Sanimobel cabecera
FCC web

Urbanismo


Valencia proyecta su primera «supermanzana» de la ciudad

Los usos de este espacio urbano peatonal se decidirán con un proceso participativo que se celebrará entre el vecindario a principios de 2020

Valencia proyecta su primera «supermanzana» de la ciudad
182

La primera «supermanzana» de València, espacio urbano peatonal delimitado por calles en todos sus lados, se habilitará en la intersección entre la calle Calixt III y Palleter, en una zona próxima a un colegio del distrito de Extramurs. Y los usos de este espacio urbano peatonal se decidirán con un proceso participativo que se celebrará entre el vecindario a principios de 2020. Así lo ha anunciado hoy la vicealcaldesa y concejala de Desarrollo y Renovación Urbana, Sandra Gómez, tras visitar esta ubicación junto al arquitecto y urbanista Daniel Mòdol, que impulsó en Barcelona la creación de estos espacios «para el uso y disfrute de la ciudadanía».

En esta visita, la concejala ha compartido con el arquitecto y urbanista catalán, que durante un tiempo «repensó la ciudad desde la política como concejal de Espacio Urbano», «la inquietud de recuperar y pacificar las calles para el vecindario». Sandra Gómez ha recordado que el gobierno del Rialto ya trabaja en el proyecto de convertir València en una ciudad de plazas, «para recuperar estos espacios en centros neurálgicos de los barrios», y ha explicado que «ahora quiere dar un paso más, incorporando las «supermanzanas» a este proyecto»

«Nuestro objetivo es que las calles no sean carriles sino espacios pacificados, que conformen un entorno seguro y comunitario», ha resaltado la concejala que, asimismo ha reiterado su apuesta por una política urbanística valiente y transgresora, diseñada en beneficio del interés general, con un incremento de las zonas verdes, las áreas de ocio gratuito, los espacios culturales o incluso iniciativas comerciales».

Por esta razón, ha explicado, «nos hemos fijado en este modelo que en Barcelona ha supuesto un incremento del 91% de las zonas verdes, una reducción del tráfico, que ha pasado de 2.218 a 932 coches diarios, un aumento un 30% de la ocupación comercial de plantas bajas». De hecho, tal como han compartido Sandra Gómez y Daniel Mòldol, la primera «supermanzana» de la ciudad condal cuenta ahora con 349 asientos, un área de juego infantil de 2.483 metros cuadrados, una zona de juego participativo, más de 1.000 metros cuadrados de carril bici, un punto de recarga de vehículos eléctricos e incluso una «modesta» pista de atletismo.

En València la experiencia piloto se va a implantar en el distrito de Extramuros, en el ensanche de la intersección entre las calles Calixt III y Palleter, «un entorno que además tiene un colegio que lo hace especialmente interesante a la hora de establecer usos para el espacio o que colinda con la Gran vía por lo que permite compatibilizar el acceso con la recuperación del suelo para llenarlo de vida».

Tras anunciar el lugar en el que se proyectará la primera «supermanzana» de València, la concejala ha aclarado que la iniciativa se desarrollará con la participación de los vecinos y vecinas de la zona, con un proceso participativo a principios del año 2020 para decidir los usos del espacio.

«Si hoy el coche ocupa el 70% del espacio urbano, hay que abrir un debate sobre la redistribución del espacio en las ciudades. Hay que pensar en las calles desde el urbanismo con un enfoque más amplio, porque cuando se transforma la ciudad, se cambia la vida de las personas que formamos parte de estas», ha concluido Sandra Gómez, que ha agradecido la visita del arquitecto y urbanista Daniel Mòdol en el marco de las actividades de la Semana del Urbanismo.


182

Noticias relacionadas


EN PORTADA


Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.