Sanimobel cabecera
FCC web

Artículos y reportajes


Accesibilidad, inclusión, equidad: los tres pilares de un parque infantil

La naturaleza colectiva de estas áreas infantiles ha puesto de manifiesto en los últimos años la necesidad de incluir una serie de parámetros obligatorios de accesibilidad

Accesibilidad, inclusión, equidad: los tres pilares de un parque infantil
576

Los parques infantiles se configuran como una pieza clave dentro del urbanismo de cualquier ciudad. La naturaleza colectiva de estas áreas infantiles ha puesto de manifiesto en los últimos años la necesidad de incluir una serie de parámetros obligatorios de accesibilidad universal, para de esta manera garantizar un disfrute adaptado a las necesidades y condiciones de cada niño.


 

Los parques infantiles se configuran como una pieza clave dentro del urbanismo de cualquier ciudad. Es en este espacio donde los niños pueden ejercer libremente su derecho al juego mientras desarrollan la creatividad, sus destrezas motoras o las habilidades de socialización, entre otras. Precisamente, la naturaleza colectiva de estas áreas infantiles ha puesto de manifiesto en los últimos años la necesidad de incluir una serie de parámetros obligatorios de accesibilidad universal, para de esta manera garantizar un disfrute adaptado a las necesidades y condiciones de cada niño.

Con la finalidad de ampliar conocimiento acerca de la importancia que la proyección de áreas inclusivas tiene, no solo para la integración de individuos heterogéneos en un mismo espacio, sino el propio desarrollo saludable de las ciudades, Miren Jiménez Azpilicueta, presidenta de Afamour; Jose María Fariñas García, director de ASES XXI, entidad encargada de certificar la calidad y la seguridad de instalaciones; Elizabeth N. Defranchi, diseñadora en HAGS SPAIN y Mercedes Rodés, directora general de KOMPAN España, Italia y Portugal, desgranan sus líneas de actuación, proyectos, soluciones y objetivos en esta pieza.

Miren Jiménez explica que a la hora de proyectar un área de juegos inclusiva “no existe un elemento accesible como tal, sino que debe tenerse en cuenta que dentro de estos espacios infantiles hay distintos tipos de accesibilidad, adaptada a cada tipo de niño y sus necesidades. Algo que estimo fundamental es que sea un juego para todos, en el que nunca se segregue a los individuos por grupos. Desde un punto de vista lúdico debe estar muy trabajado para que cuente con los elementos necesarios, ideando criterios comunes que sirvan a un conjunto heterogéneo, creando así áreas útiles para todos”.

 

"Hay una conciencia global en todo aquello que engloba la accesibilidad, pero muchas veces las normas llegan a posteriori".- Miren Jiménez, presidenta de Afamour

 

Desde su entidad, Afamour, consideran que la accesibilidad es todo aquello que tiene que ver con cómo se crea y proyecto una zona de ocio. “Cuando se está diseñando un espacio público, con la gran importancia que tienen, no debe atenderse solo a los elementos físicos del mismo, sino que debe adoptarse una mirada mucho más global que los contemple como centros de reunión de toda la ciudadanía. Los parques infantiles son fundamentalmente para los niños, pero cada existe vez más interrelación entre los niños, entre éstos y los adultos, y los adultos entre sí con el entorno, la cultura, etcétera. Esta nueva visión tiene que ver con conceptos muy amplios de hacer ciudadanía y es aquí donde entra la inclusión”, comenta Jiménez.

Mercedes Rodés alega que el juego inclusivo y el diseño universal “dan la bienvenida a todos los usuarios, independientemente de sus habilidades. Un diseño de zona de juego accesible, inclusivo y universal debe tener en cuenta la más amplia gama posible de usuarios; niños, padres y cuidadores, con y sin diversidad funcional y/o movilidad reducida”. Rodés explica que KOMPAN sitúa a los niños en el centro del proceso de diseño, “el espacio de juegos debe ser un lugar accesible en el que todos los niños pueden acceder y desplazarse de forma segura; un espacio inclusivo, para que los niños y niñas se diviertan juntos conociendo sus diferencias y solidario, en el que se fomenten los valores sociales, como la amistad y el compañerismo. Además, debe incluir elementos de juego que fomenten la cooperación para que los niños puedan practicar y desarrollar sus habilidades sociales”.

 

 

De igual manera, Jose María Fariñas comenta que la inclusión debe atender al derecho de todas las personas a reunirse con indiferencia de sus capacidades. “El diseño accesible a nivel normativo hasta ahora ha sido nulo, pero afortunadamente ya se ha legislado, y si bien la nueva norma resulta poco concisa, al menos ahora tenemos la certeza de que las empresas, los paisajistas, los arquitectos, los entes públicos, etcétera, trabajan en línea con el cumplimiento de unos determinados requisitos legales en materia de parque infantiles”.

Fariñas explica que las primeras normas regulatorias de los parques infantiles se publicaron en el año 89 y posteriormente han sufrido varias actualizaciones a lo largo de los años. “La tendencia ha sido al alza en cuanto a incrementar las exigencias requeridas y desarrollo dentro de las propias normas, aunque a mi pesar en algunos puntos concretos se ha optado por legislar de manera más laxa para así fomentar la construcción de estas instalaciones. Como punto positivo, a partir del 2021 se exige por ley una inspección independiente de las instalaciones de carácter anual; eliminando de esta manera la posibilidad de que no se ejecute una inspección postinstalación o que ésta sea realizada por el propio instalador como garantía de sus productos, lo cual derivaba siempre en una calificación positiva”.

 

"El diseño accesible a nivel normativo hasta ahora ha sido nulo, pero afortunadamente ya se ha legislado, aunque la nueva norma resulta poco concisa".- Jose María Fariñas, director de ASES XXI

 

Miren Jiménez expone que “hay una conciencia global en todo aquello que engloba la accesibilidad, pero muchas veces las normas llegan a posteriori. Cada vez son más las administraciones locales que valoran las áreas infantiles como espacios que prestan un importante servicio a la ciudadanía y que deben ser válidas para todos, lo cual está propiciando que se trabaje en nueva normativa. De manera innegable este es el camino a seguir y cada vez la accesibilidad se irá tornando algo más imprescindible”.

En la empresa HAGS conocen de cerca todos los nuevos parámetros que están siendo ahora exigidos por ley, pues la inclusión ha formado parte de su ADN desde los orígenes de la empresa en Suecia. Desde los años 70, los ingenieros y diseñadores de la entidad comenzaron a colaborar con la Universidad de Estocolmo para hallar soluciones que permitieran diseñar juegos infantiles para todas las personas y capacidades. “Pese a que ya en el año 94 HAGS contaba en su catálogo con juegos con rampas de acceso, juegos de demarcación táctil y un asiento de columpio adaptado, la inclusión como área distinguida ha tomado especial fuerza estos últimos años, propiciando que todos los niños y niñas tengan un acceso equitativo al juego mediante un diseño determinado”, señala Elizabeth N. Defranchi.

 

"Esperamos que las autoridades sean más conscientes de que el juego durante la infancia es una pieza clave para el desarrollo".- Elizabeth N. Defranchi, diseñadora en HAGS SPAIN

 

Según la ‘Guía rápida sobre el tipo de elementos de juego para diferentes condiciones’, elaborada por la entidad y  tomada como referencia para sus actuaciones, el parque inclusivo ideal es aquel que cumple con la normativa y se erige como un espacio seguro para el juego cooperativo. Se trata de un área acogedora donde al menos tres actividades están diseñadas para que una persona con dispositivos de ayuda a la movilidad pueda utilizarlas, e incluye juegos con tres niveles de dificultad para estimular el sistema vestibular y la propiocepción, entre otros.

En materia de seguridad, Jose María Fariñas explica que muchas administraciones se quedan cortos en lo que respecta a la instalación de parques infantiles seguros. “Muchas no cumplen escrupulosamente con el real decreto de seguridad general de los productos que les aplica, aún a sabiendas de que toda administración competente debe garantizar la seguridad de cualquier equipamiento que pone al servicio del ciudadano y si hay normativa debe tomarla como referencia. La nueva ley que exige realizar una inspección independiente de carácter anual será una muy buena herramienta para garantizar que los parques se estén instalando correctamente, pues muchas veces quienes proceden a ello no están capacitados para tal fin o provienen de la propia empresa fabricante”.

Jiménez comenta que desde Afamour se autodenominan expertos en seguridad. “Como representes de los fabricantes más importantes de España tenemos claro que siempre fabricamos según normativa, incluso si no es de obligado cumplimiento, además de certificar siempre las áreas. Cualquier cosa por debajo de estos parámetros ni se contempla. Todos tenemos claro que un parque es una zona segura y debemos tener una mirada global que tenga en cuenta el producto, pero también el espacio que ocupa, sus alrededores o dónde se emplaza”.

 

 

La motivación que persigue HAGS al crear sus productos es eliminar las etiquetas para que todos se sientan iguales ante el juego, independientemente de sus capacidades físicas y psíquicas. “Hay que tener en cuenta los distintos tipos de discapacidad y sus grados, pues la mayoría de soluciones se centran en la discapacidad física. La motivación principal es que no importe tu condición para disfrutar del juego, y afortunadamente el diseño inclusivo de estos espacios será esencial en todos los parques infantiles que se proyecten de ahora en adelante, así como de los que se tengan que remodelar”, puntualiza Defranchi.

En el KOMPAN Play Insitute, organismo dedicado a diseñar, desarrollar, documentar e investigar juegos y parques infantiles, a raíz de observar y constatar que cada niño tenía sus características, fortalezas y debilidades, decidieron crear diferentes soluciones para que cualquiera pudiera disfrutar del juego. A raíz de sus numerosos estudios, Mercedes Rodés explica que en KOMPAN han identificado una serie de fallas en la proyección tradicional de las áreas infantiles, siendo las principales “las dimensiones del parque; la falta de valor lúdico; la obviedad en el recorrido y el diseño poco original; la utilización de materiales de baja calidad y durabilidad; la falta de certificados y el empleo de materias poco sostenibles”.

 

"Un diseño de zona de juego accesible, inclusivo y universal debe tener en cuenta la más amplia gama posible de usuarios".- Mercedes Rodés, directora general de KOMPAN España, Italia y Portugal

 

Las zonas de ocio infantil en las ciudades deben proyectarse como una necesidad básica para el desarrollo, crecimiento, aprendizaje o socialización de los individuos, áreas donde no exista discriminación alguna y se juegue de manera equitativa sin atender a las características físicas, psíquicas o motoras de cada individuo. La presidente de Afamour estima que debería existir “una prescripción facultativa que exigiese la obligatoriedad de que los niños acudan al parque, y más después del Covid. En la memoria de cada individuo hay un área de juego de la infancia, se queda en nuestro ADN”.

Jiménez remarca que "el aprendizaje en estos espacios se ejecuta de manera totalmente natural y no reglada, donde los niños aprenden sin apenas percibirlo. El juego, más allá de un derecho, es lo que determina muchas veces el crecimiento, el aprendizaje y la socialización de los individuos. Existen multitud de movimientos motores básicos, como trepar, correr o saltar, que no son sustituibles por la tecnología y exigen del contacto con los elementos. La parte más fundamental dentro de lo que ocurre en un parque es que las capacidades de los niños mejoran solo con la interrelación de unos con otros”.

Si bien el aprendizaje tradicional y la experiencia directa siguen siendo el factor fundamental en el desarrollo del ser humano, las innovaciones tecnológicas permiten complementar los anteriores ofreciendo entretenimiento educativo y diversión. “En KOMPAN hemos desarrollado diferentes aplicaciones para integrar las nuevas tecnologías con el juego y el fitness al aire libre, disponibles para Smartphones y tabletas de manera gratuita. La gama de juego Story Makers dispone de códigos QR que redirigen al usuario a la app, donde pueden disfrutar de múltiples juegos interactivos. Por otro lado, todos nuestros elementos de Fitness están vinculados con la app de Kompan Fitness, donde ofrecemos una gran variedad de ejercicios con videos demostrativos, información sobre los músculos que se trabajan y la posibilidad de crear rutinas propias”, apunta Rodes.

De cara a un futuro cada vez más inmediato, Elizabeth N. Defranchi destaca que desde HAGS “esperamos poder crear juegos cada vez más universales para que no haya ningún niño o niña mirando cómo otros juegan. Asimismo, esperamos que las autoridades sean mucho conscientes de que el juego durante la infancia es una pieza clave para el desarrollo y que sociabilizar es necesario independientemente de tus capacidades".

Si algo parece sacarse en claro es que las zonas de ocio infantiles ya no solo son un espacio de recreo, sino que se erigen como una proyección a pequeña escala de la sociedad, un área común donde todos los agentes sociales conviven, aprenden y disfrutan sin hallar barreras diferenciales por las características físicas o psíquicas que presentan. Ahora que la incorporación de soluciones accesibles es una obligación urbanística, las empresas dedicadas a la fabricación de mobiliario infantil inclusivo han visto recompensada su labor tras años reivindicando la importancia que tienen sus diseños a la hora de garantizar el derecho universal a un juego heterogéneo, saludable y equitativo.


576