Sanimobel cabecera
FCC web

Smart Cities


Poniendo el foco en la sostenibilidad: iluminando el futuro. Los planteamientos de Benidorm

Por Toni Pérez, Alcalde de Benidorm

Poniendo el foco en la sostenibilidad: iluminando el futuro. Los planteamientos de Benidorm
221

En el caso de Benidorm, desarrollar una política concreta para la renovación y adecuación del alumbrado público responde a un múltiple ejercicio de responsabilidad: mejorar nuestra imagen, aumentar la calidad de vida de nuestros ciudadanos y visitantes, reducir el consumo de energía y los costes económicos asociados, incrementar la eficiencia energética, proteger y preservar el medio ambiente para las generaciones futuras, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y, en definitiva, adaptarnos al cambio climático que es la clave de bóveda del futuro que entre todos hemos de construir. 

Todas las acciones que emprendemos en este campo no son, para nosotros, líneas de trabajo nuevas; llevamos en ellas más de un lustro -y muy especialmente desde 2019- bajo la premisa del tremendo potencial de ahorro energético que todos los municipios tenemos en consumos o en aplicación e políticas con inmediatos beneficios en las personas, sus economías y salud global del planeta.

 

Los planes desarrollados han permitido reducir la factura eléctrica en 2021 en casi un 52%. Los ahorros han sido reinvertidos en actuaciones que sigan incrementando la eficiencia energética de la ciudad.

 

Para Benidorm, la prioridad inicial fue la renovación de los sistemas de iluminación exterior en consonancia con el objetivo europeo de reducción de emisiones netas al 55% para 2030. Pusimos el proceso en marcha y reconfiguramos planes y estrategias existentes, creando nuevas propuestas como el Plan Municipal de Eficiencia Energética, algunas iniciativas de la Estrategia de Desarrollo urbano Sostenible e Integrador (EDUSI), el Plan Municipal de Adaptación al Cambio Climático y el Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible donde, en todos ellos, la Agenda 2030 y los ODS tiene su proyección.

 

 

Así la factura eléctrica, que en 2011 fue de tres millones de euros -(3.001.663 euros)-, la hemos conseguido reducir en 2021 hasta el millón cuatrocientos cincuenta mil euros -(1.450.014)-, lo que supone reducir el gasto eléctrico en casi un 52%. Estas cantidades, son reinvertidas en actuaciones que sigan incrementando la eficiencia energética para que el ahorro pueda continuar creciendo. Paralelamente, en Benidorm hemos conseguido una reducción de consumo de 2,3 millones de kilovatios (de 12.774.978 a 10.489.018 Kw) entre 2012 y 2021, gracias a las prácticas de eficiencia energética.

 

La eficiencia energética es una constante en todas actuaciones municipales. Las obras que se llevan a cabo a través de la EDUSI, las propias obras de mantenimiento y renovación de infraestructuras o las inversiones de empresas concesionarias de servicios municipales también trabajan bajo las premisas de innovación tecnológica y ahorro energético.

 

Clave ha sido la tecnología LED en los proyectos de renovación del alumbrado público. La prioridad municipal era actuar en consonancia con los ejes de innovación, sostenibilidad, tecnología y gobernanza del DTI donde Benidorm se certificó como primer Destino Turístico Inteligente del mundo en 2019, abriendo un camino en el que ha superado ya cuatro auditorías, siempre a mejor, en el que ha están otros cuatro destinos españoles.

Sustitución de luminarias, mejora de las mismas, nuevos equipos de mando, monitorizando puntos y cuadros para llegar a implementar un sistema centralizado de telegestión que nos permite, incluso, una regulación individual del flujo luminoso de la luminaria y concretar el horario de encendido-apagado de la misma. Es más, podemos llegar a la información puntual e instantánea del consumo individualizado de cada elemento para detectar anomalías y corregirlas.

Las iniciativas más recientes se han centrado en la zona centro de Benidorm, casco tradicional, donde se ha actuado sobre 2733 de los 3.410 puntos de luz existentes habiendo ya reducido la potencia instalada de 441’20 a 119’53 kw; en la propuesta para la zona de Levante pasaremos de los 759’59 Kw a 195’01 Kw. En el entorno del Parque y la Avenida de l’Agüera, en el pasado mes de mayo, también se renovaron 200 luminarias

Estas últimas acciones están cofinanciadas por Fondos Europeos, Fondos FEDER, a través del Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDAE), adscrito al Ministerio para la Transición Ecológica. La Sociedad Ibérica de Construcciones Eléctricas, SICE, es el elemento operativo principal de esta acción. La empresa se ocupa también del mantenimiento integral de las instalaciones del edificio principal del Ayuntamiento de Benidorm.

Pero no solo el Ayuntamiento, la ciudad de Benidorm está inmersa en un proceso de descarbonización donde sus hoteles consiguen hasta el 44% de su consumo energético a través de su instalación de placas fotovoltaicas, evitando la emisión de más de 300.000kg de CO2 al año, y con retornos de inversión en menos de cinco años.

 

Nuestras propuestas siempre son escalables e implementables en cualesquiera otro municipio. Hay que ganar el futuro con el día y día porque nuestras ciudades son siempre trabajos inacabados en constante renovación.

 

La eficiencia energética es una constante en todas actuaciones municipales. Las obras que se llevan a cabo a través de la EDUSI, las propias obras de mantenimiento y renovación de infraestructuras o las inversiones de empresas concesionarias de servicios municipales también trabajan bajo las premisas de innovación tecnológica y ahorro energético.

También Benidorm tiene inscrita su huella en el Registro de Huella de Carbono, compensación y proyectos de absorción de CO2 del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Benidorm cuenta con su correspondiente acreditación con la comunicación del derecho a usar el sello CO2 Calculo – Compenso - Reduzco, de la Oficina Española de Cambio Climático.

En 2020, Benidorm entró en la selección de ciudades a analizar en virtud de las disposiciones europeas sobre el cálculo de la huella de carbono al disponer de un Plan de Acción de Energía Sostenible (PAES) que contempla tanto el ámbito municipal en sí como la trama urbana de la ciudad y sus acciones e interacciones relativas a circulación y tráfico que se basan en políticas de movilidad en las que este Ayuntamiento también incide.

Junto al PAES y al inventario de emisiones, Benidorm ha desarrollado con posterioridad una fase más avanzada, el Plan de Acción sobre el Clima y las Energías Sostenibles (PACES), que ha confirmado la reducción de emisiones que han pasado de las 475.000 toneladas de CO2 anual a las actuales computadas de 360.000 toneladas. Esto se ha debido a la implantación del gas natural en Benidorm, que supone menos emisiones, a las nuevas medidas implantadas de peatonalización y reducción de velocidad en distintos tramos del casco urbano. A través del PACES Benidorm pretende conseguir, al menos, abastecerse en un 27% de energías renovables en el municipio, con un ahorro del 27% en la energía consumida y la reducción del 40% de las emisiones generadas por gases de efecto invernadero. Para esos objetivos de mitigación del cambio climático se han establecido un total de 85 acciones.

Una de las medidas más decisivas para este reconocimiento de eficiencia energética ha encontrado base en la política de ahorro energético que desarrolla el Ayuntamiento de Benidorm y que ha conseguido una reducción del 40% del gasto en electricidad. Además, Benidorm compra energía verde certificada para el 100% de sus necesidades en alumbrado público y consumo en edificios municipales. Junto a ello, la apuesta por vehículos híbridos y, principalmente, eléctricos con destino a la flota de los Servicios Técnicos del ayuntamiento. La compra de esta energía verde certificada se lleva a cabo a través de la Central de Compras de la Diputación de Alicante.

 

 

En el ADN de Benidorm está, desde el principio de su acción urbanística de 1956, la sostenibilidad. Ya en el siglo XXI implanta las Zonas de Bajas Emisiones y se adhiere a la Red de Ciudades por una movilidad con Bajas Emisiones. Benidorm se compromete con lo establecido en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima para reducir un 35% el tráfico privado y minorar las emisiones contaminantes y de gases de efecto invernadero. En Benidorm, la Zona de Bajas Emisiones se divide en tres subzonas -Levante, el centro urbano y Poniente- y esta iniciativa se suma al conjunto de actuaciones municipales buscando hacer una ciudad amable y cómoda, dentro de los objetivos de sostenibilidad, y que al mismo tiempo sea un modelo para la atenuación de los impactos derivados del cambio climático.

Benidorm es un destino turístico líder y su objetivo de gestión, de gobernanza, no es otro que, como dijimos al principio, mejorar la imagen, aumentar la calidad de vida de nuestros ciudadanos y visitantes, reducir el consumo de energía y los costes económicos asociados, incrementar la eficiencia energética, proteger y preservar el medio ambiente para las generaciones futuras, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Ese es el camino y en él estamos.

Pero esta hoja de ruta es válida para todos. Nuestras propuestas siempre son escalables e implementables en cualesquiera otro municipio. Hay que ganar el futuro con el día a día porque nuestras ciudades son siempre trabajos inacabados en constante renovación.


221

Noticias relacionadas


EN PORTADA