Sanimobel cabecera
FCC web

Movilidad


Zaragoza adjudica el nuevo servicio de bicicleta pública compartida

El servicio casi duplicará el actual, con un total de 2.500 bicicletas de pedaleo asistido y 276 estaciones de anclaje

Zaragoza adjudica el nuevo servicio de bicicleta pública compartida
256

El Gobierno de Zaragoza ha aprobado en reunión la adjudicación del contrato para el suministro, instalación y explotación del futuro servicio público de bicicletas compartidas que sustituirá al actual Bizi a la UTE integrada por Serveo Servicios SAU-PBSC Urban Solutions Inc.

Aunque el presupuesto base de licitación era de 64.607.545 euros más IVA, finalmente la oferta ganadora tiene una cuantía de 45.936.636 euros más IVA. El presupuesto, para sus 10 años de duración, incluye tanto el suministro de las bicicletas, sus baterías, las estaciones y su montaje, como su gestión y mantenimiento, así como los suministros necesarios. La formalización del contrato se producirá después del transcurso de 15 días hábiles a contar desde la notificación del acuerdo a los licitadores.

Como se recordará, Zaragoza recibirá 18.458.001 euros de la segunda convocatoria del "Programa de ayudas a municipios para la implantación de zonas de bajas emisiones y la transformación digital y sostenible del transporte público urbano", en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia financiado por la Unión Europea-NextGenerationEU.

De ellos, 6.572.918,54 euros están destinados a la implantación de un sistema público de alquiler de bicicletas. Esta actuación se alinea con el objetivo del Ayuntamiento de Zaragoza de potenciar el trasvase modal del vehículo particular al uso de servicio público, a fin de reducir la emisión de gases contaminantes y mejorar la calidad del aire de la ciudad.

La consejera de Medio Ambiente y Movilidad, Tatiana Gaudes, ha dicho que "esta adjudicación es una gran noticia, y quiero agradecer expresamente el trabajo realizado por los técnicos, tanto de Movilidad como de Contratación, puesto que ha sido un proceso laborioso y complejo. Este servicio significará un gran salto adelante en la movilidad pública y sostenible en Zaragoza, una labor en la que seguimos trabajando en varios frentes complementarios". 

 

Para la consejera, "la red de carriles bici, que sigue creciendo, y este nuevo servicio, mejorarán las alternativas para este tipo de movilidad individual, que queremos que se integre con garantías y seguridad en toda la ciudad"

 

Finalmente, ha recordado que el futuro servicio de bicicleta pública "está en relación directa con otros proyectos de Movilidad que también han recibido ayudas europeas, como la adquisición de 68+40 autobuses 100% eléctricos para la flota de bus urbano, la adecuación de las cocheras de este servicio para hacer posible la recarga y la próxima incorporación al servicio de dos nuevas unidades del Tranvía", entre otros. 

 

2.500 bicis de pedaleo asistido y funcionamiento 24 horas

El servicio previsto duplicará prácticamente el actual, con un total de 2.500 bicicletas de pedaleo asistido y 276 estaciones de anclaje. Los Fondos Europeos facilitarán la financiación de 2.180 bicis y 100 estaciones. El resto se hará con fondos municipales propios.

El uso de bicicletas de pedaleo asistido, así como el gran incremento en el número de estaciones y bicis disponibles, hará posible, como gran ventaja para la ciudadanía, la extensión del servicio a todos los distritos de Zaragoza, así como la posibilidad de realizar trayectos más largos en este medio de transporte.

De hecho, otra importante característica que se refleja en los pliegos es que el servicio funcionará las 24 horas del día, dando respuesta así a una petición realizada a lo largo de los años de funcionamiento del Bizi por parte de sus usuarios. El sistema funcionará de manera muy parecida al actual Bizi en cuanto al uso de las bicicletas y sus anclajes. También será similar el sistema de abono, a través de una web o aplicación.

Una vez conformado el contrato, el Ayuntamiento y la empresa adjudicataria pondrán en marcha un plan de implantación de este servicio, para que pueda empezar a funcionar lo antes posible. Cuando este plan esté completado se podrán afinar los plazos de puesta en marcha. El objetivo municipal, a priori, es intentar que no haya interrupciones de servicio entre el actual Bizi y el nuevo, de manera que pueda haber una cierta continuidad.


256

Noticias relacionadas


EN PORTADA