Sanimobel cabecera
FCC web

Movilidad


Santiago de Compostela trabaja para la mejora de la calidad del aire y pone en marcha la Zona de Bajas Emisiones

El proyecto se estructura en bloques que van desde la introducción y el diagnóstico de la calidad del aire a la definición de las ZBE, incluyendo un plan de sensibilización, comunicación y participación.

Santiago de Compostela trabaja para la mejora de la calidad del aire y pone en marcha la Zona de Bajas Emisiones
1261

El Consejo de Gobierno aprobó el proyecto de puesta en marcha de actuaciones para la mejora de la calidad del aire y puesta en marcha de la Zona de Bajas Emisiones de Santiago de Compostela,  presentado por el alcalde, Xosé Sánchez Bugallo; el concejal de Movilidad, Gonzalo Muíños; y Eduardo Díaz, gerente de AAPP y Smart Tech de la empresa Cinfo.

Este documento contiene las medidas y directrices necesarias para dar respuesta a los requisitos establecidos en la Ley 7/2021, de 20 de mayo, de Cambio Climático y Transición Energética para la implantación de Zonas de Bajas Emisiones en los municipios de más de 50.000 habitantes.

Según el documento, el Ayuntamiento de Santiago en su estrategia de cambio climático contempla, a través de este proyecto, avanzar hacia la implementación de zonas de bajas emisiones como un objetivo claro y ambicioso que requiere la implementación de una serie de medidas que se irán estableciendo paulatinamente para la mejora de la calidad del aire en el territorio.

Lo primero que se hizo, según explicó Eduardo Díaz, fue un análisis de la situación actual, y la "complementariedad con otras medidas". Se analizaron otros proyectos que ya están en marcha, como Trafair, sobre calidad del aire, que el Ayuntamiento gestiona con la USC, junto con otras universidades y ciudades europeas.

El resultado “es que la calidad del aire en Santiago es buena”, por lo que las necesidades se enfocarán más, apuntó, en “avanzar contra el cambio climático y mejorar la movilidad”.

En este contexto, según Díaz, se propone una zona principal de bajas emisiones, en el almendro del casco histórico de Santiago, para contribuir a su conservación y continuar con su apuesta por la descarbonización de este enclave de gran relevancia para En la ciudad, según ha señalado, “ya ​​se han implantado diferentes medidas de bajas emisiones”. Las soluciones tecnológicas que se utilizarán serán las actuaciones que se contemplaron en el marco del proyecto Smartiago para este entorno: control de acceso de vehículos, supervisión y control de acceso en aparcamientos y paneles informativos.

Eduardo Díaz informó que también se contempla la implementación de acciones de mejora en el entorno urbano de Restollal con el objetivo de establecer en una etapa posterior la posibilidad de implementar una nueva Zona de Bajas Emisiones en la ciudad. Ha recordado que se solicitó una subvención para llevar a cabo este proyecto que, ha señalado, “da solución a una de las exigencias de la propia orden. Una vez está en marcha, y hay una serie de condiciones que marca el propio Ministerio, se avanzará, y paralelamente con la redacción del PMUS, el Plan de Movilidad Urbana Sostenible que se está elaborando en estos momentos, se cumplirá con todo lo relativo a la participación ciudadana y la implicación de los agentes afectados por las medidas adoptadas. ." En este momento, agregó, “el proyecto está aprobado, por lo que se está cumpliendo con la ley, ya partir de ahí se analizarán con más detalle los pasos a medida que avance la legislación”.

El concejal Gonzalo Muíños ha querido trasladar un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía: “los vecinos no tendrán que mover sus vehículos. Tienen garantizado el paso por la zona”, al igual que los repartidores de mercancías. Las ZBE se van a implementar de manera paulatina, explicó, algo “que llegó para quedarse”. En todo caso, ha señalado que todos los "procesos que se vayan a implantar" tendrán un periodo de prueba, "de información previa". Todos los cambios que se implementarán, agregó, estarán incluidos en el PMUS.

De momento, ha recordado el alcalde, los objetivos están anunciados, pero no "marcados". “Estamos a la espera de que el Ministerio emita un decreto que desarrollará el artículo 14 de la ley y ese texto establecerá los términos y condiciones”. Sánchez Bugallo agregó que el Gobierno Municipal está trabajando "en todos los sentidos, por un lado este documento que delimita las zonas y analiza la situación desde el punto de vista de la calidad del aire y otros elementos contaminantes".

Recordó que, a través de Trafair “conocemos en tiempo real los datos de las mediciones”, en las que Santiago presenta una calidad de aire óptima; “tenemos en marcha el PMUS, que es el que tiene que dar cobijo a todo este conjunto de medidas” y también se “pondrá en marcha el Centro Logístico de Distribución de Mercancías para tener una estructura que permita organizar la distribución de mercancías en la ciudad Histórica con vehículos menos contaminantes.

Y a través de Smartiago disponemos de los elementos de control específicos para asegurar que se puede cumplir la normativa que se elabora.” El alcalde enfatizó que “en Santiago hay que priorizar la movilidad peatonal, el uso del transporte público y la apuesta por medios de transporte más suaves, como la bicicleta”. Todo ello se plasmará, concluyó, en una nueva Ordenanza de Movilidad que previsiblemente entrará en vigor en 2024”.

El proyecto de “Inicio de actuaciones para la mejora de la calidad del aire e implantación de la Zona de Bajas Emisiones de Santiago de Compostela” se estructura en cinco bloques: introducción, diagnóstico preliminar de la ciudad, diagnóstico de la calidad del aire de Santiago, definición de las Zonas de Bajas Emisiones y un plan de sensibilización, comunicación y participación.

 

Otros acuerdos

El Gobierno también aprobó, tal y como estaba previsto, la adjudicación del expediente de contratación Suministro e instalación de nuevos elementos para la renovación del Parque Infantil Pérez Lugín, por un importe de 56.930,78 euros, a HPC Ibércia, que presentó la propuesta más económica.

Además, dio luz verde a la licitación del Parque Infantil Almáciga, estableciendo un presupuesto máximo de licitación de 85.771,82 euros, IVA añadido.

También se aprobaron diversas justificaciones de convenios, entre las que destacan las de ayudas a actividades de promoción y dinamización comercial para el año 2022, con la Fundación Santiago Centro, Área Comercial, por 24.061,85 euros; Asociación Em-Rede. Red de Iniciativas Empresariales de Santiago y Región, por 2.243,27 euros; Asociación de Empresarios y Profesionales CCA Compostela Monumental, por 28.658,25 euros; Asociación Punto Compostela CCA, por 24.874,93 euros; y la Asociación de Artesanos y Orfebres de Compostela, por 11.624,57 euros. y las de ayudas a clubes y entidades deportivas para 2022, entre las que destaca el Club Atlético Santiago, por 10.000 euros; la del Obradoiro Club de Amigos Baloncesto S.A.D., por 120.000 euros; y la del Club Arteal Tenis de Mesa por 12.000 euros.


1261

Noticias relacionadas


EN PORTADA