Sanimobel cabecera
FCC web

Medio Ambiente


Madrid contra los grafitis

Empieza a funcionar el nuevo Servicio Público de Limpieza Urgente (SELUR), dotado de más medios para agilizar y hacer más eficientes las intervenciones

Madrid contra los grafitis
599

Acciona Web

Madrid mantiene su compromiso con la mejora del estado de la ciudad y contará con un nuevo servicio para borrar el rastro de las pintadas vandálicas en el municipio: las ‘patrullas antigrafitis’.  Este jueves comienza a funcionar el contrato de gestión del Servicio Público de Limpieza Urgente (SELUR) que, entre otros servicios de limpieza especiales, incluye la activación de estos equipos especializados. Estas patrullas no solo han de responder a los avisos de la ciudadanía para eliminar las pintadas, sino que deberán revisar de manera periódica -de acuerdo a las frecuencias de paso establecidas por el Ayuntamiento de Madrid- las zonas de los distritos donde su aparición es habitual, para limpiarlas.

Ha sido en la plaza del Dos de Mayo, en el distrito Centro, uno de los escenarios que más sufre la actuación de los grafiteros, donde el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha presentado el nuevo SELUR. Acompañado por el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, ha comprobado la intervención de un equipo de diez efectivos para recuperar el estado original de las fachadas y de diferente mobiliario urbano en este enclave del barrio de Universidad.

Almeida ha señalado que el SELUR “es uno de los servicios más queridos y valorados por los madrileños” porque “después de grandes eventos multitudinarios, como citas deportivas o como el MadCool o el Orgullo, actúan inmediatamente en la limpieza de la ciudad”. El alcalde ha destacado que las nuevas actuaciones incorporadas “permitirán responder con mayor agilidad, rapidez y eficiencia ante las diferentes necesidades de limpieza de la capital” y, en concreto las ‘patrullas antigrafitis’, posibilitarán “una respuesta más rápida y eficaz ante esta forma de vandalización”.

 

Esfuerzo económico

El alcalde ha subrayado que, para continuar poniendo en valor el estado y la imagen de la capital española, el presupuesto del contrato del SELUR se ha incrementado un 158,4% respecto al pliego anterior, es decir, 2,5 veces: se ha pasado de invertir 8,9 millones de euros a 23 millones -que elevan hasta 701,2 millones de euros anuales el presupuesto actual destinado a la limpieza de la ciudad-. De los 23 millones destinados al SELUR, casi 6 millones de euros se reservan para la eliminación de pintadas vandálicas.

Este aumento del presupuesto ha redundado en las exigencias del Ayuntamiento al concesionario: más medios personales y materiales. Así, la plantilla para todo el SELUR se eleva en 156 puestos de trabajo (69,3%), alcanzando una total de 381 puestos.

Hasta ahora, la limpieza de grafitis en Madrid se realizaba con una plantilla común para todos los servicios, atendiendo a las necesidades del día y bajo la planificación de la Dirección General de Servicios de Limpieza y Residuos. El SELUR solo actuaba cuando había que eliminar pintadas alusivas, amenazantes o de alarma social contra personas e instituciones. Sin embargo, las nuevas ‘patrullas antigrafitis’, formadas por 55 operarios en los turnos de día de diario y fines de semana, se crean para intensificar la limpieza de estas pintadas de una forma homogénea y eficiente, indistintamente de su temática (alusivas o no) y sobre un mayor abanico de materiales vandalizados. De hecho, entre las mejoras que aporta el nuevo contrato es que se podrán retirar las pintadas sobre superficies metálicas, metracrilatos y de plástico, que hasta ahora no se cubrían por parte de los servicios municipales.

 

Atención a los avisos de los ciudadanos y frecuencias fijas por barrios

La totalidad de los avisos relacionados con pintadas por cualquier canal de atención al ciudadano serán atendidos por el SELUR. El Área de Medio Ambiente y Movilidad que dirige Carabante crea doce equipos exclusivamente dedicados a retirar los grafitis de avisos ciudadanos, siendo el plazo de resolución de 7 días desde la recepción del aviso. En el caso de pintadas de grafitis alusivas, el concesionario deberá proceder a su eliminación en un tiempo inferior a 3 horas.

Además de las actuaciones por avisos, el Área de Medio Ambiente y Movilidad ha establecido las frecuencias de eliminación de pintadas para el nuevo SELUR. En los seis barrios de Centro, el distrito con mayor proliferación de pintadas, se revisarán las zonas sensibles para su limpieza una vez cada 25 días.

Para aquellas zonas donde los grafitis son habituales pese a su retirada, se ha estipulado una periodicidad de una vez cada 45 días. Se trata de once barrios situados en cuatro distritos: Valverde (Fuencarral-El Pardo); Aluche, Las Águilas, Lucero, Puerta del Ángel (Latina); Buenavista, Opañel, San Isidro y Vista Alegre (Carabanchel); Numancia y San Diego (Puente de Vallecas).

En el resto de los 114 barrios de la ciudad, la frecuencia de intervención será cada 60 días.

 

Sanciones más duras

En Madrid se realizaron 42.994 servicios de limpieza en 2021 para eliminar las pintadas vandálicas proyectadas sobre 167.693 metros cuadrados de fachadas de edificios, una media de 118 actuaciones diarias. Fue en el distrito de Centro donde más actuaciones se llevaron a cabo (7.691). Las cifras, aunque elevadas, fueron un 38% inferiores a los servicios que se realizaron en 2019, cuando se registraron 69.269 intervenciones a lo largo del año, unas 190 diarias, y un 62,12% menos de superficie vandalizada con espray respecto al año previo al estallido de la pandemia. El coste medio del Ayuntamiento de Madrid para acabar con los grafitis superaba entonces los 2 millones de euros anuales.

En 2021 se interpusieron 185 denuncias por la realización de grafitis. Las sanciones por realizar estos actos vandálicos se rigen por el artículo 20 de la ley 3/2007 de Medidas Urgentes de Modernización del Gobierno y la Administración de la Comunidad de Madrid. En diciembre de 2019, el Gobierno municipal endureció los importes por esta infracción, atendiendo a los márgenes que permitía la legislación. Algunas multas se llegaron a duplicar o triplicar. Por ejemplo, en el caso de las pintadas sobre los cierres comerciales o elementos asociados a actividades económicas se elevó de 500 a 1.000 euros; sobre mobiliario urbano, muretes o pilares y puertas, de 300 a 600 euros, o en edificios emblemáticos, las multas por pintadas de menos de un palmo ascienden a 2.000 euros y las que lo superan, 3.000.  

 

Otras actuaciones esenciales del SELUR

En la ciudad se producen de forma continuada situaciones e incidencias como consecuencia de accidentes, inclemencias meteorológicas, catástrofes naturales, vertidos y eventos de cualquier tipo que provocan la necesidad de actuaciones de limpieza urgente en la vía pública, dado que en muchos casos no solo suponen una situación de insalubridad, sino también de inseguridad para los ciudadanos e infraestructuras.

Por esta razón, el SELUR resulta un servicio esencial para poder disponer de una limpieza integral especialmente preparada, con los medios técnicos idóneos y con un tiempo máximo contractual de respuesta desde el momento que se produzca el aviso hasta la llegada del equipo de primera intervención. El SELUR actúa de forma coordinada con otros servicios municipales como son Policía Municipal, Bomberos, Samur-Protección Civil, 112, Agentes de Movilidad, Madrid Salud, así como otras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado o de Emergencias.

Este servicio continuará siendo una pieza clave en el apoyo del Plan de Nevada, con la aplicación de tratamientos preventivos y curativos; el tratamiento para la eliminación de placas de hielo que se formen por bajas temperaturas que puedan provocar problemas de deslizamiento, y el tratamiento de placas de hielo producidas accidentalmente o por roturas de conducciones (16). También asumirán las limpiezas especiales de residuos, acarreos, inundaciones, ramas y árboles caídos producidos por fenómenos meteorológicos.

Se ha introducido el apoyo a otros servicios de limpieza en condiciones adversas de contaminación atmosférica y, dada la experiencia de la pandemia, se ha redactado en el pliego que colaborarán en la desinfección de las calles y mobiliario cuando se produzca un estado de alarma o similar.

 

Mejores tiempos de respuesta

El nuevo servicio, disponible las 24 horas del día, exige mejores tiempos de respuesta para las diferentes actuaciones, englobándolas en grupos separados con penalizaciones diferenciadas enfocadas al cumplimiento de esos tiempos. Una vez llegada la comunicación de la incidencia al centro de operaciones del SELUR, el equipo de primera intervención deberá presentarse en un periodo inferior a 20 minutos en el lugar de los hechos con los medios necesarios para realizar una valoración del alcance de los trabajos a realizar y ser capaz, a su vez, de resolver por sí solo incidencias de pequeña magnitud (accidentes de circulación, limpieza de pequeñas manchas de fluidos tóxicos y peligrosos, etc.). En el caso de accidentes de tráfico, se establece un tiempo de respuesta inferior a 15 minutos desde el aviso inicial de activación hasta la llegada al punto de intervención.

Para la retirada de amianto o de enseres infectados con plagas, dispondrán de 24 horas para trasladarlos para su destrucción segura desde que se produzca el aviso.

Cuando se produzcan activaciones de limpieza y retirada de vertidos incontrolados en espacio público, deberá iniciarse la actuación en un plazo máximo de 72 horas (de lunes a domingo en horario de mañana y tarde).

En el caso del servicio de retirada de ramas y árboles, se contará con equipos específicos que, en caso de tormenta, fuertes vientos o nevada, se encargará de la retirada de las ramas y árboles que resulten caídos a consecuencia de fenómenos meteorológicos adversos y que queden abandonados en la vía pública. Deberán realizar la limpieza en el plazo de 72 horas desde el final del episodio.

Por otro lado, para adaptar el servicio a criterios de sostenibilidad se incorpora maquinaria completamente nueva CERO emisiones o ECO en los vehículos de inspección y en los hidrolimpiadores. Actualmente, la antigüedad media de los vehículos es de 20 años, en mal estado y muy contaminantes. Se potencia también el papel de la tecnología en el control del servicio.


599

Noticias relacionadas


EN PORTADA