Email Contraseña Olvidé mi contraseña
04/11/2015 | Otros | Nacional

La empresa pública de Gestión de Residuos de Huesca, GRHUSA, tiene nuevo presidente

La nueva Junta de Gobierno y el Consejo de Administración de la empresa pública GRHUSA (Gestión de Residuos Huesca, S. A.) se han constituido tras la conformación del Consorcio de la Agrupación Nº1. El nuevo presidente de GRHUSA, el concejal del Ayuntamiento de Huesca Fernando Gállego, ha ofrecido una rueda de prensa acompañado de la vicepresidenta, Lourdes Arruebo, y el gerente de la empresa pública, Rafael Mir.

 

GRHUSA se encarga de la recogida y tratamiento de residuos de las comarcas de la Hoya de Huesca, Algo Gállego y Jacetania. De la fracción de resto, recoge un kilo de residuos por habitante y día. De envases, 20,8 kilos por habitante y año. De papel y cartón, 32,8 kilos por habitante y año. En cuanto al vidrio, sólo de la ciudad de Huesca recoge 16,05 kilos por habitante y año. La empresa cuenta con un centenar de trabajadores, 27 camiones, dos estaciones de transferencia y dos puntos limpios, en Huesca y Sabiñánigo. 

 

En la planta de Fornillos, se trataron el año pasado 4.150 toneladas de envases (también de otros consorcios) y en el vertedero se depositaron 46.310 toneladas de residuos de la fracción resto.

 

Fernando Gállego ha destacado que "Huesca tiene de las mejores cifras de Aragón en separación y reciclaje, exceptuando la ciudad de Zaragoza", pero hay que mejorarlas y para ello será necesario impulsar nuevas acciones de sensibilización ambiental. Entre los retos que afronta GRHUSA para los próximos cuatro años, figura "estar preparados para asumir servicios públicos de las administraciones representadas en el consorcio, como solución a problemas que se están planteando".

 

Además, es necesario asumir la normativa europea que marca que antes de 2020 deberá reciclarse el 50% de los residuos domésticos y comerciales para su reutilización, cuando en estos momentos se recicla el 17,72%. En este sentido se estudiará la posible implantación del quinto contenedor para residuos orgánicos y se empezará a trabajar en el proyecto para construir una nueva planta, lo que obligará a llegar a acuerdos entre todas las administraciones y a buscar la financiación necesaria (el coste se estima entre 17 y 18 millones de euros). 

 

Igualmente, en cuanto a la valorización de escombros, la normativa europea fija el 70% también de cara al año 2020.

 

 

El presidente de GRHUSA  ha destacado "la eficacia y eficiencia de la empresa pública, que permite un ahorro para los ciudadanos a la vez que unas condiciones laborales dignas para los trabajadores, todo ello, manteniendo unas cuentas saneadas".

¿Quiere recibir noticias como esta en su correo?



Buscador

Junio 2019

< >
L
M
X
J
V
S
D
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del Usuario y realizar análisis estadísticos sobre su utilización. Si continúa navegando se considerará que acepta la totalidad de condiciones del Aviso Legal y Política de Privacidad, incluida la Política de Cookies. Pulse Aceptar para dejar de visualizar este mensaje.