Sanimobel cabecera
FCC web

Medio Ambiente


Valencia estrena un nuevo contrato de mantenimiento de zonas verdes

Supone un incremento de presupuesto del 46% y establece nuevos servicios como la poda de árboles monumentales

Valencia estrena un nuevo contrato de mantenimiento de zonas verdes
386

Acciona Web

Valencia estrena un nuevo contrato para cuatro años del servicio de mantenimiento y limpieza de los espacios ajardinados, de sus instalaciones y equipamientos y del arbolado viario, con un presupuesto de 21.207.020 euros, lo que supone un incremento del 46 % respecto a lo que se firmó en el año 2015 y que ascendía a 14.538.808 euros. El nuevo contrato, que se divide en cuatro lotes, incluirá nuevos servicios, como la poda de árboles monumentales y la apertura y cierre de jardines, incrementando también el número de trabajadores adscritos al servicio, que pasará de 274 a 353 personas. El alcalde, Joan Ribó, quien ha presentado la nueva contrata acompañado del vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, ha afirmado que “este nuevo contrato es un argumento más a favor de Valencia para convertirse en una referencia europea en políticas verdes”.

El alcalde ha destacado que “son muchos los esfuerzos que se hacen en esta legislatura en materia de sostenibilidad urbana, un concepto amplio y diverso que requiere la implicación de todos los ámbitos competenciales, desde el urbanismo hasta la jardinería, pasando por la calidad ambiental, la movilidad o el ciclo integral del agua. Por todo ello, Valencia es un modelo de adaptación y resiliencia, no en vano somos finalistas a la Capitalidad Verde Europea 2024 ya finales de octubre sabremos si nos hemos llevado este preciado galardón”.

Ribó ha recordado que  “ Valencia dispone de 630 hectáreas de parques y jardines urbanos y todos estos parques y jardines, así como los más de 200 mil árboles que alberga el espacio público de nuestra ciudad, requieren atención profesional para su adecuada conservación , desarrollo y funcionalidad”. Pero, en palabras del alcalde, “las anteriores legislaturas de gobierno municipal del PP fueron recortando el presupuesto destinado al mantenimiento con la consiguiente precarización del servicio público, incluyendo la jardinería, y no fue hasta 2019 que logramos incrementar el presupuesto hasta un 10% llegando al límite legal de modificación contractual para ir mejorando paulatinamente la gestión”.

Joan Ribó cree que "esta nueva contrata marca un antes y un después tanto cuantitativa como cualitativamente porque se incrementarán notoriamente los medios humanos y materiales y la sostenibilidad de la gestión, lo que favorecerá una ciudad más natural, amable y acogedora". Además, el alcalde asegura que “recuperamos la contrata específica de poda de arbolado de viario que el PP eliminó en el anterior contrato por los recortes. Así, no sólo tendremos un cuerpo específico para podar el arbolado de viario, sino que además tendremos un 80% más de recursos”. El alcalde subraya en especial, "la recuperación y el tratamiento específico para el mantenimiento de los árboles monumentales, que el PP también eliminó de la anterior contrata".

Por último, según el alcalde, “el nuevo contrato da un impulso a los criterios de sostenibilidad en la gestión, desde la reutilización de restos vegetales para su reincorporación al ciclo biológico de los jardines, los tratamientos biológicos frente a las plagas, el control mecánico de adventicias y el respeto de las épocas de nidificación de pájaros”. En este sentido, Joan Ribó asegura que “Valencia pega un gran salto con el nuevo contrato de servicios de mantenimiento y limpieza de los espacios ajardinados”.

Por su parte, el vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, ha asegurado que, “con este contrato abandonamos por fin la época de los recortes del gobierno anterior de la derecha y, por eso, tiene como objetivo recuperar los servicios y la calidad anterior a la crisis económica de 2008-2014, que redujo los recursos, dado que la ciudad, además, no es estática. En los últimos años hemos hecho muchísimas zonas verdes y hemos plantado muchos árboles, que deben mantenerse. Hemos adaptado el esfuerzo económico a la realidad actual”. Por eso, en palabras del vicealcalde, "hemos tenido que hacer un esfuerzo presupuestario importantísimo por adecuar y tener un nivel de calidad aceptable para el mantenimiento de las zonas verdes de nuestra ciudad".

El concejal ha subrayado la importancia del apartado del contrato que hace referencia a la gestión y poda del arbolado de viario porque, en sus palabras, “la eliminación de la contrata específica del arbolado de viario fue un enorme error del anterior gobierno del PP ya que tiene unas características muy especiales que nada tiene que ver con el arbolado de jardines. Los árboles de las calles y plazas están sometidos a una poda mucho más agresiva porque debemos evitar la interferencia con el paso de personas y vehículos, con las señales de tráfico y las fachadas de los edificios y, por tanto, debemos adaptarla en las condiciones del día a día”.

 

Características de la nueva contrata

El nuevo contrato supondrá el mantenimiento, limpieza, riego y cultivo de cerca de 2.800.000 metros cuadrados de zonas verdes de la ciudad. Sólo los jardines de la Rambleta y el parque adscrito al Campus de Tarongers, de unos 68.000 metros cuadrados, se reservan para su gestión por centros especiales de empleo o empresas de inserción social.

Además, la contrata incluirá también el mantenimiento y cuidado de elementos inertes como paseos, viales, pavimentos, espacios de socialización canina, juegos infantiles, mobiliario o fuentes, entre otros. Este punto incluye la atención a los 699 jardines de la ciudad y de los 118.147 árboles existentes, así como de las 645 zonas infantiles (56.976 metros cuadrados y 1.806 elementos), los 88 equipamientos biosaludables (385 elementos) y las 45 zonas de socialización canina ( 20.456 metros cuadrados).

A partir de ahora, además, se incluyen en la contrata servicios como el mantenimiento de los árboles monumentales y la conservación del arbolado viario, que habían desaparecido de las últimas contratas. Además, se incorporan nuevas prestaciones como la apertura y cierre de los parques y jardines.

El nuevo contrato comporta un incremento del 29 por ciento del personal adscrito al servicio de mantenimiento de los espacios ajardinados. Así, de los 274 trabajadores actuales pasaremos a 353 personas. Además, el 50% de las nuevas contrataciones que se produzcan deberán ser mujeres y la nueva plantilla que se incorpore deberá disponer de formación reglada. Asimismo, habrá 174 vehículos y 371 piezas de maquinaria, la totalidad con etiqueta ECO y el 50%, como mínimo, tendrán que ser vehículos eléctricos.

El contrato asciende a 21.207.020 euros, lo que supone un incremento del 46% respecto a los 14.538.808 euros del contrato anterior. El incremento es de un 36,3% de los espacios ajardinados y del 80% de la gestión del arbolado viario. Con este presupuesto, el coste unitario por metro cuadrado pasa de 3'52 euros a 5'54 euros.


386

Noticias relacionadas


EN PORTADA