Sanimobel cabecera
FCC web

Medio Ambiente


Impulsando la seguridad y la inclusión social en los servicios de limpieza de edificios en Barcelona

Entrevista a Josep Maria Cordón i Bofill, Jefe de Servicio responsable de Limpieza de Edificios y Locales en la Delegación de Barcelona

Impulsando la seguridad y la inclusión social en los servicios de limpieza de edificios en Barcelona
744

Acciona Web

FCC Medio Ambiente atiende a más de 60 millones de personas en cerca de 5.000 municipios y lleva a cabo desde hace más de 100 años la prestación de servicios municipales y gestión integral de residuos. La compañía realiza también servicios de Facility Management o Gestión Integral de Instalaciones para cerca de 6,6 millones de personas. Por la naturaleza de los contratos que se prestan con estos servicios, que responden en general a un perfil de grandes clientes, en la Delegación de Barcelona de FCC Medio Ambiente los equipos de producción están estructurados en dos divisiones: por una parte los dedicados a Mantenimiento Integral de Instalaciones y, por otra, los destinados a Limpieza de Edificios y Locales. Esta segunda actividad se lleva a cabo en Barcelona capital desde mediados de los años 80 de forma ininterrumpida, conjugando la tecnología con la gestión de personal, y promoviendo la inclusión laboral y social de colectivos vulnerables a través de Centros Especiales de Empleo y Formación, y en colaboración con organizaciones que comparten este objetivo social, como los programas Incorpora de Fundación LaCaixa, o Inserta de la Fundación ONCE. 

Completando la serie iniciada en la edición 194 de Equipamiento y Servicios Municipales, entrevistamos en este número a Josep Maria Cordón i Bofill, Jefe de Servicio responsable de Limpieza de Edificios y Locales en la Delegación de Barcelona.

 

¿Qué trayectoria tiene el servicio de Limpieza de Edificios de FCC Medio Ambiente en Barcelona? 

La trayectoria de FCC Medio Ambiente en Barcelona capital se remonta a mediados de los años 80. El primer contrato fue el de limpieza de las instalaciones de SEAT en Barcelona, en 1987. Desde 1995 hasta 2005, llevamos a cabo el servicio de limpieza de aeronaves en el aeropuerto de Barcelona. También, desde 2001 hasta 2013, hemos realizado el servicio en las instalaciones deportivas y oficinas del Fútbol Club Barcelona. 

En la actualidad se gestionan varios contratos de Limpieza de Edificios, con clientes diferentes, que suponen un total de 400.000 metros cuadrados.

En Barcelona capital, el contrato más destacable es el servicio de limpieza de colegios que realizamos para el Consorci d’Educació de Barcelona,  que comprende unos 130 centros entre institutos, colegios y guarderías, y que incluye los servicios habituales de limpieza de interiores: limpieza general, barrido, mopeado, fregado y abrillantado de suelos o limpieza de cristales. 

El segundo contrato más importante de esta actividad gestionado desde esta delegación es el del Ajuntament de Badalona, para el cual realizamos la limpieza de otros 100 edificios aproximadamente, entre colegios, oficinas municipales y centros para la tercera edad. 

También hay contratos de limpieza más pequeños, pero que suponen una amplia variedad de instalaciones, como los que desempeñamos para otros clientes como URBICSA (Ciutat de la Justícia, incluidos exteriores y parking); CEAL-9 (Estaciones de la línea 9 del metro de Barcelona); Nave Logaritme (oficinas) o las oficinas centrales de FCC en Barcelona.

 

Servicio de limpieza en la Ciutat de la Justícia (Barcelona)
 

 

¿Qué elemento diferenciador aporta vuestro servicio de limpieza? 

Nuestros servicios se caracterizan por la planificación y la búsqueda de aportación de valor al cliente. En la época actual prestamos especial atención a la amenaza del COVID-19 y con nuestros departamentos de Seguridad y Salud en el Trabajo, y siguiendo las instrucciones de las autoridades competentes, hemos desarrollado protocolos específicos que aplicamos con todo rigor y aportamos mascarillas y otros equipos de protección individual (EPIs) a los trabajadores y trabajadoras que lo requieran por su función, enfocándonos singularmente en las tareas de desinfección. Nos tomamos muy seriamente la protección y la salud de nuestras personas.

En cuanto a tecnología, hemos adquirido recientemente dos máquinas específicas para la desinfección de dependencias donde se haya detectado algún caso de COVID-19. El producto activo empleado es idóneo para esa función;  se trata de un producto biocida, reconocido como tal por el Ministerio de Sanidad.

 

Servicio de limpieza en la Nave Logística Nau Logaritme (Barcelona)
 
 

¿Cómo valoráis el elemento de integración de colectivos en riesgo de exclusión en la gestión de vuestra plantilla?

En la actualidad contamos en nuestra plantilla con cerca de 800 personas, de las que más del 90% son mujeres. Todo ello contando con encargadas, supervisoras y responsables de equipo, limpiadoras, peonas especialistas y oficiales administrativas.

Desde hace más de 20 años, existe en la empresa una política consolidada de fomentar la ocupación de personas con especiales dificultades de inserción laboral, como víctimas de violencia de género, personas en situación de paro de larga duración o personas con discapacidad, entre otras. Como fruto de las políticas de integración laboral, podemos decir que actualmente tenemos en la delegación más de un 4% de personas integradas que provienen de colectivos vulnerables, cifra que aumenta al 6% en esta actividad.

 

Para la integración de colectivos en riesgo de exclusión, colaboramos con entidades especializadas que trabajan con ese objetivo. En la actualidad casi todas las acciones se enmarcan en el programa Incorpora de Fundación La Caixa, que agrupa a más de 300 entidades que comparten esa visión.

 

Para la integración de colectivos en riesgo de exclusión, colaboramos con entidades especializadas que trabajan con ese objetivo. En la actualidad casi todas las acciones se enmarcan en el programa Incorpora de Fundación La Caixa, que agrupa a más de 300 entidades que comparten esa visión. Hay que mencionar en los orígenes el trabajo conjunto con la Fundación Tallers, que se inicia en el año 2000 como un acuerdo para la inserción laboral y para impartir cursos de formación. Ese mismo año se empezó a colaborar también con FSC INSERTA para la integración de personas con discapacidad e igualdad de oportunidades en el acceso al empleo. Fruto de esta colaboración firmamos en 2009 el Convenio Inserta de la Fundación ONCE, dentro del marco de actuaciones de este convenio, además de la inserción laboral pura, se han realizado otras iniciativas encaminadas a la integración, como por ejemplo el Proyecto de Innovación Social para el Empleo Juvenil dirigido a jóvenes con discapacidad de entre 18 y 30 años, beneficiarios del Programa Operativo de Empleo Juvenil (POEJ).  

 

Servicio de limpieza en la Terminal 1 del Aeropuerto Barcelona - El Prat
 
 

En el año 2010 se firmó el convenio de colaboración con el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad para promover la sensibilización sobre la violencia de género y la inserción laboral de víctimas y desde 2011 comenzamos a colaborar con Fundación Integra, que hace de intermediadora entre las entidades sociales y las empresas para favorecer la integración laboral y social de personas en situación de riesgo como víctimas de violencia de género, mujeres prostituidas, personas sin techo o jóvenes en riesgo de exclusión.

 

Desde el inicio de la colaboración con las diversas entidades y programas, se han incorporado en esta delegación de Barcelona más de 180 personas, de las cuales 32 provienen de colectivos de violencia de género.

 

En 2018 se firma el acuerdo del Programa Incorpora de la Fundación La Caixa y se consolida y formaliza un compromiso social que se remonta al año 2006 con el objetivo de favorecer la plena inserción social y laboral de las personas en situación de vulnerabilidad, incidiendo en el incremento de su calidad de vida. 

Asimismo, nos gustaría hacer mención a otras colaboraciones para la integración laboral y social más pequeñas pero igualmente significativas con otras entidades como por ejemplo Barrimina (Consorci del Barri de la Mina), Fundació Engrunes o Formació i Treball.

Desde el inicio de la colaboración con las diversas entidades y programas, se han incorporado en esta delegación de Barcelona más de 180 personas, de las cuales 32 provienen de colectivos de violencia de género.


Entrevista publicada en el número 195 de Equipamiento y Servicios Municipales.


744

Noticias relacionadas


EN PORTADA