Sanimobel cabecera
FCC web

Medio Ambiente


Las playas barcelonesas se preparan para la temporada de verano

Se ponen en marcha las actuaciones de montaje e instalación de mobiliario y equipamientos que los puntuales temporales han retrasado

Las playas barcelonesas se preparan para la temporada de verano
357

Acciona Web

El Àrea Metropolitana de Barcelona intensifica las actuaciones de montaje e instalación de mobiliario y equipamientos a lo largo de los 30 km de playas del litoral metropolitano para que estén a punto de cara a la temporada de verano, que empezará oficialmente a principios de junio.
Las tareas e intervenciones más relevantes que se llevarán a cabo y que se alargarán hasta final de mes son las siguientes:
 

  • Instalación de cuatro nuevas áreas de entrenamiento físico (Castelldefels, El Prat de Llobregat, Sant Adrià de Besòs, Badalona).
  • Reubicación en la arena de muchos elementos retirados de manera permanente durante el invierno, como palos de bandera, aparcacicletas, bancos o cierres de zonas dunares, entre otros.
  • Instalación de módulos: 16 módulos de primeros auxilios, 18 módulos de lavabo estándar y 16 módulos de lavabos adaptados-vestuarios.
  • Instalación de balizamientos en zona marítima: 28 km de balizamiento de zonas de baño para la seguridad de los bañistas, 15 canales de salida de embarcaciones, 18 cuerdas de ayuda al baño en puntos con pendientes elevadas, 15 balizamientos de espigones y otros elementos de señalización de zonas protegidas y con usos regulados.
  • Vaciado de pozos de drenaje de las duchas y lavapiés.
  • Incremento de la frecuencia de cribado, que pasa de dos veces al mes a dos veces por semana.
  •  Incremento de la intensidad de la limpieza manual y limpieza selectiva en todas las playas, tanto en las zonas dunares como en las zonas sin vegetación.
  • Incremento de la inspección, control y retirada de residuos.

 
Los temporales obligan a replanificar el montaje y reordenar los servicios

Los temporales tardíos de esta primavera, con oleaje importante y persistente en los meses de marzo y abril, han obligado a replanificar el calendario de montaje y reordenar los equipamientos. En primer lugar, se han retrasado los trabajos de preparación para la temporada alta, que habitualmente comenzaban justo después de Semana Santa. En segundo término, la regresión de arena ha implicado una pérdida importante de ancho de algunas playas, lo que imposibilitará la recuperación de todos los servicios previamente disponibles (paseras, duchas, aparcacicletas...). Las zonas más afectadas por esta circunstancia son algunas playas de Montgat (de las Rocas, de Can Tano y Montsolís), de Badalona (Barca María), de El Prat de Llobregat (parte de Can Camins) y algunas zonas de la playa de Gavà.

En otras playas que han perdido anchura o que se han visto modificadas por los temporales, el AMB ha reordenado los equipamientos y ha reubicado los elementos en zonas más protegidas y estables.

 

Vuelta a la normalidad del servicio después de la pandemia

El equipo de playas del AMB ha modificado las duchas para volver a poner en servicio los 400 rociadores que estaban anulados, después de que se hayan superado las limitaciones derivadas de la covid en el exterior. El total de los 800 rociadores se han sometido a un tratamiento de limpieza y desinfección.
 
A partir de este mes se reanudan las analíticas de la arena de las playas y de las bases de duchas para el control microbiológico. Se realizarán 390 analíticas de arena entre mayo y septiembre para medir el control de calidad sanitario de la arena, los hongos y las levaduras. Este año también se recupera la encuesta de playas y conteo de usuarios, que se paralizó en 2020 a causa de la pandemia.


357

Noticias relacionadas


EN PORTADA