Sanimobel cabecera
FCC web

Medio Ambiente


El proyecto Circular B30 posiciona el eje Mollet-Cerdanyola como referencia en residuo cero

Con el nombre Circular B30, el proyecto ha solucionado las actuaciones necesarias durante un plazo de iniciativas para la transformación económica y sostenible hasta el objetivo de residuo cero en el territorio

El proyecto Circular B30 posiciona el eje Mollet-Cerdanyola como referencia en residuo cero
220

Acciona Web

La Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) ha reunido ahora la presentación de los resultados del proyecto de especialización y competencia territorial (PECT) "HubB30: Més enllà de la circularitat" del eje Mollet-Cerdanyola, puesto en marcha en 2021 Coordinado por el Ayuntamiento de Cerdanyola del Vallès.

El acto ha contado con la asistencia de los responsables de las instituciones y entidades sociales del proyecto: Carlos Cordón, alcalde de Cerdanyola del Vallès, Mireia Dionisio, alcaldesa de Mollet del Vallès, Javier Lafuente, rector de la UAB y presidente del Parc de Recerca UAB, Xavier López, director general corporativo y de operaciones de EURECAT, y Joan Rodon Modol, degà d'Esade Business School.

Bajo la marca Circular B30, el proyecto ha solucionado las actuaciones necesarias durante un plazo de iniciativas para la transformación económica y sostenible hasta el objetivo de residuo cero en el territorio. El ámbito B30 genera casi la cantidad de residuos industriales de la provincia de Barcelona en una cuarta parte de toda Cataluña.

La propuesta se basa en el concepto de la investigación y la innovación abierta para hacer frente a muchos de los reptiles territoriales identificados con prioridad en materia de sostenibilidad. Esta visión fomenta la cocreación y colaboración entre diferentes actores sociales: ciudadanos y usuarios, personal investigador, entidades sociales, autoridades públicas, sector empresarial, sector creativo y personas emprendedoras.

 

Red de laboratorios de innovación abierta

El proyecto ha permanente articular una red de laboratorios de innovación abierta, B30 Open Labs, en la UAB, en Mollet del Vallès y en Cerdanyola del Vallès, que actúan como catalizadores para el cambio del modelo actual de producción y consumo por otro basado en la economía verde y circular en el territoriali.

En la UAB, el Circulab, inaugurado hoy, permitirá innovar en la práctica de la economía circular y el ecodiseño desde el punto limpio público del campus de Bellaterra. Integrarse en la red Open Labs de la Universidad, facilitará procesos de reparación, intercambio, reutilización o transformación y revalorización de recursos, generando conexión en colaboración con la sociedad a través de procesos de innovación, formación y emprendeduría. El nuevo equipamiento ha supuesto la transformación del Punto Limpio, que ha sido reformada con materiales sostenibles, con un entorno de renaturalización y energía autosuficiente.

Por otra parte, el Mollet HUB tiene como objetivo aportar valor añadido al territorio con políticas de innovación, de reducción de los residuos y de la mejora de la competitividad para facilitar la modernización empresarial, la creación de nuestros negocios y el fomento de la empresaria y la autoocupación. Además, promoverá la interacción entre todos los agentes del municipio e impulsará la participación de la ciudad en el desarrollo de proyectos y prototipos innovadoras, con formación y conocimiento en tecnologías 4.0.

Finalmente, el Open Lab cívico Espacio Altimira de Cerdanyola favorece la generación de ideas y la colaboración, y permite identificar a representantes municipales, dando su respuesta a través de procesos de innovación y de cocreación con los propios ciudadanos.

 

Una agenda compartida para la investigación

Además de los B30 Open Labs, los socios de Circular B30 han trabajado en distintos proyectos a lo largo del proyecto.

La UAB y el Parc de Recerca UAB han establecido la base para una agenda compartida entre todos los miembros. Con la organización de talleres participativos se ha elaborado un mapa de las iniciativas del territorio, tanto de ámbito público como privado, relacionadas con la economía circular. Además, han identificado los retos a partir de los cuales trabajar para buscar respuesta a través de dos ediciones del Programa de Generación de Ideas.

El centro tecnológico EURECAT ha trabajado en el ámbito de la transferencia de conocimiento tecnológico con el Observatorio HUBB30 Residuo 0, desarrollando tareas de vigilancia tecnológica y prospectiva estratégica innovadora sobre tendencias actuales y posibilidades susceptibles de ser transferidas a las empresas de la industria del territorio. Yo a la ciudadana. También ha creado una herramienta de autodiagnóstico para evaluar el estado de las pequeñas y medianas empresas y ofrecer recomendaciones de tecnologías dirigidas a fomentar la búsqueda de talento.

Por otra parte, Esade, a través del Esade Entrepreneurship Institute y el Esade Center for Social Impact, ha centrado su actividad en el impulso de la empresa, con el programa Aceleradora Residuo Cero, la creación de una Comunidad de alumnos para la detección iniciativas y hackatones para dar respuesta a los retos planteados.

Las actuaciones llevadas a plazo en el proyecto han contado con un presupuesto de casi 4 millones, de los cuales el 50 % ha sido cofinanciado a través de los presupuestos de la Generalidad de Cataluña, enmarcado en el proyecto seleccionado del Programa Operativo FED, ER 2014 - 2020.

Todos los trabajos deben permitir que el eje B30 Mollet-Cerdanyola un territorio circular, innovador e incluido, actúe a la vez con una palanca de cambio para otros territorios.


220

Noticias relacionadas


EN PORTADA