Sanimobel cabecera
FCC web

Medio Ambiente


Langreo se sitúa entre los concejos asturianos donde más crece el reciclaje de basura

El concejo recoge más de 112.000 kilos en menos de nueve meses gracias a los nuevos contenedores marrones para los restos orgánicos

Langreo se sitúa entre los concejos asturianos donde más crece el reciclaje de basura
222

El municipio espera reciclar este año el 25% de los residuos que genera para aproximarse en 2020 al objetivo del 50% fijado por la Unión Europea

El compromiso y el esfuerzo de la ciudadanía de Langreo han situado al concejo como uno de los ayuntamientos asturianos que consigue reciclar un mayor porcentaje de los residuos que genera. La tasa de recuperación llega al 18,90% de las basuras, según los datos del consorcio autonómico Cogersa referentes a 2018, lo que sitúa a Langreo en la sexta posición entre los 78 municipios de la comunidad autónoma. Solo Gijón y Oviedo, las dos mayores ciudades, superan ese porcentaje. Además, las cifras van al alza este año gracias a la incorporación del contenedor marrón, destinado a la basura orgánica, que ha significado un impulso a la separación y clasificación de los restos en sus primeros meses de aplicación. Con más de 112 toneladas recuperadas en lo que va de año, desde enero hasta mediados de septiembre, solo Gijón y Avilés, lugares con una población mucho mayor, obtienen mejores resultados en ese capítulo.

El Ayuntamiento de Langreo ha presentado este miércoles una nueva fase de su campaña a favor de la extensión del reciclaje orgánico. Con el objetivo de aumentar el porcentaje de recuperación, el consistorio ha invertido 40.000 euros en la adquisición de contenedores de dos volúmenes distintos (40 y 60 litros) para su instalación en establecimientos hosteleros y otros grandes productores de basura. Además, el área de Medio Ambiente también ha adquirido recipientes más pequeños (10 litros) para su uso en los hogares. Disponer de esos cubos permite solicitar la llave para abrir los contenedores marrones instalados en la calle.

Los contenedores situados en la calle, además, llegarán en los próximos meses a zonas del concejo que aún no disponen de ellos. Los barrios de La Pomar y Pénjamo, en La Felguera, y los distritos de Riaño y Barros los incorporarán este año, mientras que a Lada y Tuilla llegarán en 2020. Los recipientes marrones, sin embargo, no irán destinados a los núcleos rurales, en los que el Ayuntamiento apuesta por el compostaje como solución para el tratamiento de los residuos.

Langreo está comprometido con el objetivo fijado por la Unión Europea de reciclar a finales de 2020 la mitad de toda la basura que genera. A la cifra contabilizada por Cogersa (procedente de la suma de los residuos depositados en los contenedores para vidrio, cartón, papel, envases y restos orgánicos) deben sumarse las de otras fuentes no incluidas en las estadísticas del Consorcio pero también presentes en el municipio, como los minipuntos limpios y los contenedores en que organizaciones como Humana y Cáritas recuperan ropa. A finales de agosto, Humana ya había recuperado más de 48 toneladas de prendas, casi un 11,5% más que el año pasado en las mismas fechas.

La técnica de Medio Ambiente del Ayuntamiento, Asunción Noval, ha destacado en rueda de prensa que, gracias a los contenedores marrones y a la mejora de las cifras en otros tipos de reciclaje, la tasa de recuperación de basuras a finales de 2019 puede elevar hasta el 25%. “Es un dato muy alentador si nos comparamos con otros municipios del entorno asturiano. Pero, de acuerdo con lo que nos marca la normativa europea, aún estamos muy lejos de la tasa del 50% de residuos reciclables que es de obligado cumplimiento a partir de 2020”, ha señalado.

Por su parte, la alcaldesa de Langreo, Carmen Arbesú, y el concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, Javier Álvarez, han destacado la concienciación y el esfuerzo de la ciudadanía, cuyo compromiso con el reciclaje ha permitido subir la tasa. “Tenemos que felicitar a los vecinos y a las vecinas y agradecer su compromiso con la causa del reciclaje”, ha declarado Arbesú.

Álvarez, por su parte, ha anunciado que el Ayuntamiento también repartirá entre los vecinos una remesa de 3.000 bolsas de la compra, fabricadas en algodón, para concienciar sobre el riesgo de los plásticos y estimular su sustitución en el uso cotidiano. Una sola bolsa de plástico tarda hasta 400 años en degradarse y contamina durante todo ese plazo de tiempo, recuerdan los técnicos municipales.


222

Noticias relacionadas


EN PORTADA


Jakisu

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.