Sanimobel cabecera
FCC web

Urbanismo


Impulso a la protección del comercio de proximidad de los ejes verdes y plazas de la Superilla Barcelona

El Gobierno municipal inicia el proceso de elaboración de un plan de uso para los primeros cuatro ejes verdes y cuatro plazas que se harán este mandato en el Eixample

Impulso a la protección del comercio de proximidad de los ejes verdes y plazas de la Superilla Barcelona
345

El Gobierno municipal trabaja para proteger el comercio de proximidad y la mixtura de usos en los futuros ejes verdes y plazas que nacerán en el Eixample con la Superilla Barcelona. Este programa es el principal proyecto de transformación del espacio público que vivirá la ciudad en los próximos años, y en este mandato ya se convertirán los primeros cuatro calles en ejes verdes y las primeras cuatro cruces en plazas. Todo ello, para avanzar hacia una ciudad más saludable, justa, segura y que favorezca la vida y el comercio de barrio.

Actualmente, ya se han elegido las propuestas ganadoras de los dos concursos públicos para la reforma de las calles del Consejo de Ciento, Girona, Rocafort y Comte Borrell y de los cruces de Consell de Cent con Rocafort, Enrique Granados, Comte Borrell y Girona. Ahora, los equipos se pondrán a trabajar para redactar el modelo de calle del siglo XXI y los proyectos ejecutivos finales de cada eje y plaza, y la previsión es tener a punto en febrero de 2022 para iniciar las obras en junio del año.

Las intervenciones darán lugar a espacios pacificados con prioridad para el peatón que favorecerán el ir a pie y en bicicleta, y nuevos espacios de encuentro pensados ​​para los usos cívicos a escala de barrio. Esta mejora en la movilidad y el espacio público hacen plantear la necesidad de estudiar los posibles cambios que se producirán en las actividades que se desarrollan en las plantas bajas de los ejes verdes. Ante esto, el equipo de Gobierno inicia ahora un proceso para redactar un plan de usos que regule las actividades de pública concurrencia de los primeros cuatro ejes verdes y cuatro plazas. El objetivo es proteger y potenciar el comercio y los servicios de proximidad y velar por la pluralidad de usos que caracterizan la ciudad mixta y diversa.

Porque durante el estudio y la redacción de la normativa no haya solicitudes de licencias y autorizaciones contrarias a los objetivos del propio plan, el Gobierno municipal ha decretado una suspensión por un año del otorgamiento de licencias y permisos de obras vinculados a las actividades del ocio musical, la restauración y el comercio alimentario. Concretamente, se suspende la concesión de licencias y permisos de actividades musicales, actividades de restauración, especialistas alimenticios y platos preparados, autoservicios, tiendas de conveniencia y comercios alimentarios con degustación.

El ámbito específico de la suspensión abarca las parcelas colindantes en la calle Consejo de Ciento entre Vilamarí y Lauria; en la calle Rocafort entre la avenida de Roma y la Gran Vía de las Cortes Catalanas; en la calle del Comte Borrell entre la avenida de Roma y la Gran Vía de las Cortes Catalanas, y en el tramo de la calle de Enrique Granados entre la plaza del Doctor Letamendi y Consell de Cent. Además, hay que tener en cuenta que en el entorno de la calle de Girona ya hay en marcha un plan de usos específico que ordena las actividades de pública concurrencia, comercios alimentarios y otros establecimientos.


345

Noticias relacionadas


EN PORTADA