Sanimobel cabecera
FCC web

Artículos y reportajes


El AMB implanta el plan de mejora de la biodiversidad de las playas metropolitanas

El Plan de mejora de la biodiversidad de los parques y las playas metropolitanas es un proyecto que recopila un total de 48 actuaciones en las playas y en los espacios verdes urbanos

El AMB implanta el plan de mejora de la biodiversidad de las playas metropolitanas
225

Publicado en:

199. Primer Trimestre (2022)
NÚMERO 199


ARCHIVADO EN:

Medio Ambiente

03/06/2022

TEMAS

Sostenibilidad

El Plan de mejora de la biodiversidad de los parques y las playas metropolitanas es un proyecto que recopila un total de 48 actuaciones en las playas y en los espacios verdes urbanos. Se trata de un conjunto de criterios sostenibles integrados dentro de la gestión y el mantenimiento de estos espacios abiertos, con el objetivo de aumentar la biodiversidad en la metrópolis de Barcelona, mejorando la calidad de vida y la salud de las personas. Además, la publicación también recoge un total de 18 recomendaciones relacionadas con la educación ambiental, ciencia y participación ciudadana.

 

El Plan de mejora de la biodiversidad de los parques y las playas metropolitanas es un proyecto que recopila un total de 48 actuaciones en las playas y en los espacios verdes urbanos.

 

 

Las actuaciones más relevantes en las playas metropolitanas

• Sistemas dunares en el litoral metropolitano sur:  A día de hoy podemos disfrutar de una franja de dunas prácticamente continua a lo largo de 17km. Uno de los mayores logros ha sido la creación de nuevas dunas y el refuerzo del frente de duna de las existentes. Los sistemas dunares son elementos naturales que sirven de escudo para proteger las playas frente los temporales y la regresión de arena, potenciando a la vez la biodiversidad y la naturalización de unos espacios frecuentados por más de 10 millones de usuarios durante la temporada de verano.

• Eliminación de plantas invasoras y exóticas: la finalidad es eliminar especies que no pertenecen a la biodiversidad natural de una zona. Habitualmente no tienen depredadores o competidores por lo que se extienden sin control y acaban cubriendo la superficie de las dunas. La vegetación se retira principalmente de forma manual, solo en los casos de ejemplares grandes se utiliza algún tipo de maquinaria, siempre respetando al máximo el entorno. Des de 2015 se han retirado un total de 135 toneladas.

 

 

• Protección perimetral de la vegetación de las zonas dunares: consiste en delimitar las zonas dunares con cierre de palo y cuerda. De este modo queda diferenciado el ámbito dunar de las zonas de recreo para los usuarios y se hace compatible el uso recreativo con la recuperación y preservación del espacio dunar. El cierre perimetral permite reducir la presencia de perros y de personas dentro de las dunas. Esta actuación es imprescindible para recuperar los sistemas dunares, permitir la colonización de la vegetación dunar y fomentar la presencia de fauna como la lagartija cenicienta, en conejo y el chorlitejo patinegro. Actualmente hay 21.700 metros lineales de palo y cuerda y 1.000 placas informativas instaladas en el propio cierre.

 

 

• Plantación de barrón y otras especies de zonas dunares: el barrón (Ammophila arenaria) es la especie principal que ayuda a fijar la arena puesto que la captura y la retiene favoreciendo su acumulación. Las plantaciones de barrón y de otras especies propias de sistemas dunares ayudan al proceso de formación de dunas o consolidan las existentes, disminuyendo así la erosión de las playas y enriqueciendo la biodiversidad de estos ecosistemas. Esta primavera se han plantado 3.000 plantas. Los últimos 5 años se ha llegado a más de 13.000 ejemplares plantados.

 

El Plan de mejora de la biodiversidad de los parques y las playas metropolitanas aglutina criterios sostenibles integrados dentro de la gestión y el mantenimiento de estos espacios, con el objetivo de aumentar la biodiversidad en la metrópolis de Barcelona.

 

• Protocolo de actuación con la nidificación de la tortuga boba: el AMB con colaboración con el CRAM (Fundación para la conservación y recuperación de animales marinos) ha elaborado un díptico informativo y ha realizado sesiones formativas explicando a los operarios de mantenimiento y personal técnico como actuar en caso de encontrarse animales marinos en las playas. Los últimos años se ha visto incrementado el avistamiento de tortugas que salen a nidificar en la costa catalana.

• Fomento de la nidificación del chorlitejo patinegro y chorlitejo chico: la propuesta traducida en un protocolo de actuación, contempla acciones orientadas a la reducción de los principales impactos negativos que padece o puede padecer la especie en las playas metropolitanas (estorbo humano, estorbo y depredación por parte de perros, alteración de su hábitat, etc). El periodo de cría del chorlitejo patinegro va del 1 de marzo al 31 de julio. El pasado año se observaron 3 parejas de chorlitejo chico en la playa del Remolar de Viladecans, playa que durante el periodo de cría permanece cerrada al público para favorecer su presencia y reproducción.

• Limpieza de las playas con menor impacto ambiental: estos espacios abiertos son verdaderos sistemas naturales y es por eso que el mantenimiento y la limpieza tienen que ser compatibles con el funcionamiento del medio natural. Esta gestión transversal de las playas como elemento vertebrador de la infraestructura verde implica realizar la limpieza manual en zonas protegidas, adaptar las frecuencias de cribado de la playa por sectores y temporadas (siendo mayores los primeros metros de la orilla y nulas en la proximidad a las zonas dunares), respetar los periodos de nidificación, establecer protocolos de valorización de los residuos vegetales post temporal o incorporar sensores en los contenedores de playas para reducir al mínimo el paso de vehículos por la arena y sus emisiones.

• Elementos informativos: el AMB ha instalado nuevas señales informativas en las playas con el objetivo de poner en valor los espacios dunares. Son recursos educativos para observar, identificar y estudiar la flora y la fauna, conocer sus relaciones y la importancia que tienen en nuestro entorno.

 

 

 

La importancia de la biodiversidad y las funciones de las playas metropolitanas

La biodiversidad es una característica fundamental para que estos espacios naturales funcionen adecuadamente y sean capaces de ofrecer más servicios ecosistémicos a la población, es decir, beneficios que la natura puede ofrecer a la sociedad. Por ejemplo, el hecho de preservar los sistemas dunares hace que estos sean un reservorio de arena importante a la vez que la primera barrera natural frente a los temporales, esto protege los paseos marítimos y las infraestructuras que se encuentran detrás y también ofrecen más capacidad de recuperación al sistema delante de futuras perturbaciones.

 

La biodiversidad es una característica fundamental para que estos espacios naturales funcionen adecuadamente y sean capaces de ofrecer más servicios ecosistémicos a la población.

 

Las playas metropolitanas son imprescindibles tanto a escala social como a nivel ambiental. Socialmente, favorecen la salud física y psíquica de las personas gracias al contacto con la naturaleza. A su vez, son espacios de encuentro y relación, de recreo, de reflexión y de descanso. También presentan un gran potencial como espacios para la educación y la sensibilización ambiental, por eso, el Plan de mejora de la biodiversidad contempla todas las actividades pedagógicas que se hacen en estos espacios abiertos destinadas a colegios y familias: jugatecambiental, ciclo de actividades, programas educativos y proyectos participativos. Este curso escolar 2021-2022 más de 400 escolares ya han desarrollado programas educativos en las playas.

A escala ambiental, son el hábitat y el refugio de diferentes especies de animales, son un espacio de biodiversidad, son un reservorio de arena muy importante y un elemento natural de defensa delante de la subida del nivel del mar y los efectos de los temporales.


225