Sanimobel cabecera
FCC web

Alumbrado


Pamplona adjudica el contrato de mantenimiento del alumbrado apostando por el cambio a tecnología LED

El nuevo contrato de alumbrado público de la ciudad contempla la progresiva sustitución de luminarias de tecnología de descarga por otras de tecnología LED

Pamplona adjudica el contrato de mantenimiento del alumbrado apostando por el cambio a tecnología LED
235

La Junta de Gobierno Local de Pamplona ha aprobado la adjudicación de los trabajos de mantenimiento y conservación de las instalaciones de alumbrado público de Pamplona, por un importe de 6.832.950 euros en tres años. El contrato corresponde a Sociedad Española de Construcciones Eléctricas SA (SECE), que ha realizado una baja económica del 7% en el concepto de mantenimiento básico y ha ofertado, en el aspecto medioambiental, instalar 100.000 vatios en tecnología led, sustituyendo luminarias existentes de vapor de sodio y halogenuros metálicos.

Pamplona cuenta con 34.507 puntos de luz de alumbrado público y alumbrado ornamental, con sus correspondientes centros de mando, circuitos de alimentación, canalizaciones y centros de transformación, que es necesario mantener y conservar para garantizar su funcionamiento y una adecuada iluminación en la vía pública en horario nocturno. 

El contrato, válido para tres años con opción a dos prórrogas anuales más, contempla un mantenimiento básico y un mantenimiento programado, previniendo posibles averías y realizando las reparaciones y/o sustituciones necesarias, además de otros trabajos de conservación y puesta a punto. Es previsible la incorporación de nuevas zonas de alumbrado público que mantener, en la vigencia del contrato.

El mantenimiento incluye la aplicación de medidas de ahorro y eficiencia energética, como la sustitución de lámparas y luminarias por otras de mayor eficiencia lumínica, mejora de la calidad reflectante y direccional de la luminaria o implantación de sistemas de regulación del flujo lumínico de los puntos de luz y de los encendidos y apagados, que permitan adecuar los valores de los niveles de iluminación a los que exige la Reglamentación vigente. 

Además, el alumbrado debe reducir la emisión de luz directa hacia el cielo o reflejada por las superficies iluminadas, para evitar la contaminación lumínica, y el consumo de electricidad y las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera. En este apartado cobra especial importancia la progresiva sustitución de luminarias de tecnología de descarga por otras de tecnología LED.


235

Noticias relacionadas


EN PORTADA