Sanimobel cabecera
FCC web

Urbanismo


Impulso al Plan para ampliar y mejorar el Parque de la Aguja situado entre Manresa y Sant Fruitós de Bages

El nuevo Plan Director Urbanístico creará las condiciones para potenciar el Parque y compatibilizar la calidad del paisaje con su uso público

Impulso al Plan para ampliar y mejorar el Parque de la Aguja situado entre Manresa y Sant Fruitós de Bages
1178

Generalitat de Catalunya


23/12/2019

ARCHIVADO EN:

Urbanismo

TEMAS

parques y jardines

La Comisión de Política Territorial y de Urbanismo de Cataluña (CPTUC) ha autorizado al Departamento de Territorio y Sostenibilidad a redactar un Plan Director Urbanístico (PDU) para ordenar y posibilitar la ampliación del Parque de la Aguja, situado entre Manresa y Sant Fruitós de Bages. La redacción del Plan se llevará a cabo a petición de ambos ayuntamientos.

El PDU que ahora se empezará a trabajar creará el marco urbanístico y territorial adecuado para ordenar y ampliar el parque de manera coherente ambientalmente, ajustada a las necesidades e interconectada con los núcleos urbanos. Concretamente:

  • Delimitará con detalle los espacios abiertos
  • Precisará el desarrollo urbanístico de cada municipio
  • Identificará los equipamientos existentes y reservará el suelo necesario para los nuevos
  • Incrementará la protección de espacios de interés natural y de conectores, y mejorará la conservación de los recursos hídricos
  • Hará compatible la calidad del paisaje y del patrimonio cultural con su uso público y turístico

El Parque entró en funcionamiento en 1977, alrededor del lago artificial que se construyó para asegurar la reserva de agua de Manresa, con agua procedente de la acequia medieval de la ciudad. Actualmente se pueden practicar deportes acuáticos y está rodeando de una gran masa arbórea con una veintena de especies diferentes, diversos servicios de restauración y juegos infantiles.

 

Ocio y valores naturales

En el Parque de la Aguja y los espacios naturales y agrícolas que la rodean confluyen valores ambientales, ecológicos, agrarios y culturales que le dotan de una gran singularidad y lo convierten en un ámbito estratégico para el Pla de Bages. Es, al mismo tiempo, un lugar de ocio ciudadano y un punto de conexión de las llanuras agrícolas de Poal, Viladordis y el Grau.

Hay que tener en cuenta, sin embargo, que desde la entrada en funcionamiento del parque, en 1977, su entorno se ha convertido en lugar de paso de diversas infraestructuras, como la C-25, la ronda de Manresa o la ampliación de la eje del Llobregat, que han dificultado el acceso a pie.

Para paliar esta situación y reforzar el papel territorial del parque de la Aguja con políticas municipales conjuntas, en 2006 se creó un consorcio urbanístico formado por los dos ayuntamientos. Desde entonces, el consorcio ha elaborado estudios y propuestas de regulación urbanística del parque para posibilitar su ampliación.

Así, los ayuntamientos de Manresa y Sant Fruitós de Bages iniciaron la modificación de sus planeamientos municipales en el ámbito del parque, pero pronto se puso de manifiesto que las intervenciones planteadas superaban las competencias de este tipo de acción. Es por ello que pidieron al Departamento la redacción de un Plan director urbanístico.


1178

Noticias relacionadas


EN PORTADA