Email Contraseña Olvidé mi contraseña
26/01/2016 | Movilidad | Nacional

La Diputación de Pontevedra anuncia el plan MOVESE para aumentar la seguridad vial de las carreteras provinciales

El diputado provincial de Movilidad, Uxío Benítez, anunció la puesta en marcha del plan MOVESE (Movilidad y Velocidad Segura) para aumentar la seguridad vial en las carreteras provinciales con medidas de calmado del tráfico, como la implantación de zonas 30 o pasos de cebra sobreelevados. Las zonas de actuación en cada municipio serán escogidas por los propios ayuntamientos, conocedores de los lugares en los que se necesita calmar el tráfico con más necesidad.

 

 

Tal y como explicó Uxío Benítez este plan sigue la "filosofía del decálogo de criterios para las actuaciones en las vías provinciales, que establece que la prioridad en las carreteras de la Diputación, a partir de ahora, será para los peatones". En este sentido, subrayó que "los objetivos son aumentar la seguridad vial, creando espacios de coexistencia para todos los sistemas de desplazamiento, en un entorno viario seguro y tranquilo que permita proteger a los colectivos más vulnerables".

 

 

El diputado defendió que la medida más importante para conseguir una movilidad más segura es actuar directamente sobre la velocidad a la que transitan los vehículos, ya que cuanto más reducida es esa velocidad menos siniestros se producen y menores son sus consecuencias. Por este motivo el plan MOVESE apuesta por llevar a cabo actuaciones de calmado del tráfico, mediante la instalación de zonas 30, pasos de cebra sobreelevados (PPS) y otro tipo de reductores físicos de la velocidad de los vehículos (RFVV).

 

Benítez recordó que la red de carreteras provinciales, formada por 377 vías (con una longitud total de 1.700 kilómetros), supone una trama de vías secundarias, no de alta capacidad, que en su mayoría cruzan núcleos de población o pasan por zonas con un tránsito peatonal importante. Así, como ejemplo para la instalación de las zonas 30 o de los llamados "lombos", Benítez expuso el caso de vías provinciales situadas al lado de colegios, en las que los desplazamientos de alumnos son continuos, por lo que es necesario darles prioridad frente a la circulación rodada. "La prioridad tiene que ser que los niños puedan ir seguros al colegio, no que los coches que pasan por ahí ahorren 30 segundos y lleguen antes al destino", manifestó.

 

 

Consensuado y con continuidad en el mandato

 

En cuanto al proceso para poner a andar la iniciativa Benítez indicó que en el plan MOVESE habrá cambios en relación a la forma en la que actuaba la Diputación hasta el momento, ya que serán los propios ayuntamientos los que expongan cuáles son sus necesidades. "La metodología para elegir dónde se actúa será diferente, puesto que serán los ayuntamientos, principales conocedores de sus municipios, los que indicarán a los técnicos provinciales cuáles deberán ser los puntos de actuación", dijo.

 

De hecho, la Diputación ya envió formalmente a los alcaldes de la provincia una carta para explicar el procedimiento de solicitud. Se puso a su disposición un formulario tipo en el que mandatarios, concejales, técnicos o policías municipales deben explicar cuál es el punto de actuación que necesitan, así como los motivos por los que se debe mejorar la seguridad vial en esa zona, bien por ser un punto de concentración de accidentes o por tratarse de una zona de elevado tránsito de peatones. Este formulario (también disponible en esta web) deberá enviarse al departamento de Movilidad antes del 1 de febrero para que después un técnico provincial visite la zona referida y realice un informe con las soluciones más adecuadas para cada caso.

 

Tal y como insistió Benítez, la Diputación financiará el 100 % de las actuaciones. También señaló que el plan MOVESE tendrá continuidad durante todo el mandato, ya que el departamento de Movilidad recibe periódicamente peticiones de actuaciones y, ha constatado, que en su mayor parte están relacionadas con problemas de seguridad vial.

 

 

Extender el modelo

 

El vicepresidente provincial, César Mosquera, apuntó, por su parte, que con el Plan MOVESE se quiere dar un "impulso serio y potente a la mejora de la movilidad en las carreteras provinciales". Recordó que la Diputación de Pontevedra fue la primera administración que instaló "lombos" en su red de carreteras y subrayó que "a pesar de que en algunos casos salvaron muchas vidas, en otros no supusieron la solución más correcta por su aplicación deslavazada". En este sentido, Mosquera destacó que la experiencia provincial, junto con la de otros ayuntamientos como el de Pontevedra, sirve "para hacerlo mejor", al extender el modelo a toda la provincia a partir de ahora.

 

En referencia a los accidentes con atropellos de peatones que se producen en las vías secundarias Mosquera destacó que, en la mayor parte de los casos, se deben a despistes de conductores, por lo que hay que planificar actuaciones de diseño de las vías, para que cuando se produzcan esos despistes "tengan las menores consecuencias posibles".

 

Finalmente, Mosquera señaló que las actuaciones del plan MOVESE irán coordinadas con más planes de mejora de la red de carreteras provinciales que se presentarán en breve.

Fuente: www.depo.es

¿Quiere recibir noticias como esta en su correo?



Buscador

Enero 2019

< >
L
M
X
J
V
S
D
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del Usuario y realizar análisis estadísticos sobre su utilización. Si continúa navegando se considerará que acepta la totalidad de condiciones del Aviso Legal y Política de Privacidad, incluida la Política de Cookies. Pulse Aceptar para dejar de visualizar este mensaje.