Sanimobel cabecera
FCC web

Movilidad


La Generalitat de Catalunya edita una guía de planificación del entorno urbano para mejorar la movilidad de peatones

La Guía establece un conjunto de pautas en torno a las actuaciones en infraestructuras y equipamientos en áreas urbanas necesarias para minimizar accidentes de peatones y ciclistas

La Generalitat de Catalunya edita una guía de planificación del entorno urbano para mejorar la movilidad de peatones
735

Generalitat de Catalunya


28/09/2020

ARCHIVADO EN:

Movilidad

TEMAS

Movilidad

El secretario de Infraestructuras y Movilidad, Isidre Gavín, ha presentado la nueva Guía práctica de facilidades para la circulación de peatones en zonas urbanas, elaborada por el Departamento de Territorio y Sostenibilidad. Se trata de un "documento vivo" que se dirige a las administraciones del mundo local y comarcal para que hagan aportaciones y sugerencias atendiendo a sus necesidades concretas.

La Guía establece un conjunto de pautas en torno a las actuaciones en infraestructuras y equipamientos en áreas urbanas necesarias para minimizar accidentes de peatones y ciclistas. El objetivo es que se convierta en un documento de referencia para los profesionales vinculados a la arquitectura, la ingeniería y la planificación urbana, y para las administraciones territoriales y en la hora de diseñar el espacio urbano con criterios sostenibles que prioricen la seguridad.

Se calcula que cerca de la mitad de las muertes por accidentes de tráfico (42%) corresponden a peatones. En concreto, en Cataluña, la cifra de peatones muertos se sitúa en el 30% en zona urbana, mientras que en carreteras alcanza el 20%.

 

Nuevas prioridades de la movilidad

En términos globales, la guía propone un conjunto de acciones y recomendaciones para avanzar en los siguientes objetivos:

  • Eliminar las barreras urbanas.
  • Facilitar zonas de sombra y descanso.
  • Crear espacios urbanos de calidad, bien iluminados que inviten a caminar.
  • Facilitar accesos peatonales a empresas y áreas de actividad.
  • Promover el caminar desde edades tempranas facilitando el acceso caminando a los centros escolares.
  • Facilitar la accesibilidad a los medios de transporte público.

 

Quince aspectos a considerar

En concreto, la Guía incide en quince aspectos a tener en cuenta a la hora de planificar las ciudades con el foco orientado hacia la seguridad de los peatones y ciclistas:

El espacio para los peatones: La Guía define la burbuja espacial del peatones como aquella distancia preferida de la visión sin obstáculos en el sentido de la marcha mientras se camina en diversas circunstancias. Esto es útil para el diseñador para calcular la cantidad de espacio libre necesario para mantener un grado de confort razonable para los peatones.

La seguridad: La velocidad de circulación de los vehículos es uno de los factores más importantes en la seguridad vial de los peatones. Aumenta tanto el riesgo de accidentes como su gravedad. En esta guía se analizan las diferentes opciones de diseño para pacificar el tráfico en las zonas urbanas, reducir la anchura de los carriles de circulación, desplazamiento del eje de la trayectoria de los vehículos, las calles de convivencia y calles peatonales, elevaciones de la calzada para reducir la velocidad de los vehículos, rotondas para frenar los coches en las intersecciones, pavimentos alternativos, adelantos de la acera en los pasos pera peatones o medidas paisajísticas y de plantación de árboles.

Las facilidades para los peatones: Las investigaciones han demostrado que las instalaciones para los peatones bien diseñadas y mantenidas fomentan un mayor número de desplazamientos a pie. El documento propone trabajar en estos aspectos:

  • Dispositivos de control y pacificación del tráfico.
  • Aceras y itinerarios peatonales.
  • Calles de convivencia peatones - vehículos.
  • Cascos antiguos y calles peatonales.
  • Pavimentos, materiales, texturas, rejas, alcorques.
  • Pasos para peatones.
  • Pasarelas y pasos inferiores.
  • Vados y rampas para peatones.
  • Semáforos para peatones, prioridades y diseño.
  • Vados para vehículos.
  • Escaleras, rampas y ascensores.
  • Mobiliario urbano.
  • Paisaje y protección climática.
  • Señalización visual y sonora.
  • Alumbrado adaptado al peatón.
  • Protección y señalización de obras.

Espacio público: En las ciudades, el espacio público es un bien escaso que casi ha quedado absorbido por la utilización del vehículo privado hasta un 75%. Su recuperación para los peatones, bicicletas y transporte público es fundamental para asegurar la comodidad y seguridad del peatón así como la necesaria sostenibilidad de la ciudad. El documento propone trabajar en las líneas siguientes:

  • La acera y los itinerarios peatonales.
  • Las calles de convivencia.
  • La calle peatonal.
  • Las plazas urbanas.
  • El estacionamiento de vehículos.

Pavimentos: El pavimento de la vía pública deberá contribuir a hacer legible y facilitar la comprensión de la distribución funcional del espacio, mejorando la percepción de los usuarios y su seguridad. Habrá diferenciar mediante ritmos, colores, materiales o texturas de cada uno de los elementos funcionales de la vía pública. Los itinerarios adaptados deberán disponer de pavimentos podotáctiles de color contrastado con el color del pavimento que lo rodee, y se colocarán los diferentes elementos de los espacios públicos. Así, se trabajará en las siguientes líneas:

  • Materiales y texturas
  • Rejas y registros
  • alcorques

Vados para peatones: El documento apuesta por trabajar en las modificaciones de las aceras y bordillos de las vías públicas, mediante planos inclinados que comunican niveles diferentes, que facilitan a los peatones el cruce de las calzadas destinadas a la circulación de vehículos. Propone recomendaciones en los siguientes tipos de vado:

  • Vado de resalto
  • Vado de tres rampas
  • Vado de dos rampas
  • Vado de una rampa
  • Vado en esquina
  • Vados para vehículos

Pasos para peatones: La Guía alerta que si no están correctamente diseñados, si la visibilidad no es la correcta, si hay obstrucciones de las líneas visuales o si no se limita la velocidad del vehículo al acercarse, la seguridad del peatón puede quedar afectada. Para que los pasos para peatones sean eficaces, tienen que ubicar y diseñar de acuerdo con un buen criterio y determinadas pautas de localización basadas en un proceso de análisis de la situación concreta. Propone trabajar en los siguientes aspectos:

  • Trazado y dimensiones de los pasos para peatones.
  • Adelanto de la acera en el paso para peatones.
  • Pasos de peatones de resalto.
  • Las plataformas para peatones.
  • Islotes para peatones a la media.
  • Los semáforos peatonales.
  • Los peatones alas rotondas.
  • Cruces en T modificadas.
  • Pasarelas superiores.
  • Pasos sótanos.
  • Pavimentos de los pasos para peatones.

Paradas de autobús, postes y marquesinas: Siempre que la parada se encuentre en una calle con línea de aparcamiento o exista una línea de aparcamiento anterior a la parada incorporará una plataforma de embarque excepto en aquellos casos en que el carril de aparcamiento se utilice únicamente en determinadas franjas horarias. La longitud de la plataforma del embarque será como mínimo de 12 metros y 1,8 metros de profundidad. Las piezas que formen la plataforma de embarque estarán fijadas en la calzada.

Escaleras, Rampas y ascensores: La guía establece las características recomendadas que deben tener los siguientes elementos:

  • Escaleras
  • Rampas
  • Pasamanos
  • Escaleras mecánicas y rampas o tapices rodantes
  • Ascensores

Mobiliario urbano: El documento detalla los criterios de ubicación a seguir para que se reduzcan al mínimo las molestias durante los desplazamientos de los peatones, incidiendo en los siguientes aspectos:

  • Elementos restrictivos del paso de vehículos.
  • Aparcamientos para bicicletas.
  • Aparcamiento de motocicletas y ciclomotores.

Señalización urbana para peatones: Debe garantizar el derecho de todas y cada una de las personas a una orientación y movilidad autónomas e independientes, así como acceder a la información, comunicación e interacción básica necesaria pera su utilización. No debe exigir esfuerzos de localización, atención ni comprensión. La Guía recomienda actuar en:

  • La señalización vertical y horizontal.
  • La señalización táctil.

Protección y señalización de obras: Ante cualquier tipo de obra en la vía pública, se deberá garantizar la no interrupción de la continuidad del tránsito peatonal, mediante la realización de obras auxiliares que se precisen.

Los caminos escolares: El proceso de elaboración e implantación de un itinerario escolar debe implicar a los niños, familias, escuelas, administración local, comercios y asociaciones. Cada agente tendrá un papel diferente, y será la administración local la encargada de implantar el proyecto de mejora.

Pacificación del tráfico: Consiste en la intervención mediante un conjunto de medidas encaminadas a reducir la intensidad y velocidad de los vehículos para conseguir un espacio público más amable y tranquilo donde el vehículo rodado sea compatible con los desplazamientos peatonales de manera segura y confortable. La guía propone trabajar en:

  • Reducción de los volúmenes de tráfico.
  • Actuaciones sobre la trayectoria de los vehículos.
  • Elementos reductores de la velocidad.
  • Calles de zona 30.
  • Calles de convivencia.
  • Calles peatonales.

Planes de movilidad para peatones: Las mejoras de la movilidad de los peatones requieren el establecimiento de planes de actuación, cuyo objetivo es hacer accesible gradualmente el entorno existente, a fin de que todas las personas puedan desplazarse a pie libre y autónomamente. El plan evaluará las deficiencias que existen en un espacio determinado, definirá las actuaciones necesarias para adaptarlo, las valorará, priorizará y propondrá un plan de etapas para su ejecución con el objetivo de mejorar las desplazamientos de los peatones en los siguientes ámbito.


735

Noticias relacionadas


EN PORTADA