Sanimobel cabecera
FCC web

Medio Ambiente


La playas de área metropolitana de Barcelona se preparan para la temporada de verano

Aparte de la mejora de la accesibilidad y la instalación de aparcabicicletas, el AMB ha apostado por el aumento de la resiliencia de las playas y la consolidación de actuaciones destinadas a mejorar la calidad ambiental y paisajística

La playas de área metropolitana de Barcelona se preparan para la temporada de verano
452

Acciona Web

El AMB da el pistoletazo de salida al verano metropolitano 2021 y lo hace con la apuesta por cuatro líneas estratégicas principales en las playas: gestión adaptada a la Covid-19, mejora de la accesibilidad y impulso a la movilidad sostenible, aumento de la resiliencia y consolidación de la biodiversidad.

 

Gestión adaptada a la Covid-19

Tal y como se hizo el verano pasado, el AMB continúa manteniendo el uso individual de las duchas para garantizar la distancia de seguridad entre los bañistas.

Por otra parte, se pone nuevamente en marcha la aplicación web Infoplatges. Se trata de un servicio informativo que muestra en tiempo real el nivel de ocupación de las playas metropolitanas, por lo que los usuarios pueden ir a las playas con baja ocupación y, así, evitar aglomeraciones. Este servicio ha vuelto a entrar en funcionamiento el 7 de junio. La temporada pasada recibió un total de 133.000 visitas.

 

Mejora de la accesibilidad e impulso a la movilidad sostenible

Esta temporada se apuesta por un aumento de los equipamientos y las instalaciones destinadas a mejorar la accesibilidad y posibilitar la movilidad sostenible en todas las playas metropolitanas.

En cuanto a la accesibilidad, se han colocado 15 accesos adaptados para facilitar el tránsito de personas con diversidad funcional. Estas pasarelas de madera de más anchura, con una identificación visual lateral azul, suponen más de 1.400 metros lineales, que se completan con plataformas de madera adosadas a las entradas de las playas de Castelldefels, Gavà, El Prat de Llobregat, Barcelona, ​​Sant Adrià de Besòs, Badalona y Montgat.

Además, en Castelldefels se llevará a cabo una prueba piloto que consiste en la creación de una zona de estancia sombreada de 25 m2 en los accesos adaptados con ayuda al baño para las personas con diversidad funcional.

En referencia a la movilidad sostenible, esta temporada se completa la instalación de aparcabicicletas en el 100% de las playas. Entran en servicio 280 nuevas unidades instaladas en la entrada de 70 accesos con una capacidad total para 560 bicicletas.

 

Aumento de la resiliencia de las playas

El aumento de la resiliencia de las playas metropolitanas se consigue adaptando la gestión a la regresión del litoral. Para ello, el AMB lleva a cabo tres actuaciones coyunturales: supresión de la arada, mantenimiento y consolidación de los sistemas dunares, y un cambio en el calendario de colocación de mobiliario y equipamientos.

En primer lugar, este año se ha anulado la labrado de las playas, dado que nuevos estudios constatan que actuaciones de este tipo modifican hasta cierto punto la estructura de la arena y pueden implicar una pérdida de estabilidad de la playa, con pérdidas de arena y anchuras muy fluctuantes a lo largo de todo el año.

Además, la regresión de muchas playas implica que no tienen suficiente anchura para llevar a cabo la arada con normalidad y seguridad.

El cribado garantiza la buena calidad de la arena, que en temporada alta se controla cada quince días a través de diferentes analíticas microbiológicas.

En segundo lugar, el AMB lleva a cabo el mantenimiento de los sistemas dunares, que protegen las playas ante los temporales, ayudan a recuperar la biodiversidad de estos espacios y aumentan la calidad paisajística. Durante la primavera se retira la vegetación invasora de las dunas, que rompe el equilibrio de los ecosistemas. Este año, el equipo de playas ha retirado más de 4.600 kg de las especies arctotheca calendula, Carpobrotus y Yucca Aloifolia.

Finalmente, e AMB ha hecho un replanteo en el calendario de montaje de las instalaciones para la temporada alta para adaptarse a las dinámicas actuales, ya que se ha comprobado la llegada de temporales tardíos durante las últimas primaveras. La colocación completa de las instalaciones de temporada alta se ha pospuesto unos 30 días con el objetivo de minimizar los daños en el mobiliario y los equipamientos.

Hace unos años, en Semana Santa el AMB ya tenía el 80% de los equipamientos montados, mientras que actualmente hasta mediados de mayo no se cumple esta circunstancia.

Durante la temporada baja, el AMB deja sobre terreno el mínimo mobiliario y equipamientos posibles, y retira los vinculados a la temporada de baño, especialmente los elementos situados cerca de primera y segunda línea de mar.

 

Sostenibilidad y biodiversidad en la gestión integral de las playas

La gestión integral de las playas se basa en una defensa y protección del medio y la biodiversidad de estos espacios naturales.

En este sentido, cabe destacar el aumento de superficie de playa con recogida manual de residuos en los espacios protegidos del delta del Llobregat para favorecer la cría de especies protegidas y la biodiversidad.

Aparte, se incrementa un 60% la frecuencia de limpieza de los residuos metálicos de la arena de las playas con una máquina con electroimán para tener playas aún más seguras.

El perímetro que protege las dos bandas de la desembocadura del Besòs ha reforzado y se han realizado plantaciones para consolidar las playas que hay como zonas de Estancia de aves, y los cierres de protección de las zonas dunares del delta del Llobregat se han ampliado para adaptarse al crecimiento de la vegetación.

Además, esta temporada el AMB pone en marcha una prueba piloto en las papeleras de gran capacidad, que consiste en una identificación visual de la gestión de residuos, que se llevan en una planta de selección de la AMB.


452

Noticias relacionadas


EN PORTADA