Email Contraseña Olvidé mi contraseña
30/07/2014 | Medio ambiente | Nacional

Guadalajara da un paso más como Smart City con el nuevo contrato de limpieza y recogida de residuos

El Ayuntamiento de Guadalajara ha dado un paso más en la implantación de la filosofía Smart City en el nuevo contrato para la prestación de los servicios de recogida de residuos sólidos urbanos (RSU) y limpieza viaria que se ha diseñado para la ciudad durante los próximos 15 años. De hecho, la Mesa de Contratación municipal ha llevado a cabo la clasificación de las ofertas presentadas en tiempo y forma por seis empresas, de las que el Grupo INBISA ha obtenido la mejor posición.

 

Siguiendo con el procedimiento administrativo, INBISA tiene que cumplir con los trámites administrativos de aportar documentación para resultar adjudicataria de dichos servicios de recogida de residuos sólidos urbanos, limpieza viaria, además de recogida de ropa usada, restablecimiento de la seguridad vial y medioambiental tras accidentes de tráfico, así como retirada de aceites usados y restos vegetales o de poda.

 

 

"Cabe la posibilidad de recurso de empresas y de la oposición. Si no hay recurso, el servicio entraría en vigor el día 1 de septiembre, pero si lo hay podríamos estar hablando de octubre", ha detallado el concejal de Contratación del Ayuntamiento de Guadalajara, Jaime Carnicero, quien ha ofrecido detalles de dicho concurso público con el edil de Limpieza, Francisco Úbeda.

 

 

Importantes mejoras

 

El nuevo pliego del contrato de recogida de RSU y limpieza viaria, como ha explicado Jaime Carnicero, se sustenta en tres pilares fundamentales: incremento de la calidad de los servicios, pago en función del resultado y no como una tarifa plana, y alcanzar una alta participación ciudadana.

 

 

"Se va a pagar solo y exclusivamente en función de resultados por dos indicadores. El primero, toneladas recogidas; y, en segundo lugar, indicadores de calidad y desarrollo del servicio en liquidación del 6 por ciento. Con ello, cumplimos con dos pilares de la filosofía de Smart City como el trabajo por resultado y la participación ciudadana, a la que también se une en la oferta presentada por la empresa el tercer pilar que es la creación de una plataforma tecnológica", ha explicado Jaime Carnicero, quien también manifestaba que "es un contrato único. Vamos a ser, una vez más, pioneros en España, en este caso en el concepto de Ciudades Inteligentes".

 

 

El Ayuntamiento de Guadalajara destinará 7,5 millones de euros a la materialización de este servicio, cantidad que con el IVA se establece en 8,3 millones de euros, durante los próximos 15 años. "Esta inversión supone un ahorro de un 10% para las arcas municipales. Solo en este pliego, la ciudad y nos vecinos nos vamos a ahorrar más de 800.000 euros al año", ha concretado el edil de Contratación.

 

En este capítulo económico, Jaime Carnicero ha querido recordar que "la irresponsabilidad de la oposición", con los recursos que presentaron al pliego de condiciones de dicho contrato a principios de año, han supuesto "que el Ayuntamiento de Guadalajara haya dejado de ahorrar 80.000 euros al mes durante tres meses, lo que supone más de 300.000 euros por el retraso de la entrada en vigor de este contrato", concluyendo que "la Justicia ha demostrado que eran pliegos perfectamente viables".

 

 

Novedades e inversiones

 

"Ha sido un procedimiento complejo y largo en el que se ha tenido que hacer una valoración técnica de 7 empresas, de las que quedaron 6 de las más grandes de España", ha valorado el también Segundo Teniente de Alcalde.

 

 

Entre las muchas novedades que presenta la oferta de INBISA para la prestación del servicio municipal, cabe destacar el sistema de control bidireccional que se establece para medir las toneladas de residuos recogidas que establecerán el posterior pago por parte del Ayuntamiento.

 

 

"El sistema de recogida está ideado para que los incumplimientos en el servicio conlleven un 6 por ciento de penalización del importe de adjudicación del sistema de indicadores de calidad", ha matizado Carnicero.

 

 

Asimismo, existirá un sistema que contratará el pesaje de los residuos desde el inicio al fin de la jornada con un control móvil instalado en los camiones, que también estarán controlados por videovigilancia, otro control de pesaje fijo en dependencias municipales, y un tercer control intermedio tendrá diferentes ubicaciones en la ciudad.

 

 

"Este sistema tiene tantas obligaciones para el Ayuntamiento, por el cuerpo de control de los servicios municipales, como para la contrata, por el cumplimiento de los estándares de calidad", ha señalado Jaime Carnicero.

 

 

En el capítulo de inversiones, INBISA desarrollará un plan valorado en más de 8 millones de euros que contemplan desde la amortización del capital pendiente, más de dos millones de euros, del servicio actual, reforzado por una cuantía inicial de 5,5 millones en el primer año y más de dos millones de euros en el quinto año de contrato.

 

Este capital se destinarán, entre otras actuaciones, el arreglo de todos los contenedores soterrados que actualmente están averiados en el casco histórico en el plazo de seis meses; la instalación de nuevas unidades soterradas en calle Toledo, Virgen del Amparo o avenida Castilla; ubicación de urinarios portátiles por la ciudad; la adquisición de seis nuevos camiones de recogida con autopesaje; además de desarrollo de una plataforma tecnológica para la buena relación con el ciudadano que incluye desde una APP a la generación de códigos QR.

 

 

Plantilla y filosofía Smart City

 

"Tal como dijimos desde el primer momento, esta oferta supone la garantía de trabajo de todos y cada uno de los trabajadores que en la actualidad están desarrollando su trabajo en la contrata de limpieza y recogida. No solo porque la subrogación era obligatoria porque lo establecíamos en el pliego y viene en el convenio colectivo, si no porque también en el desarrollo de los puestos de trabajo que realiza la empresa, aquellos que se jubilen, se van a cubrir, no se van a amortizar", ha manifestado Jaime Carnicero.

 

A este respecto, el concejal guadalajareño ha recordado que el recurso al pliego de PSOE e IU "puso en peligro la estabilidad laboral de más de 130 familias, y el equipo de Gobierno con este contrato garantiza esos puestos de trabajo. Me gustaría que la oposición hiciese un ejercicio de responsabilidad, aunque sé que es muy difícil y rectificasen públicamente para reconocer por una vez que lo que es bueno para la ciudad de Guadalajara también lo es para la oposición".

 

Para finalizar Jaime Carnicero ha puesto en valor que aunque "ha costado sacar este pliego, creemos que ha merecido la pena porque Guadalajara, con este contrato, se pone a la cabeza del desarrollo tecnológico aplicado a los servicios municipales para menor coste y mayor calidad de los mismos. La ciudad de Guadalajara, a través de la RECI, está realizando un claro ejemplo de la apuesta de Ciudad Smart City".

¿Quiere recibir noticias como esta en su correo?



Buscador

Mayo 2019

< >
L
M
X
J
V
S
D
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del Usuario y realizar análisis estadísticos sobre su utilización. Si continúa navegando se considerará que acepta la totalidad de condiciones del Aviso Legal y Política de Privacidad, incluida la Política de Cookies. Pulse Aceptar para dejar de visualizar este mensaje.