Sanimobel cabecera
FCC web

Movilidad


Las razones personales influyen al elegir el modo de transporte en Zonas de Bajas Emisiones 

La tesis doctoral de Javier Tarriño ha analizado el comportamiento de los usuarios afectados por Madrid Central mediante modelos econométricos de elección discreta

Las razones personales influyen al elegir el modo de transporte en Zonas de Bajas Emisiones 
169

Las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) pretenden mejorar la calidad del aire en ciudades de todo el mundo. Un trabajo desarrollado en el Centro de Investigación del Transporte (TRANSyT) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) ha analizado, en base a encuestas ciudadanas, el impacto de la ZBE “Madrid Central” en el modo en que las personas se desplazan al centro.

Los resultados del modelo econométrico desarrollado muestran una variación en los patrones de movilidad hacia modos de transporte más sostenible. Los investigadores han vinculado el cambio modal producido con ciertos factores sociodemográficos, percepciones individuales y hábitos de movilidad. Estos resultados proporcionan información útil que ayudará a los responsables políticos a diseñar medidas efectivas de mejora de la calidad del aire de las ciudades.

 

Zonas de Bajas Emisiones

Se trata de áreas geográficas donde se regula el acceso a los vehículos más contaminantes con el objetivo de mejorar la calidad del aire en ciudades de todo el mundo. Su implementación suele llevarse a cabo en los centros de ciudades, donde se concentra la actividad social y económica. La extensión y características de las ZBE varían en función de los objetivos de calidad del aire o la cultura de movilidad de los ciudadanos.

 

Madrid Central

A finales de 2018 se implementó en Madrid la ZBE conocida como “Madrid Central” para fomentar el uso de modos de transporte más sostenibles.  Dicha zona, que estuvo en vigor hasta septiembre 2021, cubre un área de aproximadamente 5 km2 en el centro de Madrid. La zona cuenta con diferentes opciones de acceso (metro, taxi, autobús y aparcamientos subterráneos). Además, la oferta de transporte se complementa con servicios de movilidad compartida. Las restricciones de tráfico impuestas a los vehículos privados, tanto coches como motocicletas, se basa en etiquetas medioambientes: A, B, C, Eco, Zero (de mayor a menor nivel de contaminación).

En este contexto, un grupo de investigadores del TRANSyT de la UPM ha analizado los efectos de las Zonas de Bajas Emisiones en el modo en que los ciudadanos se desplazan al centro de la ciudad. En particular, su caso de estudio se desarrolló en Madrid, en la ZBE “Madrid Central”.

Para conseguir el objetivo de la investigación, se realizó una campaña de encuestas a ciudadanos de la Comunidad de Madrid entre enero y junio de 2019. En total, se recogieron 800 cuestionarios completos. Con las respuestas se elaboró una base de datos estructurada en diferentes grupos de variables: características sociodemográficas, opiniones individuales, atributos relacionados con el viaje, hábitos de movilidad respecto a “Madrid Central” y modos de transporte utilizados antes y después de la implementación de la ZBE. Los datos obtenidos se utilizaron para desarrollar modelos econométricos de elección discreta.

 

 

Resultados

El primer análisis descriptivo mostró una variación en los patrones de movilidad hacia modos de transporte más sostenible. El 50% de los encuestados indicaron un cambio modal tras la implementación de “Madrid Central”. El 60% de los antiguos usuarios de vehículo privado dejaron de utilizarlo para acceder a la ZBE. Los modos de transporte más beneficiados fueron el transporte público y los modos activos (caminar e ir en bicicleta) con un aumento de cuota modal cercano al 10%. Además, servicios como el taxi o la movilidad compartida doblaron el número de usuarios.

Los resultados de los modelos econométricos exponen que las razones personales influyen en la elección del modo de transporte en mayor medida que aspectos como la concienciación ambiental o social. Ciudadanos que viajan esporádicamente al centro o con rentas bajas son más propensos al cambio modal. Por otro lado, viajar en familia o ir de compras a Madrid Central son variables que determinan un mayor porcentaje de viajes en vehículo privado debido a que es una opción más cómoda en esos casos.

En opinión de Javier Tarriño, investigador de la UPM de cuya tesis doctoral forma parte este trabajo: “este estudio permite corroborar la eficacia de “Madrid Central” para reducir el uso del vehículo privado y proporcionar a los responsables políticos información relevante para desarrollar directrices específicas que favorezcan la utilización de modos de transporte sostenibles, consiguiendo con ella una mejora de la calidad del aire.”


169

Noticias relacionadas


EN PORTADA