Sanimobel cabecera
FCC web

Medio Ambiente


Pamplona activa un sistema de patrullaje para asegurar el cumplimiento de la ordenanza de residuos

Esta medida, pactada pero no cumplida desde 2021, busca corregir conductas “incívicas” como abandonar bolsas fuera de sus contenedores o depositar voluminosos en lugares no habilitados

Pamplona activa un sistema de patrullaje para asegurar el cumplimiento de la ordenanza de residuos
316

Acciona Web

El Ayuntamiento de Pamplona y la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona han acordado poner los medios necesarios para que se cumpla el acuerdo firmado en junio de 2021 y que preveía, entre otras medidas, el control conjunto de los incumplimientos de la ordenanza de gestión de residuos. Así lo han respaldado hoy el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, y el presidente de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, David Campión, que se han reunido en el Ayuntamiento de Pamplona. Ambas instituciones han acordado materializar aquellos compromisos en un nuevo sistema de patrullaje conjunto que tendrá capacidad tanto inspectora como sancionadora y que se ha puesto en marcha hoy mismo.

En el acuerdo de 2021 se calificaba expresamente el abandono de bolsas de residuos (bolseo), voluminosos y otro tipo de residuos como un “problema de incivismo que afecta directamente a la gestión de residuos” y a la “salubridad” de los barrios, que serían, por tanto, prácticas perseguibles y sancionables. Según aquel acuerdo, el Ayuntamiento, a través de la Policía Municipal, debía controlar y denunciar, si procediese, incumplimientos como depositar los residuos sin separarlos por fracciones o en contenedores o puntos de recogida distintos a los identificados para cada fracción, o depositar los residuos incumpliendo las condiciones, lugares y horarios establecidos en la ordenanza de la Mancomunidad.

Por su parte, la Mancomunidad debía realizar las labores previas de vigilancia, inspección y control del cumplimiento de la normativa, y aportar la información necesaria a la Policía Municipal para facilitar sus labores de control y denuncia. Además, debía tramitar, a la vista de las denuncias presentadas, los correspondientes expedientes sancionadores informando de su desarrollo al Ayuntamiento.

Ambas responsabilidades ahora sí se pondrán en marcha de forma coordinada a través de las patrullas conjuntas que integrarán un inspector de la MCP y un agente de Policía Municipal.

 

Advertencias antes de las multas

Tanto Asiron como Campión han acordado que la puesta en marcha de las medidas punitivas se realice en dos tiempos. En un primer momento, sólo serán sancionados aquellos locales que, habiendo sido advertidos previamente, reincidan en los incumplimientos. El resto serán solo advertidos. Posteriormente ya se sancionarán sin excepción los incumplimientos de la normativa. Tanto el Ayuntamiento como la Mancomunidad insisten en que el acuerdo que ahora se pone en valor no busca un efecto punitivo o recaudatorio, sino de prevención y concienciación frente a estas prácticas incívicas. Las sanciones afectan tanto a locales como a personas particulares.  

Las infracciones más comunes son el depósito de bolsas, cartón o embalajes, garrafas con líquido o vidrio fuera de los contenedores, voluminosos que se depositan fuera de los puntos de recogida, la sustracción de residuos correctamente depositados, mover o desplazar los contenedores sin consentimiento, realizar pintadas o grafitis y pegar carteles o adhesivos en los contenedores, o dañar estos contenedores, buzones o puertas de neumática.

 

Ordenanza e infracciones

La ordenanza de residuos de la Mancomunidad tipifica las infracciones en tres categorías: leves, graves y muy graves. Entre las infracciones leves, que llevan aparejada la sanción de hasta 750 euros, se especifica el depósito sin separar o fuera de lugar u horario, así como el depósito sin plegar o despiezar los residuos, para reducir su volumen y aprovechar al máximo la capacidad de bolsas y contenedores.

Las infracciones graves no tienen que ver con el bolseo o el depósito de voluminosos, pero sí las muy graves, penadas con multas de 1.501 a 3.000 euros. Entre otras, se consideran infracciones muy graves son evacuar residuos por el alcantarillado poniendo en grave riesgo la salud o el medio ambiente, o depositar residuos peligrosos o residuos clínicos encontenedores o buzones de recogida.


316

Noticias relacionadas


EN PORTADA