Sanimobel cabecera
FCC web

Medio Ambiente


Mejoras en los contenedores de gran capacidad de las playas y parques de Barcelona

Nueva señalización en los parques y playas metropolitanas

Mejoras en los contenedores de gran capacidad de las playas y parques de Barcelona
234

Acciona Web

A lo largo de este verano y después de una prueba piloto, se implantará una nueva señalización en los contenedores de gran capacidad de los parques y playas metropolitanas. Los nuevos adhesivos indican el tipo de residuos que se puede tirar y también información sobre su tratamiento y gestión.

En el caso de los contenedores de las playas, el nuevo vinilo también incluye la recomendación de no tirar sombrillas. Estos elementos dificultan en gran medida los trabajos de vaciado ya que a menudo quedan abiertos o atravesados ya la vez generan muchos errores en las lecturas de los sensores de llenado.

Además de la nueva señalización, durante esta temporada de verano también se colocarán nuevos contenedores en los parques metropolitanos de Torre-roja, Bastida, Aguas, Canal de la Infanta, Turonet, Laguna y Masot. Hasta ahora sólo había dos parques, Can Zam y parque Nuevo.

Los contenedores de gran capacidad se comenzaron a instalar en las playas metropolitanas el año 2011. El objetivo era sustituir las papeleras estándar, reducir su impacto visual y también su frecuencia de recogida. Ahora mismo hay un total de 127 repartidos por las playas de los 8 municipios del litoral metropolitano.

En cuanto a los parques, los contenedores se sitúan cerca de las áreas de picnic donde se genera una gran cantidad y diversidad de residuos. Gracias a su gran capacidad, 2 m3, Se reducen las bolsas que se acumulaban en las papeleras convencionales. También se minimiza la posibilidad de que, algunos animales, como jabalíes o gatos, puedan acceder, esparciendo desechos y haciendo destrozos. Además, son elementos estancos que no sueltan restos de líquidos y lixiviados al terreno.

 

Sistema de recogida

El sistema de recogida es mecánico, con camiones compactadores. En el caso de las playas, son vehículos preparados para circular por la arena y, en el caso de los parques, se procura colocar los contenedores en puntos accesibles para vehículos de gran tonelaje.

En las playas la frecuencia de recogida de los residuos se define según la estacionalidad. Es superior durante la temporada de baño, cuando hay más afluencia de usuarios y el vaciado se realiza durante la noche. En los parques la recogida es semanal en lugar de diaria, como se hacía con las papeleras convencionales. Este cambio favorece el ahorro energético y de emisiones.

Los contenedores de playas también disponen de sensores de llenado que permiten establecer con exactitud, a través de una aplicación informática y en tiempo real, qué hay que vaciar. De este modo se optimizan los recursos, se reducen las emisiones de CO2, la circulación de vehículos y el pisoteo de la arena, a la vez que se dispone de avisos inmediatos en caso de incidencia.

Los vehículos de recogida también están equipados con un sistema GPS que aporta información de la ruta recorrida y registra las fechas, horarios y localización de los contenedores vaciados. Estos datos facilitan el control y el seguimiento de la gestión de los residuos de las playas metropolitanas.

 

Gestión de los residuos

Los residuos recogidos en los contenedores de los parques y playas se separan en destino en plantas de selección. Una vez allí, se extraen los envases y plásticos de diferentes tipos, así como el papel, el cartón o vidrio. A continuación se compacta y se envían a las empresas recicladoras y centros autorizados. 


234

Noticias relacionadas


EN PORTADA