Sanimobel cabecera
FCC web

Medio Ambiente


"La reducción de altura de los contenedores y el rotomoldeo son las dos tendencias principales del sector"

Entrevista a Johnny Rosell, CEO de Urban Gravity


1042

Acciona Web

Urban Gravity


27/11/2020

27 años, nacido en Barcelona en 1992. Johnny Rosell es empresario y graduado en Administración y Dirección de Empresas por el Instituto Químico de Sarrià (IQS). Actualmente ejerce de apoderado de Zoeller Equipos Urbanos, S.A., Consejero de Congost Plastic, S.A., Co-Fundador de Yec Spain y Tesorero de Talent Hub Institute además de Consejero Delegado de Urban Gravity. Socio 42.093 del Fútbol Club Barcelona y ex-corredor motociclismo 125GP.

En esta entrevista hablamos sobre la compañía, sus soluciones y nuevos proyectos.

 

Urban Gravity se dedica al diseño, producción y comercialización de sistemas de contenerización. ¿Qué tendencias observa en el sector de los residuos urbanos?

Urban Gravity se dedica a la comercialización del sistema Diamond, mientras que nuestro socio ROTOTANK es el que se dedica al diseño y la producción. Las dos tendencias más importantes del sector en este momento son la reducción de altura a 1,50 metros y también que el rotomoldeo se está imponiendo a la inyección.

 

¿Por qué dice que los contenedores se reducen a 1,50 metros?

El nacimiento de la carga lateral en Italia en los años 90 fue una de las innovaciones más importantes que ha habido en el sector de la recogida de RSU. En ese momento los contenedores eran superiores a 1,70 metros y nadie sabe por qué, es una historia sobre la que quiero investigar, sigo sin entender como a nadie se le ocurrió hacer contenedores más bajos.

La revolución llegó hace un par de años, el 1,50 metros se está imponiendo. Los motivos son claros: mayor visibilidad para los comercios, mayor seguridad para los ciudadanos al cruzar aceras, accesibilidad para las personas con alguna discapacidad física y accesibilidad para la gente mayor, que suele ser según los datos del INE, personas con una altura menor a la media.

Por todo ello, todo lo que no sea 1,50 metros para el ciudadano es un error. El discurso de que hay menor capacidad no es del todo correcto, ya que es el propio contenedor el que no se llena al 100%. La parte que se llena es la del cuerpo y la cúpula no se llena.

 

¿Por qué dice que el rotomoldeo se está imponiendo a la inyección?

La primera decisión es plástico o metálico. Como en los contenedores más pequeños desde 120 hasta 1.200 litros primero todo los contenedores de basura fueron metálicos y desde la década de los 90 del siglo pasado pasaron a plástico.

En los de mayor volumen de 3.200 litros primero fueron metálicos y desde principios de siglo aparecen las de plástico, ya sean de inyección o rotomoldeo.

Nuestra empresa proviene de la inyección de plástico y ahora apostamos por el rotomoldeo sin ninguna duda: fortaleza, grosor, resistencia, tapas sin ruidos gracias a la doble pared, mayor durabilidad y resistencia.

El polietileno empleado en el sistema de rotomoldeo tiene mayor índice de elasticidad, lo cual permite absorber mejor los impactos del uso diario del contenedor y en la maniobra de descarga.

La comparación entre inyección y rotomoldeo no ofrece dudas para cualquier plastiquero mínimamente informado para contenedores grandes.

 

 

 

¿Qué beneficios tiene el sistema Diamond respecto a los otros sistemas del mercado?

El sistema Diamond es mucho más eficiente que otros sistemas como trasera, lateral y bilateral. Con estos sistemas para poder recoger una ciudad tipo, necesitas combinar más de un sistema. Con esta nueva generación de contenedores 2.200L – 3.200L, complementas la gama Diamond del trasero 240L – 360L – 770L – 1.100L. Puedes unificar el sistema de enganche de los diferentes camiones, lo que permite a los clientes una versatilidad total en el servicio de recogida.

 

¿Cuándo se empieza a trabajar en el sistema Diamond? ¿Se han realizado pruebas ya con vuestros contenedores?

Llevamos 4 años trabajando en este proyecto, empezamos 2016 con el Diamond 3.200 y luego hemos encargado a Rototank la producción y el diseño del Diamond 2.200. Nuestro contenedor es compatible con los diferentes camiones Diamond que hay en el mercado. Hemos hecho pruebas con ellos durante meses y los resultados son satisfactorios.

 

¿Tenéis pensando abrir mercado fuera de España?

Nuestros objetivos de exportación pasan claramente por implantarnos en los mercados dónde el sistema Diamond es especialmente fuerte, para ello hemos llegado a un acuerdo con SCHAEFER para entrar en diferentes mercados europeos. Son los únicos fabricantes que tienen la gama completa de Diamond. Creemos que son los partners adecuados en este proyecto, igual que ellos están convencidos que Urban Gravity es su partner comercial y Rototank su partner industrial.

En Latinoamérica ya estamos en varias ciudades, si que es verdad que el tema del Covid-19 ha ralentizado un poco nuestra expansión, pero hay que ir paso a paso.

 

¿Crees que este sistema se acabará imponiendo en las grandes ciudades?

Estamos presentando a todo el mundo esta nueva generación de contenedores. La gente está muy acostumbrada a lo que hay, es difícil cambiar parcial o totalmente la flota de camiones y contenedores. No tengo dudas que ya es el presente, pero seguro que será el futuro del sector. Los números que aporta en el servicio de recogida aumentan un 30% la eficiencia y a la que haya un cliente en España que apueste por nuestro sistema, detrás vendrán los followers. El sistema Diamond ya está presente en España y los clientes que lo tienen no están dispuestos a cambiar a lateral o bilateral. Esto marca un punto de partida inicial, demuestra que el sistema funciona no sólo en Europa sino también en España. El sistema Diamond no es un sistema cerrado, hay varios fabricantes de contenedores y de camiones a día de hoy.


Entrevista publicada en el número 193 Tercer Trimestre 2020 de Equipamiento y Servicios Municipales.


1042

Noticias relacionadas


EN PORTADA