Sanimobel cabecera
FCC web

Medio Ambiente


Los primeros contenedores soterrados llegarán en marzo a 30 emplazamientos del centro de Madrid

El establecimiento de este sistema se enmarca en la Estrategia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360, facilitando la mejora en el mantenimiento, la recogida y el impacto visual

Los primeros contenedores soterrados llegarán en marzo a 30 emplazamientos del centro de Madrid
298

Acciona Web

Los trabajos para la instalación progresiva de los 90 contenedores soterrados de papel-cartón, plástico-metal-brice y vidrio, previstos en 30 emplazamientos del distrito Centro de Madrid, comenzarán en la primera quincena de marzo. Las obras para el primer situado se iniciarán en la calle Serrano Anguita, de manera que estarán operativos en el mes de marzo.

Además de estas ubicaciones, está prevista su implantación en la plaza de las Salesas, en la calle Fernando VI, en Divino Pastor, en Campoamor, Gravina, Valverde, Serrano Jover, Amaniel, Embajadores, Jesús y plaza Campillo del Mundo Nuevo. El resto de emplazamientos aún está en fase de proyecto.

El establecimiento de este sistema se enmarca en la Estrategia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360, facilitando la mejora en el mantenimiento, la recogida y, sobre todo, el impacto visual y la estética de estos contenedores en Madrid. El Ayuntamiento de Madrid ya ha finalizado la renovación de los 51 contenedores soterrados repartidos por 18 puntos del distrito de Salamanca.

 

Un sistema ventajoso para la ciudad

Este sistema cuenta con contenedores herméticos de tapa abatible y cierre automático silencioso. El mecanismo de apertura del contenedor es de fácil detección y manejo, permitiendo su accionamiento con el puño o el codo.

Para facilitar el acceso al peatón, además de la maneta de apertura frontal, se ha desarrollado una inscripción en braille en la tapa abatible para personas con discapacidad visual. La altura de la parte inferior de la boca del recipiente está situada a 90 centímetros desde el itinerario peatonal accesible.

Otra de las características ventajosas de estos contenedores para la ciudad es que los residuos se almacenan a temperatura más baja y estable, reduciéndose el ruido, los olores y el riesgo de vandalismo. Al limitarse el impacto negativo provocado por los residuos visibles y el espacio que ocupan en aceras y calles, su instalación mejora la limpieza del entorno y lo hace más transitable.

 

Materiales resistentes y con menor coste de reparación

Los nuevos contenedores constan de bloques de hormigón prefabricado, plataforma de seguridad, cuerpo contenedor, buzón de recepción y sistema de elevación. Tanto los materiales como la pintura y el sistema de insonorización dotan a estos contenedores de una mayor resistencia a cualquier ambiente y a distintas condiciones climáticas y reducen la generación de ruidos molestos e innecesarios, especialmente en lo que concierne a los contenedores de vidrio.

Su sistema de amortiguación hidráulica está configurado para evitar atrapamientos y minimizar el ruido. En lo referente a costes, la modularidad de este sistema le da una ventaja significativa a la hora de su mantenimiento y reparación, pudiéndose reemplazar pieza por pieza sin necesidad de sustituir el conjunto completo. 


298

Noticias relacionadas


EN PORTADA