Sanimobel cabecera
FCC web

Movilidad


Sevilla aprueba la Zona de Bajas Emisiones en la Isla de la Cartuja

El Ayuntamiento publicará en el BOP un reglamento municipal donde se especifiará los términos y plazos de la implantación de esta primera fase de la Zona de Bajas Emisiones Cartuja

Sevilla aprueba la Zona de Bajas Emisiones en la Isla de la Cartuja
670

La Zona de Bajas Emisiones en la Isla de la Cartuja que diseñó el Ayuntamiento de Sevilla para reducir o disuadir del uso de los vehículos contaminantes restringiendo el acceso a la misma, en cumplimiento de la Ley 7/2021 de Cambio Climático y Transición Energética, del acuerdo de Pleno municipal al respecto, del Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Sevilla y de los compromisos internacionales asumidos por la capital hispalense en la lucha contra el cambio climático, ha quedado definitivamente aprobada en su primera fase de implantación tras su periodo de alegaciones y la publicación en el Boletín Oficial de la Provincia de Sevilla.

Esta primera fase define dos áreas específicas en Cartuja donde, con carácter general, podrán circular sin restricción alguna ni registro previo todos aquellos vehículos con distintivo ambiental “B”, “C”, “Eco” y “Cero Emisiones”, de acuerdo con la clasificación recogida en el Reglamento General de Vehículos. El resto, es decir, aquellos con la etiqueta A –coincide con vehículos de gasolina matriculados antes del año 2000 y diésel anteriores al año 2006– no podrá circular por la zona de bajas emisiones en el horario fijado y deberá hacer uso de los aparcamientos habilitados a la entrada de Cartuja, salvo una serie de excepciones que tratan de garantizar la actividad en el interior de Cartuja, el transporte público o los servicios de emergencias.

En concreto, se definen dos áreas para Cartuja: Norte y Sur. La Zona de Bajas Emisiones de Cartuja Norte está conformada por las vías comprendidas en el interior del perímetro delimitado exteriormente por las calles Américo Vespucio desde la intersección con Leonardo Da Vinci, Juan Bautista Muñoz, José de Gálvez, Matemáticos Rey Pastor y Castro, Marie Curie, Avenida de Carlos III (excepto aparcamientos de la banda Oeste y su acceso por Hermanos d´Eluyar), ramal de incorporación SE-30 sentido Glorieta Olímpica y hasta intersección con Américo Vespucio. Mientras, la Zona de Bajas Emisiones de Cartuja Sur queda delimitada por las calles Marie Curie, Camino de los Descubrimientos, Francisco de Montesinos y Avenida de Carlos III (excepto aparcamientos de la banda Oeste y sus accesos).

 

Estas restricciones resultarán de aplicación, con carácter general, de lunes a viernes, no festivos, en horario de 7 horas a 19 horas

 

Es decir, coincide con la mayor intensidad de tráfico por las distintas actividades en el interior de Cartuja –empresarial, universitaria, etcétera–, puesto que en los días no laborables disminuye considerablemente el nivel de circulación en este enclave de la ciudad. El horario, asimismo, pretende facilitar el acceso al recinto turno de trabajadores de noche, especialmente de los centros hospitalarios cuando disminuye la oferta del transporte público, y también el desarrollo de las actividades culturales en el recinto.

No obstante, aunque no cuenten con los distintivos medioambientales, “B”, “C”, “Eco” y “Cero Emisiones”, se excluye de la prohibición de circular a una serie de casuísticas que tratan de abarcar la amplia radiografía de actividades existentes en la Cartuja, y siempre teniendo en cuenta que las distintas bandas de aparcamiento en los accesos a Cartuja pueden absorber a los vehículos excluidos. Concretamente, las excepciones atañen a:

• Motocicletas y ciclomotores.
• Vehículos destinados al transporte de mercancías de M.M.A. mayor a 3.500 kg, y menor o igual a 12.000 kg.
• Vehículos destinados al transporte de mercancías de M.M.A. mayor a 12.000 kg, previa autorización expresa.
• Vehículos de categoría M que tengan más de 8 plazas de asiento además del conductor.
• Bicicletas, ciclos y ciclos de pedaleo asistido y vehículos de movilidad personal.
• Acreditados TIPO A (residentes).
• Acreditados TIPO B (usuarios plaza garaje en zona restringida).
• Vehículos que transporten o recojan a personas de movilidad reducida, con registro previo de la persona que sea titular de la tarjeta PMR y comunicación o autorización previa al acceso de vehículos, en la que indicará matrícula del mismo (sólo un vehículo por cada usuario acreditado de PMR).
• Vehículos vinculados a la actividad económica de empresas ubicadas en el interior de la Zona de Bajas Emisiones, con registro previo.
• Vehículos de emergencias y asistencia sanitaria.
• Vehículos con destino a alguno de los estacionamientos de uso público en régimen de rotación ubicados en el interior de la Zona de Bajas Emisiones, siendo el destino cotejado mediante a través de las matrículas captadas por un sistema de reconocimiento.
• Vehículos que transporten pacientes para su atención por motivo de urgencias o alta hospitalaria.
• Vehículos de servicios municipales.
• Vehículos blindados de transporte de fondos y gestión de efectivo.
• Vehículos de servicios médicos acondicionados para funciones sanitarias
• Vehículos funerarios.
• Grúas de asistencia en carretera.
• Vehículos taller.
• Vehículos de RTV.
• Vehículos nupciales.
• Vehículos de transporte de personas a centros de estancia diurna.
• Otros casos no recogidos de forma expresa en la ordenanza, previa petición expresa que justifique la necesidad de acceso.

Conforme a la legislación nacional, esta Zona de Bajas Emisiones debe estar en vigor en 2023. El Ayuntamiento publicará en el BOP un reglamento municipal donde se especifiará los términos y plazos de la implantación de esta primera fase de la Zona de Bajas Emisiones Cartuja. “En consecuencia, esa implantación se de una forma flexible y progresiva, pero no hay marcha atrás en el objetivo final de tener una Cartuja libre de gases contaminantes, de acuerdo también con el proyecto medioambiental #eCity, una iniciativa de colaboración público-privada que transformará el PCT Cartuja en una isla descarbonizada, sostenible e innovadora en el horizonte 2025. Así, justo en la víspera del Día Internacional contra el Cambio Climático, que se celebra mañana, tenemos la aprobación ya definitiva de la primera fase de esta Zona de Bajas Emisiones, una contribución más de Sevilla a esa lucha y a la propia generación de una ciudad más habitable y saludable”, ha explicado el delegado de Gobernación, Fiestas Mayores y Área Metropolitana, Juan Carlos Cabrera,

En esta primera fase, sólo quedarán excluidos los vehículos más contaminantes, que tendrán alternativas de aparcamiento en el perímetro de la Cartuja, pero teniendo en cuenta determinadas excepciones. A esta aprobación definitiva se llega tras las alegaciones oportunas de la exposición pública una vez publicada en el Boletín Oficial de la Provincia, de una consulta previa lanzada para toda la ciudadanía y de reuniones con empresas, instituciones y sindicatos del Parque Científico y Tecnológico Cartuja.

Esta Zona de Bajas Emisiones vendrá a su vez acompañada de un refuerzo de transporte público de Tussam, y para ello se está trabajando en definir una nueva ruta de la Línea 2 para que preste servicio al PCT Cartuja.

 

La movilidad en Cartuja

De acuerdo con los datos recogidos en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible Sevilla 2030, la Isla de la Cartuja atrae diariamente 27.887 viajes, a los que hay que agregar los viajes procedentes del área metropolitana. De ellos, 15.048 se llevan a cabo por motivos de trabajo (14.953 viajes) o gestiones de trabajo (95 viajes), frente a 6.711 por estudios, 3.821 por ocio, 1.013 viajes por cuestiones relacionadas con la salud, 918 por motivos personales y 375 viajes diarios para llevar o recoger a alguien. En un día tipo laborable, son unos 11.576 vehículos, de los cuales 9.645 proceden del interior de Sevilla y los 1.931 restantes, del área metropolitana. En torno al 70-75 % de los vehículos acceden en horario de mañana, y un 25-30 % por la tarde.

Actualmente existen unas 7.667 plazas de aparcamiento. Un 50 % de ellas se encuentran en el perímetro exterior del PCT Cartuja (unas 2.900 plazas en la banda Oeste y el resto, en la zona Norte junto a la Universidad de Sevilla), y la otra mitad, en el interior del recinto. A ello hay que añadir cerca de 700 plazas en rotación dentro del PCT y las 2.670 de Torre Sevilla, así como las plazas de aparcamiento privadas vinculadas a las edificaciones. En cuanto al transporte público, el PCT cuenta actualmente con los servicios de Tussam prestados por las líneas C1 y C2, a lo que se sumará un próximo refuerzo con la remodelación de otra línea según contempla el propio PMUS. Por último, la Cartuja cuenta con una amplia red de carriles bici segregados de más de 9 kilómetros, que recorren las principales arterias de la misma en dirección Norte-Sur y Este-Oeste y conectan con la red la ciudad a través de los puentes del Cachorro, pasarela de Cartuja, puente de la Barqueta y Puente del Alamillo, así como con el área Metropolitana del Aljarafe a través del Puente de la Señorita, y con 550 bicicleteros distribuidos de manera homogénea en el PCT.

Asimismo, y dentro del proyecto #eCity, se inauguró recientemente en el PCT Cartuja un ‘hub’ multiservicio que alberga un espacio para el estacionamiento seguro de bicicletas y patinetes eléctricos privados, con taquillas para guardar el equipamiento de protección que llevan los usuarios de este tipo de vehículos, y espacios de libre acceso con taquillas y cargadores para móviles

Esta implantación progresiva de la Zona de Bajas Emisiones permitirá en el medio plazo acelerar la renovación de la flota de vehículos hacia modelos más sostenibles, mientras que en el corto plazo sirve para incentivar el trasvase modal hacia otros modos de transporte más sostenibles, como el transporte público y la bicicleta. La existencia de un gran estacionamiento disuasorio en la banda Oeste de la Isla de la Cartuja, asimismo, genera una oportunidad única para la creación de una zona de bajas emisiones: los vehículos que no cumplan con los requisitos que se fijan para la entrada, circulación y el estacionamiento dentro de esa zona, podrán estacionar cerca de su destino final pero no en sus inmediaciones. Esto, a su vez, incentiva por un lado la adquisición de vehículos menos contaminantes (distintivo cero emisiones), así como las alternativas del transporte público urbano y la bicicleta.

 

La legislación

La Ley 7/2021, de 20 de mayo de Cambio Climático y Transición Energética fija una serie de obligaciones legales a los municipios de más de 50.000 habitantes, entre ellas que deben tener aprobados antes del año 2023 planes de movilidad urbana sostenible, obligación que ya se cumplió en 2021 en Sevilla. Estos han de incluir medidas de mitigación que permitan reducir las emisiones derivadas de la movilidad incluyendo, al menos, una zona de bajas emisiones antes del próximo año donde se incentive el uso de los vehículos de bajas emisiones y de cualquier otro medio de movilidad sostenible. En suma, se trata de propiciar una ciudad más saludable.

El Pleno del Ayuntamiento de Sevilla aprobó el pasado 26 de mayo de manera definitiva, a iniciativa del Área de Movilidad, una modificación puntual de la ordenanza municipal de circulación para la introducción de las zonas de bajas emisiones, de acuerdo con la Ley de Cambio Climático y Transición Energética. La propuesta elevada por el Gobierno municipal no recibió alegaciones en su trámite de exposición pública e introdujo en el artículo 6 de la ordenanza que Movilidad podrá determinar Áreas de Especial Restricción al Tráfico con los objetivos de mejorar la seguridad y la fluidez del tráfico; proteger el medio ambiente, el patrimonio histórico o las áreas singulares como son los parques tecnológicos y empresariales; priorizar el transporte público, las modalidades alternativas de transporte y la circulación de peatones, y reducir las emisiones a la atmósfera atendiendo a la clasificación estatal de los vehículos por su potencial contaminante.


670

Noticias relacionadas


EN PORTADA