Sanimobel cabecera
FCC web

Urbanismo


València estudiará el papel de las supermanzanas en la ciudad

Con ello se espera poder definir un marco que recopile o considere esta misma información en las obras que se lleven a cabo en el futuro, así como anticiparse a cualquier incidencia

València estudiará el papel de las supermanzanas en la ciudad
205

La Concejalía de Desarrollo y Renovación Urbana de València ha encargado un estudio para analizar el impacto que tendrán las supermanzanas en su área de influencia. El informe evaluará el impacto de este tipo de actuaciones a varios niveles y tendrá su punto de partida en el ámbito de la futura supermanzana de la Petxina, cuyas obras empezarán en breve. La Concejalía de Urbanismo, de hecho, ha decidido aprovechar el inminente inicio de los trabajos de la supermanzana de la Petxina para medir el impacto positivo que este tipo de proyectos generan en su entorno una vez ejecutados, según ha avanzado la vicealcaldesa y concejala de Desarrollo y Renovación Urbana, Sandra Gómez.

En breves se iniciarán las obras de la supermanzana de la Petxina, la primera de la ciudad. Por eso, desde la Delegación de Urbanismo se quiere aprovechar esta circunstancia para realizar un estudio y toma de datos del estado previo de las obras para poder evaluar en el futuro los impactos reales de este tipo de actuaciones en su ámbito, a nivel social y económico. Además, permitirá definir un marco que permita recopilar o considerar esta misma información en las obras que se lleven a cabo en el futuro, y que permiten anticiparse a cualquier incidencia”, ha indicado Gómez, quien ha incidido en que con proyectos como las supermanzas “avanzamos hacia un nuevo modelo de ciudad que apuesta por la recuperación de espacios públicos bajo el lema València Ciudad de Plazas. En un contexto de emergencia climática, las actuaciones de reurbanización aportan una herramienta que nos permite acercarnos a un nuevo modelo urbano que da respuesta a estos retos”, ha añadido.

Las supermanzanas, como sistema de distribución del espacio público, suponen un cambio hacia la pacificación del tráfico y la movilidad sostenible y generan más espacio público con nuevos usos para la ciudadanía como zonas de juegos o de estancia. También incorporan vegetación al paisaje urbano y reducen el espacio destinado al vehículo privado. Además, las supermanzanas generan un aumento de consumo en el comercio local puesto que, según numerosos estudios, el volumen de ventas de los comercios de un ámbito depende del volumen de peatones que lo frecuentan y no tanto de la ubicación de los negocios.

 

La Petxina y Orriols

La supermanzana de la Petxina alcanza un ámbito de actuación definido por las calles del Literato Gabriel Miró, Erudito Orellana, Gran Vía Fernando el Católico y Joan Llorenç. Incluye, además, tres centros educativos: el colegio Escolapias, el colegio Jesús y Maria y el CEIP Teodoro Llorente. La Junta de Gobierno del lunes dará el visto bueno a la adjudicación de las obras en la Petxina y, además, permitirá avanzar en la licitación de la supermanzana de Orriols, que continúa con su tramitación con normalidad.

La toma de datos que se realizará en esta obra se centrará en seis ámbitos. En primer lugar, se tendrán en cuenta las condiciones de calidad ambiental, los usos actuales del espacio público de la zona, y cuestiones relacionadas con la movilidad. Otro aspecto fundamental será la evaluación futura del impacto real en los comercios de proximidad, la detección de cambios y prevención de efectos no deseados como la gentrificación, así como certificar la aceptación general a la intervención.

Para ello, se realizarán mediciones previas a las obras que permitan en un futuro detectar y registrar los cambios producidos después de la implantación de la supermanzana. Las mediciones se realizarán a través de diferentes indicadores, que facilitan una definición lo más detallada posible del estado actual. A estos efectos, se instalarán sensores y se utilizarán herramientas digitales de conteo. Además, a través de formularios que se distribuirán en diferentes puntos del barrio, se incorporará la opinión general de un número significativo de personas vinculadas al ámbito de estudio y se situará el enfoque principalmente en personas vinculadas al comercio local y a familias de los tres centros educativos. La información se completará con futuras encuestas o entrevistas a residentes y usuarios del espacio una vez finalizan las obras.

La realización de este estudio permitirá recoger así conclusiones e información que permiten implantar con éxito este tipo de construcciones en la ciudad. Próximamente se licitarán las obras de la supermanzana de Orriols y, en los presupuestos participativos Decidim VLC, los vecinos y vecinas de la ciudad propusieron hasta siete supermanzanas, tres de las cuales han llegado a la fase final. Es el caso de las supermanzanas de Abastos, Marqués de Cenete y l’Amistat.


205

Noticias relacionadas


EN PORTADA