudad, poniendo al servicio de las personas los espacios físicos y digitales necesarios.

6. Formar y orientar a los niños y niñas para crear un futuro en el que la sostenibilidad medioambiental, económica y social sea la prioridad de todos y todas.

7. Aprender y valorar la experiencia de las personas de diferentes sectores, intereses, orígenes, capacidades y edades, teniendo en cuenta su conocimiento y necesidades, fomentando el intercambio y poniendo en valor la riqueza de la diversidad.

8. Orientar la divulgación del proyecto por medio de la responsabilidad social corporativa, caminando hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda Urbana por medio de la digitalización e innovación social, con el compromiso de no dejar a nadie atrás.

9. Eliminar la desigualdad de género en el ámbito de la transición energética como eje transversal a la vida de la ciudad, visibilizando el papel de las mujeres directivas y profesionales técnicas del sector, rompiendo estereotipos y acercando las carreras ligadas a la ingeniería, análisis de datos, energía y tecnología en general, ya que las sociedades y entidades igualitarias, son también más prósperas.

10. Evolucionar y adaptarnos, escuchar y aprender, pensar desde lo colectivo para que la ciudad del futuro sea amigable con las personas y el medioambiente.


253