Email Contraseña Olvidé mi contraseña
23/10/2018 | Movilidad | Nacional

El sector transporte siente el peso del cambio climático y prepara su transformación

Un reciente informe de la ONU sobre los riesgos que enfrentamos si el calentamiento global supera 1.5°C ha puesto en relieve las drásticas acciones que debemos tomar para evitar una catástrofe en las próximas décadas. El transporte figura como una de las áreas que requiere medidas urgentes. 

 

El sector del transporte es la fuente de emisiones de más rápido crecimiento.  Las partículas que producen los automóviles y otros vehículos, incluidos el carbono negro y el dióxido de nitrógeno, también contribuyen a una variedad de enfermedades que incluyen afecciones respiratorias, accidentes cerebrovasculares, ataques cardíacos, demencia y diabetes.

 

En todo el mundo, los gobiernos y las autoridades de las ciudades están incorporando unidades de transporte público más limpias y se están comprometiendo a prohibir los vehículos más contaminantes, en un intento por reducir el impacto perjudicial de una industria que solo crecerá.

 

La innovación, la legislación y la conciencia pública son clave para garantizar que el transporte sostenible se convierta en una realidad antes de que sea demasiado tarde. Hoy día, este mensaje se está haciendo escuchar.

 

En septiembre, una empresa de transporte británica, Go-Ahead Group, presentó un autobús que limpia el aire a medida que avanza. El autobús viene equipado con filtro que atrapa en el aire las partículas ultrafinas contaminantes, de modo que libera un aire mucho más limpio que el que recoge.

 

La contaminación del aire causa cada año un estimado de 40.000 muertes tempranas en el Reino Unido. El gobierno británico, que ha perdido tres casos judiciales por la calidad del aire desde 2015, planea prohibir los nuevos automóviles de gasolina y diésel a partir de 2040 como parte de una estrategia de aire limpio de 3 mil millones de libras (US$ 3,9 mil millones). Los activistas dicen que este cambio debe suceder antes para abordar una "emergencia de salud pública", como la han llamado los ministros.

 

Francia también se comprometió a finalizar la venta de vehículos de gasolina y diésel para 2040, mientras que Dinamarca propuso una prohibición total a los automóviles nuevos de gasolina y diésel para 2030 y a los vehículos híbridos a partir de 2035. Los alcaldes de Atenas, Ciudad de México, Madrid y París han dicho que para 2025 planean prohibir los vehículos diésel más contaminantes en el centro de las ciudades.

 

ONU Medio Ambiente ha hecho de la contaminación del aire una prioridad y ha instado a los gobiernos y las autoridades locales a unirse a la campaña Respira la Vida, que lidera junto a la Organización Mundial de la Salud y la Coalición del Clima y el Aire Limpio. La campaña, que apoya iniciativas para limpiar el aire y promueve el uso de energías limpias, llega a más de 97 millones de personas en todo el mundo.

 

Además de motivar a las autoridades, la campaña crea conciencia entre los ciudadanos para que sean parte de la solución. Por ejemplo, les insta a tomar acciones como reducir el consumo de carne y productos lácteos, compostar desechos de jardín y comida, utilizar el transporte público o cambiara un vehículo híbrido o eléctrico.

 

En la actualidad, hay más de un millón de autos eléctricos en Europa y las ventas aumentaron más de 40% en el primer semestre de este año. Noruega, que lanzó un conjunto completo de medidas -fiscales y no fiscales- para apoyar la venta de vehículos eléctricos, es el país que más unidades tiene, seguido de Alemania.

 

El Parlamento Europeo aprobó un proyecto de ley para reducir las emisiones de dióxido de carbono de los automóviles nuevos en 20% para 2025 y en 40% para 2030. Los ministros también establecieron un objetivo de que 30% de todas las ventas de automóviles y camionetas nuevas sean eléctricas para 2030.

 

El informe de la ONU, elaborado por el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático(IPCC), señaló que la electrificación es una medida poderosa para "descarbonizar" automóviles de pasajeros, vehículos de dos y tres ruedas, y el sector ferroviario.

 

 

“En el transporte de carga por carretera (camiones), las mejoras sistémicas (en las cadenas de suministro, logística y enrutamiento) serían medidas efectivas, junto con el aumento de la eficiencia de los vehículos. La navegación y la aviación son más difíciles de descarbonizar, a pesar de que se prevé que el crecimiento de su demanda será mayor que en otros modos de transporte. Ambos modos deberían perseguir mejoras de eficiencia altamente ambiciosas, así como el uso de combustibles bajos en carbono", indica el informe.

 

 

El programa de movilidad eléctrica de ONU Medio Ambiente trabaja con los países, especialmente las economías emergentes, para apoyar la transición hacia los vehículos eléctricos. Promueve el intercambio de las mejores prácticas y apoya el desarrollo de estrategias y planes de trabajo a nivel nacional y regional.

 

La electrificación del transporte público está en aumento, con China liderando el camino en el sector de autobuses con batería eléctrica. El año pasado, la ciudad de Shenzhen, en el sureste del país, se convirtió en la primera con una flota de autobuses 100% eléctrica.  

 

En Alemania, Siemens trabajó con operadores de autobuses para proporcionar estaciones de recarga a los modelos de diferentes fabricantes, un paso clave para garantizar la interoperabilidad.

 

En 2013, las autoridades de Adelaide, en Australia, introdujeron el primer autobús eléctrico con energía solar del mundo, mientras que Londres planea agregar a su flota el próximo año 68 nuevos autobuses de dos pisos con cero emisiones, lo que elevará el número total de autobuses eléctricos en la ciudad a 240. Para 2037, todos los autobuses en Londres será cero emisiones, dicen las autoridades.

 

Este tipo de soluciones pioneras para los desafíos ambientales estarán en el centro de la cuarta Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, que se celebrará en marzo del próximo año. El tema es Soluciones innovadoras para los desafíos ambientales y la producción y el consumo sostenibles.

 

Actualmente estamos consumiendo y produciendo más de lo que el planeta puede soportar, un mensaje que sonó fuerte y claro en el informe del IPCC. El lema de la Asamblea de la ONU para el Medio Ambiente es “Piensa en el planeta, vive simple”, es decir, piensa más allá de los patrones prevalecientes y vive dentro de límites sostenibles para enfrentar los desafíos ambientales y garantizar un futuro próspero.

¿Quiere recibir noticias como esta en su correo?



Buscador

Diciembre 2018

< >
L
M
X
J
V
S
D
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del Usuario y realizar análisis estadísticos sobre su utilización. Si continúa navegando se considerará que acepta la totalidad de condiciones del Aviso Legal y Política de Privacidad, incluida la Política de Cookies. Pulse Aceptar para dejar de visualizar este mensaje.