Sanimobel cabecera
FCC web

Movilidad


Zaragoza adjudica a FCC Medio Ambiente la recogida de residuos y limpieza viaria por 615 millones

Este nuevo contrato apuesta por la sostenibilidad ambiental de los servicios y promueve la inclusión e igualdad en el acceso al empleo

Zaragoza adjudica a FCC Medio Ambiente la recogida de residuos y limpieza viaria por 615 millones
410

El Ayuntamiento de Zaragoza, ciudad en la que FCC Medio Ambiente presta servicio desde 1941 de manera ininterrumpida, ha renovado su confianza en la empresa con la adjudicación del contrato de recogida de residuos urbanos y limpieza viaria de la ciudad. La cartera del contrato asciende a más de 615 millones de euros para los próximos 10 años.

Este nuevo contrato apuesta por la sostenibilidad ambiental de los servicios, por lo que la puesta en marcha supondrá la renovación de prácticamente toda la flota, con más de 270 vehículos eléctricos o propulsados por gas natural comprimido, con el objetivo de mejorar la calidad del aire y reducir la contaminación acústica.

Se espera superar el 56,96% de separación y reciclaje de residuos en un año y el 60,6% en 2030, cumpliendo así con la Agenda Europea de Sostenibilidad. Las mejoras del servicio tienen como objetivo el incremento de la calidad de vida de los ciudadanos de Zaragoza y sus visitantes, a través de compromisos medioambientales, sociales y económicos, como pilares fundamentales, orientados a posicionar a la capital aragonesa como un referente europeo en este tipo de servicios.

La inversión supone más de 61 millones de euros y se cuenta con una plantilla total de alrededor de 1.130 trabajadores para ambos servicios

 

Recogida de residuos

Para atender a los 675.000 habitantes y recoger las más de 252.000 toneladas anuales de residuos de la ciudad, el servicio contará con cerca de 100 vehículos. Los equipos de recogida 100% eléctricos serán de diseño exclusivo para FCC Medio Ambiente con autobastidores específicamente adaptados con sistema de recogida de carga lateral derecha e izquierda, como por ejemplo el nuevo recolector compactador de 21m3. La recogida selectiva de materia orgánica se implantará en toda la ciudad y se incrementará la frecuencia de recogida, así como las ratios de contenerización, ampliándose los servicios a actividades comerciales y sector Horeca. En lo que se refiere al parque de contenedores, se primará la dotación para la recogida selectiva en detrimento de aquellos destinados a la fracción resto y se distribuirán islas completas de tal manera que todos los domicilios tengan una a menos de 100 metros.

Se mejorará la accesibilidad de los servicios con la incorporación de un nuevo vehículo de recogida de carga lateral de reducidas dimensiones, diseño que incorporarán los nuevos equipos más versátiles y especializados, adaptados a las necesidades de los ciudadanos

 

Servicio de limpieza

En cuanto al servicio de limpieza, se dispondrá de más de 200 vehículos que cubrirán los 955 kilómetros de calles. Habrá un incremento sustancial de la mecanización y motorización de las actividades, así como de las tareas en domingos y festivos, resultando en un mayor rendimiento y en un servicio más moderno y óptimo. Se intensificará la limpieza de ubicaciones y contenedores, de excrementos, y otros puntos críticos de la ciudad y se remplazará el 70% de las papeleras. Se abogará por propiciar la recuperación selectiva de aguas por calidades para poder reutilizarla para otros usos como, por ejemplo, riegos o limpieza de calles. Habrá una nueva organización del servicio, flexible y modular, estructurado por áreas técnicas y juntas municipales y vecinales, implementando un modelo de barrido dual. Por último, se instalarán seis puntos limpios de proximidad y se ampliará el servicio de punto limpio a los domingos.

 

Innovación tecnológica

En cuanto a innovación tecnológica, el servicio será monitorizado a través de una plataforma digital de control y se gestionarán rutas inteligentes con el consecuente ahorro. Habrá un centro de seguimiento y todos los medios estarán dotados con equipos electrónicos embarcados, sistemas de localización y de pesaje. También se instalarán sensores en contenedores y vehículos. A su vez, se desarrollará una aplicación ciudadana para móviles y proyectos de innovación con inteligencia artificial en colaboración con la Universidad de Zaragoza. En último lugar, se crearán nuevos perfiles de la contrata en redes sociales.

 

Inclusión e igualdad

Este nuevo contrato también apuesta por la sostenibilidad social de los servicios, ya que promueve la inclusión e igualdad en el acceso al empleo de personas de colectivos vulnerables o en situaciones de desempleo prolongado. De este modo, se colaborará con empresas de inserción como RECIKLA, para la recogida de aceite usado, y la Fundación el Tranvía, para la recogida de enseres y de papel/cartón puerta a puerta.


410

Noticias relacionadas


EN PORTADA