Sanimobel cabecera
FCC web

Smart Cities


Una nueva metodología para conocer la estructura energética de una ciudad y mejorar la planificación ambiental

Investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid desarrollan una metodología que evalúa el comportamiento energético de una ciudad

Una nueva metodología para conocer la estructura energética de una ciudad y mejorar la planificación ambiental
186

Existe una importante y creciente preocupación social sobre temas como la sostenibilidad de las ciudades, el cambio climático, la calidad del aire y su repercusión sobre la salud de las personas y los ecosistemas. En este marco, herramientas de diagnóstico y seguimiento de medidas son imprescindibles para el análisis y la toma de decisiones.

En esta línea, el grupo de investigación TARIndustrial de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid del que forman parte los profesores  Julio Lumbreras, Javier Pérez y Mª Encarnación Rodríguez, ha desarrollado una metodología que elabora balances energéticos urbanos, para evaluar la sostenibilidad ambiental de la ciudad, sobre todo en lo relativo a la mejora de la calidad del aire y la reducción de su huella de carbono.

Se trata de una herramienta básica para el desarrollo de las políticas energéticas y ambientales de la ciudad. Es especialmente relevante en la elaboración del inventario de emisiones contaminantes a la atmósfera de la ciudad, instrumento clave en el seguimiento y desarrollo de medidas para la mejora de la calidad del aire y la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero que contribuyen al cambio climático.

 

Principales fuentes de energía

La metodología desarrollada se aplicó al municipio de Madrid en el periodo 2006-2017. De los datos se concluye que, en 2017, el 64,6% de las importaciones de energía correspondieron a productos petrolíferos, el 15,5% a gas natural y el resto, fundamentalmente, a electricidad (18,8%). Por tanto, el uso de fuentes fósiles supone alrededor del 80% del total. Esta situación ha sido prácticamente constante en todo el periodo evaluado.

Por otra parte, las fuentes energéticas propias suponen un porcentaje muy reducido del total de energía consumida en el municipio (un 3,1%, en 2017).El valor ha sido, prácticamente, constante en todo el periodo 2006-2017. Esta situación pone de manifiesto la elevada dependencia energética exterior.

La incineración de residuos urbanos y el aprovechamiento del biogás procedente de vertedero destacan como las principales vías de generación de energía eléctrica a través de fuentes renovables y propias.

El consumo de energía final en 2017 se ha reducido un 15,3% respecto a 2006. Se produjo un máximo de consumo en el año 2008 y a partir de ahí un descenso, muy ligado a la situación económica del país y a las medidas de fomento del ahorro y la eficiencia energética. Este descenso se ha dado en todos los sectores, siendo el residencial, comercial e institucional y el transporte por carretera los que mayor energía demandan.

El municipio de Madrid supone el 0,1% de la superficie nacional y en 2017 acogía el 6,8% de la población española, consumiendo el 3,7% de la energía total consumida en el país. Sin embargo, contribuye al PIB nacional con un 12,2%. Su intensidad energética (32,1 tep/M€) es notablemente inferior a la del conjunto de España (107,4 tep/M€). El consumo de energía per cápita de Madrid, en 2017, fue inferior al de la media española (1,02 frente a 1,91 tep/hab). Estas diferencias se explican por la ausencia de industria pesada, ya que la riqueza del municipio tiene como pilar fundamental el sector servicios o terciario, menos intensivo en cuanto a consumo energético.

En el proyecto también ha colaborado el Ayuntamiento de Madrid y sus resultados se  han aplicado,  además, en el diseño e implementación, entre otros, de los siguientes planes y programas: Plan de uso sostenible de la energía y prevención del cambio climático de la ciudad de Madrid. Horizonte 2020; Plan de calidad del aire de la ciudad de Madrid 2011-2015 y el Plan de Calidad de aire de la ciudad de Madrid y Cambio Climático 2017-2020 (Plan A).


A methodology for the development of urban energy balances: Ten years of application to the city of Madrid. Cities 91 (2019) 126–136. https://doi.org/10.1016/j.cities.2018.11.012


186

Noticias relacionadas


EN PORTADA


Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.