Email Contraseña Olvidé mi contraseña
25/08/2016 | Eficiencia | Nacional

Valencia ahorra 338.000 euros por su gestión del alumbrado público

Las nuevas políticas de gestión del alumbrado público han permitido reducir el gasto interanual en 338.129 euros. Entre el mes de abril de 2014 y marzo de 2015 el Ajuntament de València tuvo que hacer frente al pago de 8,906.838 euros, mientras que en los 12 meses posteriores se gastaron 8,568.709 euros.

 

 

Según ha explicado el concejal de Gobierno Interior, Sergi Campillo: “La gestión del día a día en un ayuntamiento como el de nuestra ciudad ha de ir encaminada, prioritariamente, a satisfacer las necesidades de la gente. Al mismo tiempo ha de optimizar los recursos de que disponemos. Conseguir un nivel óptimo de iluminación en València a la vez que reducimos el gasto económico demuestra que el Govern de La Nau ha sabido hacer bien las cosas”.

 

 

El ahorro conseguido es consecuencia directa de la reducción del consumo, dado que entre el cuarto mes de 2014 y el tercero de 2015 se consumieron 58,707.989 kWh; durante los 12 meses posteriores el consumo se redujo hasta los 57,086.885 kWh, lo que conlleva un descenso del 2,76 % del consumo de energía en la ciudad para el gobierno municipal.

 

Además, durante los mismos períodos de tiempo, se ha conseguido pagar un 8,01 por ciento menos por el kilovatio hora, al pasar de gastar 0,1636 euros a 0,1505.

 

El balance incluye los primeros meses de apagado de farolas en diversos puntos de la ciudad, desde el centro, como por ejemplo en la calle Colón, hasta la periferia, como en la entrada y la salida de la ciudad por la avenida del Cid.

 

 

“El ahorro estimado alcanzará el medio millón de euros y a la vez lograremos reducir la contaminación lumínica que nos ha situado en los últimos años como la ciudad europea más sobreiluminada, una circunstancia que no redunda en mejor calidad de vida o más seguridad sino en un perjuicio para el vecindario y también para muchas especies que habitan en nuestro parque natural de la Albufera”, ha destacado Campillo, que ha avanzado que se continuará apagando farolas “para ahorrar en la factura, para mejorar las condiciones de vida de la gente y como compromiso para luchar contra el cambio climático”.

 

 

En la última parte de 2016 se sumará a las políticas energéticas del consistorio el Plan de Eficiencia Lumínica de València, que prevé la sustitución de luminarias de un gran consumo energético y que generan una iluminación excesiva por otras más eficientes. Este Plan permitirá el ahorro anual de cerca de 1,8 millones de euros para las arcas municipales.

¿Quiere recibir noticias como esta en su correo?



Buscador

Diciembre 2018

< >
L
M
X
J
V
S
D
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del Usuario y realizar análisis estadísticos sobre su utilización. Si continúa navegando se considerará que acepta la totalidad de condiciones del Aviso Legal y Política de Privacidad, incluida la Política de Cookies. Pulse Aceptar para dejar de visualizar este mensaje.