Sanimobel cabecera
FCC web

Smart Cities


"La tecnología va a jugar un papel vertebrador en los servicios públicos de Gijón"

Entrevistamos a Patricia García Zapico, Directora General de Innovación y Promoción del Ayuntamiento de Gijón


480

Patricia García Zapico lidera el área de innovación del Ayuntamiento de Gijón. Actualmente, ella y su equipo dentro del Ayuntamiento se encuentran diseñando el Gijón del futuro, a través de un ambicioso plan de alumbrado inteligente. A lo largo de los próximos quince años, desde el Ayuntamiento destinarán más de 200 millones de euros para garantizar la máxima eficiencia energética a través de una renovación integral del alumbrado, la aplicación intensiva de nuevas tecnologías y el internet de las cosas y la mejora de los consumos eléctricos y térmicos de edificios municipales. En esta entrevista conocemos a fondo en qué están trabajando.

 

A finales de año se anunciaba la aprobación del que será el nuevo contrato de gestión del alumbrado de la ciudad, ¿cuál es la situación de partida de la ciudad? ¿A qué necesidades se pretende dar solución en esta nueva etapa?

Hoy en día Gijón todavía es una ciudad como tantas otras, con una red de alumbrado basada en su mayor parte en tecnologías tradicionales, y que no ha desplegado todavía sus potencialidades como ciudad inteligente. Nuestra estrategia permitirá, por un lado, reducir la factura energética y mejorar mucho en sostenibilidad ambiental, reduciendo las emisiones de gases contaminantes. Y por otro lado, nos dará la posibilidad de gestionar los servicios públicos de una forma mucho más inteligente, con lo que también tendremos más y mejores servicios, y a un menor coste para la ciudadanía.

Gijón tiene un modelo de ciudad inteligente y sostenible y este contrato, financiado a través del Fondo Europeo de Eficiencia Energética, es un nuevo paso en este modelo ya que no sólo contempla la gestión integral e inteligente del alumbrado sino también de los edificios y las instalaciones municipales, así como el despliegue y operación de la red abierta e interoperable de internet de las cosas.

 

¿Cuáles son los principales retos en materia de alumbrado en la ciudad?

El principal reto es la renovación de todas las luminarias del concejo. Son alrededor de 44.000, que se sustituirán por luminarias LED inteligentes sobre las que se instalará la red de IoT, con 6.446 detectores de presencia y su gestión se hará en la base de activos de la plataforma de ciudad y sobre el vertical de alumbrado. Además, todo el consumo  de energía eléctrica procederá de fuentes renovables.

 

"Nuestra estrategia permitirá reducir la factura energética, mejorar en sostenibilidad y gestionar los servicios públicos de una forma mucho más inteligente"

 

 

¿Cuáles serán los principales ejes de actuación?

Son seis los grandes ejes en los que se ejecutará el contrato. El primero de ellos está relacionado con la gestión energética y los suministros energéticos incluyendo la energía eléctrica y térmica.

El segundo se centra en el mantenimiento y conservación de las instalaciones eléctricas y térmicas y componentes mediante un plan de mantenimiento preventivo.

La garantía total e integral compone el tercer eje.

El cuarto se centra en la renovación de las instalaciones energéticas, los equipamientos y los dispositivos incluidos en el contrato.

El quinto eje abarca las inversiones en ahorro energético y en energías renovables, y el último se centra en otros trabajos, como los relativos al sistema de control para el cumplimiento de compromisos de ahorro, consumos, etc., así como en el desarrollo de políticas innovadoras en el ámbito de la sostenibilidad, la igualdad y la participación ciudadana.

 

 

 

La mejora de la eficiencia energética es una de las claves, ¿cuál es el plan?

La eficiencia energética se consigue a través de dos caminos. Por un lado, mediante la renovación de todo el alumbrado público, instalando luminarias LED, y la incorporación de sistemas de sensorización y regulación en los edificios municipales, así como sistemas de gestión de todo ello, permitiendo optimizar los consumos y conocer los ahorros energéticos.

Y por otro lado, a través del plan de inversiones en ahorro energético y energías renovables contemplado en el propio contrato.

 

¿Qué impacto tendrán estas actuaciones a nivel medioambiental? ¿Hay objetivos definidos?

Estamos hablando que durante los 15 años del contrato se emitirán 80.295  toneladas menos de CO2, que suponen unas 5.353 toneladas menos al año.

Y en cuanto al consumo, se reducirá en 199.985.085 kWh en los 15 años, más de 13 millones de kWh al año.

 

La aplicación intensiva de tecnología y el IoT va a estar presente de manera trasversal en el nuevo servicio, ¿qué innovaciones y soluciones se van a aplicar?

La tecnología va a jugar un papel vertebrador. La red de internet de las cosas que se va a desplegar en toda la ciudad junto con la plataforma de ciudad y sus verticales, va a permitir una gestión inteligente e integral tanto del alumbrado como de los edificios e instalaciones municipales. 

Con ello se pretende dotar, tanto a la ciudad como al conjunto de la ciudadanía, de bienes y servicios públicos más eficientes y sostenibles aprovechando la innovación proporcionada por la interoperabilidad del IoT, mediante una red abierta que conecta la red de alumbrado y los edificios y que permite la conectividad de diferentes dispositivos de otros servicios facilitando y reforzando la coordinación y la gestión integral e inteligente.

 

"La red de IoT que se va a desplegar en toda la ciudad junto con la plataforma de ciudad y sus verticales nos va a permitir una gestiÓn inteligente e integral del alumbrado y los edificios e instalaciones municipales"

 

 

En relación con la innovación, se incluye el fomento e impulso del Centro de Innovación Social y de los DemoLAB de alumbrado, edificios, oficinas, energía y del espacio Conecta. Háblenos sobre estas iniciativas.

Todas estas iniciativas son espacios demostradores temáticos que combinan la experimentación con una pedagogía basada en la práctica. Consideramos a la ciudad como un gran laboratorio donde ponemos a disposición del ecosistema de innovación nuestros espacios públicos, para que los diferentes agentes puedan realizar la instalación de nuevos dispositivos y desarrollos en un entorno real y controlado, con objeto de contrastar su comportamiento y demostrar su funcionamiento. Y a la vez, como un aula en la que mostrar a la ciudadanía esos nuevos dispositivos, invitándoles a interactuar con ellos.

La finalidad de todos ellos es hacer partícipes a las personas y agentes de la ciudad del avance tecnológico, de la transición a un nuevo modelo energético y del nuevo modo de prestación del servicio energético, con un componente social y de sostenibilidad. 

 

 

 

Una parte bastante innovadora y diferente del nuevo contrato es el componente social, de igualdad de género y el carácter participativo, ¿qué medidas se tienen previstas en estos aspectos y cuáles son los objetivos?

Los objetivos en esas cuatro áreas están focalizados en ocho líneas de actuación: promover  el empoderamiento de las mujeres mediante la mejora de su conocimiento sobre el uso y la explotación de la tecnología; la promoción del acceso de las niñas y mujeres jóvenes a profesiones STEAM; el fomento e impulso de la innovación; la creación de dinámicas para el intercambio de buenas prácticas; la generación de ventajas competitivas y oportunidades para el empleo; el fomento del uso responsable de recursos; el avance en el establecimiento de comunidades energéticas y la reducción del impacto ambiental negativo de las ciudades.

Las actuaciones para llegar a esos objetivos contemplarán desde actividades específicas en el Centro de Innovación Social, formación en diferentes ámbitos, planes de comunicación y divulgación de las iniciativas, actuaciones de participación ciudadana, etc.

 

"Queremos hacer partÍcipes a las personas y agentes de la ciudad del avance tecnológico, de la transición a un nuevo modelo enérgético"

 

 

Los ODS también están presentes en el nuevo plan de alumbrado, ¿no es así?

Si, así es. Debemos apoyar las sinergias público-privadas para favorecer la consecución de los ODS, por lo que las licitadoras deben presentar un plan que contenga una acción por cada uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible relacionados con el objeto del contrato y a ejecutar en la ciudad de Gijón.

 

Para finalizar, ¿cómo imagina la ciudad en el futuro, tras los 15 años que tiene el contrato de horizonte?

Teniendo en cuenta que todo lo que estamos diseñando ahora para ese Gijón del futuro lo estamos haciendo en clave verde y digital, imagino una ciudad inteligente, donde la tecnología sea un instrumento al servicio de la propia ciudad y de sus habitantes. También la imagino sostenible, donde únicamente consumamos los recursos que necesitemos y a partir de energías renovables. Y por supuesto, resiliente, porque eso significará que cada uno de nosotras y nosotros lo seremos.


Entrevista publicada en el número 195 de Equipamiento y Servicios Municipales.


480

Noticias relacionadas


EN PORTADA