Sanimobel cabecera
FCC web

Alumbrado


Schréder ilumina la fachada del Palacio Marqués de Salamanca

Se ha utilizado la gama de soluciones LED arquitectónicas y distintas temperaturas de color

Schréder ilumina la fachada del Palacio Marqués de Salamanca
354

El Palacio del Marqués de Salamanca está situado en el Paseo de Recoletos, en pleno eje cultural e histórico de Madrid. En el siglo XIX José de Salamanca y Mayol lo mandó construir sirviendo como lugar de residencia de la alta burguesía. De estilo palaciego italiano como se aprecia en su fachada por las decoraciones de medallones y sus columnas toscanas, le dota de un gran interés arquitectónico.

A lo largo de su historia, ha sufrido diversas trasformaciones fruto de las necesidades del cambio. Actualmente, es la sede de la Fundación BBVA desde la cual, se desarrollan diversas actividades de divulgación científica y cultural para el público.

 

 

Realzando la identidad de las ciudades

Con el objetivo de potenciar sus actividades, se pretendía mediante la iluminación exterior del edificio que los ciudadanos pudieran identificar al Palacio del Marqués de Salamanca además de como un centro de divulgación científica y cultural, como un signo identitario de la ciudad de Madrid.

Para ello, Schréder tuvo en cuenta entre sus criterios lumínicos, realzar el patrimonio y minimizar el impacto visual hacia el exterior mediante la ubicación de los proyectores proporcionando luminarias de tecnología LED de bajo consumo energético. 

 

 

Soluciones LED sostenibles y de alto rendimiento

Schréder suministró más de 340 luminarias de la más alta calidad tecnológica, concretamente se instalaron los modelos de la gama SCULP y las soluciones TERRA, ILUMWALL, NEOS y OMNISTAR para iluminar, los balcones, cornisas y pilastras inferiores.  

Estas soluciones destacan por su diseño y su gran calidad ya que ofrecen una mayor eficiencia energética y control de deslumbramiento mientras se realza el entorno urbano (70-80 CRI). Otra de las cuestiones que se tuvieron en cuenta fue, la combinación de distintas temperaturas de color 3000º K, 4000ºK y de 6000ºK para resaltar los elementos arquitectónicos. 

Se trata de un proyecto singular, donde ha primado una adecuada visibilidad evitando la luz hacia el exterior para evitar molestar a los viandantes o al tráfico rodado, mientras se consigue realzar el patrimonio histórico y poner de relieve su compromiso con el futuro gracias al uso de tecnología LED.


354

Noticias relacionadas


EN PORTADA