Sanimobel cabecera
FCC web

Artículos y reportajes


Control y gestión de la vegetación en carreteras, un servicio preventivo clave para la seguridad vial

Control y gestión de la vegetación en carreteras, un servicio preventivo clave para la seguridad vial
1941

Publicado en:

190. Cuarto Trimestre (2019)
NÚMERO 190


ARCHIVADO EN:

Medio Ambiente

12/06/2020

TEMAS

ACCIONA

📥 Puedes descargar el artículo completo en PDF aquí.


 

En la actualidad, la conservación de una red de carreteras consiste, más que en acciones destinadas a reparar los daños producidos, en actuaciones que eviten que estos lleguen a producirse. Este es el motivo por el cual la conservación adquiere un importante carácter preventivo que requiere de una efectiva programación en el tiempo. Esto permite ahorrar altos costes derivados de la reconstrucción y, sobretodo, garantiza la calidad de las vías y, por consiguiente, se traduce en un aumento de la seguridad vial. Entre las diferentes actuaciones destinadas a la conservación de las redes viarias, la gestión de la vegetación en los márgenes de las carreteras es una de las más importantes.

Esta Red Viaria cuenta con una extensión total de 1.119,35 kilómetros y está divida en tres categorías: Red Principal (260,83 km); Red Complementaria (389,32 km) y Red Local (469,20 km).

Para poder gestionar y planificar eficientemente el mantenimiento integral de estas vías, ACCIONA y su socio cuentan con cuatro grupos de trabajo, diferenciados según sus funciones.

 

 

El primer grupo se ocupa de los trabajos de inspección, vigilancia y control de invasión de elementos vegetales en la zona de circulación de los vehículos. La actuación de este equipo de trabajo evita importantes riesgos para la seguridad vial como la pérdida de visibilidad en rectas, curvas o cambios de rasante; la disminución de gálibos y modificaciones del trazado; el deterioro del firme por la acción de las raíces o la disminución de la funcionalidad de las vías.

El segundo equipo de trabajo se encarga de las actuaciones de control de la vegetación espontanea en los márgenes y medianas de las carreteras. Además de potenciar el aspecto estético de las carreteras, con las actuaciones de este grupo se pretende aumentar la visibilidad del trazado, así como de las señales verticales y de los elementos de balizamiento, garantizando con ello las condiciones de seguridad vial en la conducción. Por otro lado, estas labores minimizan las posibilidades de plagas de especies invasoras y reducen el riesgo de incendio, sobre todo en verano y, favorecen el drenaje en caso de lluvias intensas. Además, el buen estado de los márgenes de las vías facilita el estacionamiento en caso de emergencia.

Por otro lado, el tercer grupo se ocupa de la gestión del arbolado- a través de talas, podas o trasplantes-, así como de los trabajos de mejora, que incluyen nuevas plantaciones o ajardinamientos de rotondas y, por último, de la instalación de sistemas de riego localizado para garantizar un uso sostenible y eficiente del agua. A través de estas actuaciones se logra mantener una estructura y un desarrollo adecuado de los árboles en el entorno en el que están situados, respetando en todo momento los las características propias y los patrones de crecimiento de cada uno de ellos, sin poner en riesgo a personas o bienes cercanos y evitando que interfieran en la seguridad vial.

 

 

Todas estas labores de mantenimiento, -especialmente los tratamientos fitosanitarios y de heridas por cortes y desgarros; el mantenimiento de la estructura funcional; la sustentación artificial y la eliminación de árboles muertos o peligrosos y de tocones-, se realizan siempre por personal cualificado.

Por último, el cuarto equipo se encarga de la gestión informatizada del servicio, dividida en cinco fases correlativas: toma de datos de campo; volcado de la información sobre el Sistema de Información Geográfica (SIG); análisis de la información y definición del Programa de Actuaciones; presentación del borrador, revisiones y entrega final y, para terminar, mantenimiento y actualización de la base de datos.

Durante el primer año de la prestación de estos servicios por parte de ACCIONA y su socio en las carreteras interiores de Gran Canaria, la UTE ha realizado un informe inicial que contiene el inventario del arbolado viario, compuesto por un muestreo significativo de árboles que representa el total de la masa arbolada de los márgenes de las vías.

El informe recoge datos de parámetros de gran interés para la gestión, como la geolocalización de cada ejemplar, su género, altura, diámetro y estado estructural y de estabilidad; especialmente del arbolado de gran porte que pueda generar peligro potencial, estado fitosanitario, afección a los elementos de la vía, señalización y valor paisajístico y ecológico del ejemplar.

 

 

La metodología llevada a cabo para realizar este informe inicial ha respetado las diferentes fases. En primer lugar, se identificaron todas las carreteras que conforman la Red Viaria Insultar objeto del contrato. Seguidamente se ha localizado y georreferenciado el número total de árboles y palmeras presentes en los márgenes de dichas carreteras, teniendo en cuenta su proyección de copa y la posible afección al tráfico rodado, así como a las infraestructuras colindantes y demás usuarios de la red viaria insular.

Por último, se ha realizado un análisis de la información recabada para determinar las características más importantes de los ejemplares sobre los que se va intervenir, para poder así definir la planificación de los trabajos a realizar durante la duración del contrato.

Con todos estos datos recabados, ACCIONA y su socio disponen de la información necesaria para elaborar el Plan de Gestión, Mapa de Riesgos y la Propuesta de Planificación de los trabajos a realizar a lo largo del contrato.

De igual forma, la UTE está elaborando un Informe inicial y Plan de Gestión para el control de adventicias presentes en los márgenes de estas carreteras; herramientas imprescindibles para elegir los tratamientos más adecuados en cada tramo: tratamientos químicos; desbroce manual y/o mecánico; tratamiento especial de rabo de gato, o tratamientos alternativos (técnica del vapor, del arenado, etc.)

 

 

De esta forma, para todas las labores relacionadas con la conservación de los márgenes de las vías, la UTE lleva a cabo desbroces selectivos respetando las plantas autóctonas en zonas de especial sensibilidad ecológica y utiliza métodos inocuos a base de vapor de agua y otras sustancias no nocivas como tratamientos herbicidas.

Con respecto a las actuaciones relacionadas con la arboricultura, también se han puesto en marcha medidas sostenibles, como la sustitución de los árboles talados por riesgo de caída o por mal estado por especies autóctonas o la reutilización de la madera con fines energéticos domésticos y del ramaje y follaje para el compostaje o cama de ganado. Unido a todas estas iniciativas, los servicios de ACCIONA incluyen una serie de mejoras que potencian los beneficios de estas prestaciones.

 

 

Además, y de manera transversal en todas sus actividades y grupos de trabajo, ACCIONA lleva a cabo una gestión eficiente de la programación de las labores y del uso de la maquinaria y de los vehículos. Además, la Compañía cuenta con el certificado de Sistema Integrado de Gestión de Calidad y Medioambiente bajo la norma ISO 14001 y Declaración ambiental EMAS.


1941