Sanimobel cabecera
FCC web

Urbanismo


La Meridiana se suma a la Barcelona jugable

La avenida Meridiana tiene un nuevo espacio de juegos infantiles para el vecindario. Se trata de un elemento singular con un área lúdica de 376 metros cuadrados rodeada de una zona verde

La Meridiana se suma a la Barcelona jugable
193

Coincidiendo con el nombre de esta avenida, el juego singular está inspirado en el mapa de triangulaciones del meridiano de París, que se trazó en 1792 para medir la longitud exacta entre Dunkerque y Barcelona. El área lúdica está rodeada de vegetación arbustiva y arbolado para dotar al espacio de sombra.

Es la quinta instalación de juegos singulares de la ciudad y se completa así el despliegue de juegos singulares previstos en el plan «Barcelona da mucho juego». El espacio de la avenida Meridiana, en el distrito de Sant Martí, se suma al del parque Central de Nou Barrislos jardines de la Indústria, en L’Eixample, el parque de la Pegaso, en Sant Andreu, y la plaza del Sol, en Gràcia.

Los juegos singulares de la Meridiana incluyen los criterios de los espacios lúdicos que promueven los usos sociales, la asociación del juego con la naturaleza y la mejora de la calidad de vida en la ciudad. También incorporan los elementos necesarios para potenciar una serie de actividades prioritarias: deslizarse, columpiarse, escalar, hacer equilibrios, saltar, esconderse, correr, experimentar, interpretar roles y encontrarse y relajarse.

Es un espacio inclusivo para distintas edades y capacidades motrices que consta de dos espacios: el primero incluye juegos a baja altura, camas elásticas no elevadas, arenales y zonas con juegos inclusivos y sensoriales, y el segundo incorpora una estructura triangulada en volumen, con elementos de más altura con perfiles de acero y cuerdas. Incluye una zona de redes y lonas trianguladas, una zona para trepar, columpios, toboganes y otros espacios con planos inclinados para descansar.

Plan de juego en el espacio público

Esta actuación muestra el cambio de visión con respecto a las áreas de juego en la ciudad que plantea el Plan del juego en el espacio público. Un proyecto con horizonte en el 2030 que pretende pasar de una ciudad con áreas de juego a una ciudad jugable. Su objetivo es mejorar y diversificar las oportunidades de juego y actividad física en el espacio público, por los grandes beneficios que tienen tanto para el desarrollo y bienestar de la infancia y la adolescencia como para la salud y la vida comunitaria.

Con este plan se busca hacer un cambio de paradigma para una ciudad con zonas específicas de juego más diversas, creativas, accesibles e inclusivas, a la vez que se pone el urbanismo de toda la ciudad a disposición del juego.

Es el resultado de un proceso transversal y con la participación de más de cuatrocientos profesionales, entidades y ciudadanía —niños y adultos—, y se inspira en planes de juego pioneros de otras ciudades como Dublín o Londres. Al mismo tiempo, da respuesta a las recomendaciones de las Naciones Unidas para hacer avanzar el derecho al juego, un derecho humano específico de niños y niñas y adolescentes.


193

Noticias relacionadas


EN PORTADA