Sanimobel cabecera
FCC web

Medio Ambiente


Santiago pone en marcha un piloto pionero para el control de residuos a través de contenedores inteligentes

La iniciativa, enmarcada en el proyecto Smartiago, tiene como objetivo el desarrollo de contenedores inteligentes para la caracterización de residuos sólidos orgánicos

Santiago pone en marcha un piloto pionero para el control de residuos a través de contenedores inteligentes El alcalde, con el concejal Sindo Guinarte y representantes de Wellness TechGroup
538

Acciona Web

El concejal de Presidencia, Relaciones Institucionales y Turismo de Santiago, Gumersindo Guinarte, ha presentado el proyecto del sistema inteligente de recogida de Residuos Sólidos Urbanos (RSU) que se desarrollará en la ciudad como parte del proyecto Smartiago. En la presentación estuvo acompañado por Wellness TechGroup, la empresa ganadora, su director ejecutivo, David García Ternero, y la delegada de la empresa sevillana en el norte de España, Fernanda Diz Vega.

El proyecto Smartiago, de Contratación Pública de Innovación (CPI), tenía entre sus objetivos en el desafío de los RSU, lograr un nuevo modelo de depósito y tratamiento descentralizado de residuos que permita cumplir con los requisitos marcados por la UE; así como implementar una nueva forma de relación con la ciudadanía que premie el comportamiento adecuado en relación al vertido de residuos sólidos urbanos (RSU), aumentando la corresponsabilidad y la transparencia. El servicio de gestión de residuos sólidos urbanos y limpieza viaria suponen un coste anual de 11,55 millones de euros / año, que es aproximadamente el 28% del Capítulo 2 del presupuesto municipal.

El objeto de este contrato con Wellness TechGroup es el diseño, desarrollo y construcción de colectores de superficie inteligentes para la caracterización de residuos sólidos orgánicos, basados ​​en el uso de tecnologías abiertas IoT, la aplicación de algoritmos de aprendizaje automático y el uso de datos abiertos como fuentes para el enriquecimiento de modelos de predicción con información contextual. La implementación de estas tecnologías permitirá monitorear el cumplimiento de los objetivos del acuerdo Smartiago.

El concejal Gumersindo Guinarte remarcó "el esfuerzo que le cuesta a una administración municipal de un municipio como Santiago llevar a cabo un proyecto de esta naturaleza, que implica dinámicas en las que no teníamos experiencia", y agradeció a todo el personal municipal su afán e implicación en el proceso.

Guinarte también ha destacado que Santiago es la primera ciudad española Patrimonio de la Humanidad en llevar a cabo un proyecto de esta naturaleza, con toda su complejidad, y que, desde el Ayuntamiento, confían en "sacar el concurso completo de los retos en los que se subdivide el proyecto Smartiago. Aún quedan por realizar dos licitaciones, que comenzarán a principios del próximo año y tendrán una ejecución de 18 meses".

También recordó que los proyectos de CPI no pueden ser utilizados por las administraciones públicas para abastecerse de suministros e infraestructuras: “no se pretende comprar una gran cantidad de contenedores, sino realizar proyectos piloto limitados a su alcance que luego puedan ser utilizados por ella y otras administraciones para mejorar la prestación de los servicios públicos municipales ”.

La empresa adjudicataria del proyecto Smartiago para el concurso CPI para el desafío RSU, Wellness TechGroup, tiene presencia internacional y más de 18 años de experiencia en ciudades inteligentes, iluminación, energía y gestión de RSU, así como una amplia experiencia en proyectos de I+D+i. Su director ejecutivo, David García Ternero, expresó su agradecimiento a la ciudad de Santiago por su apuesta por la innovación para solucionar la gestión de residuos, "uno de los grandes problemas a nivel mundial", en sus palabras.

García Ternero afirmó que la tecnología jugará un papel clave para ayudar a cumplir con la directiva de la UE para lograr el 50% del tratamiento de residuos, y la parte orgánica, que será tratada en el marco del proyecto Smartiago, representa el 25% de todos los residuos. que se generan y "en los que todavía hay muy poca reutilización".

Los tres contenedores que se instalen durante el proyecto estarán equipados con sensores, por lo que es esta tecnología la que evalúa el tiempo preciso para que los residuos pasen a la siguiente fase de tratamiento en función de su estado. Además, el público estará en el centro del proyecto, siendo "una parte muy importante del proceso", buscando la calidad del reciclaje en la propia fuente del vertedero de residuos. Los contenedores, que serán autosuficientes energéticamente y contarán con sistemas antivandálicos, podrán detectar impurezas o inpropios en los residuos depositados.

A partir de la instalación del piloto, prevista para la fase final del proyecto, el objetivo será "conseguir que la ciudadanía se sume al proyecto", según el director ejecutivo de Bienestar, buscando un cambio de modelo que se pueda replicar en otras ciudades, con el fin de de "mejorar la calidad de los servicios ofrecidos a los ciudadanos".

El proyecto Smartiago es un proyecto de Compras Públicas de Innovación que tiene como objetivo dar solución a diversos retos detectados por el Ayuntamiento de Santiago en tres líneas de actuación (movilidad, RSU e iluminación). La licitación del sistema inteligente de recogida de RSU tuvo un presupuesto base de 466.200 euros (sin IVA) y fue adjudicada en 369.000 euros (sin IVA) y tendrá un plazo de ejecución de 18 meses.

 

Cofinanciación del FEDER

El proyecto Smartiago se desarrolla en el marco de un convenio de colaboración de la Línea FID (Promoción de la Innovación desde la Demanda) entre el Ministerio de Ciencia e Innovación y el Ayuntamiento de Santiago de Compostela y está financiado en un 80% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) en marco del Programa Operativo Plurirregional de España 2014-2020. También está cofinanciado por la Agencia Gallega de Innovación (GAIN) en un 10 por ciento.


538

Noticias relacionadas


EN PORTADA