Sanimobel cabecera
FCC web

Medio Ambiente


El proceso de adjudicación del nuevo contrato de limpieza y recogida de residuos de Barcelona encara su recta final

La nueva contrata de los servicios de limpieza y recogida de residuos es la más grande del consistorio tanto en cuanto a la duración prevista, 8 años, como por el importe, 307 millones de euros anuales

El proceso de adjudicación del nuevo contrato de limpieza y recogida de residuos de Barcelona encara su recta final
686

Acciona Web

La mesa de contratación de la nueva contrata de servicios de limpieza y recogida de residuos del Ayuntamiento de Barcelona, ​​un proceso público y abierto, valoró 16 ofertas técnicas admitidas para continuar en la licitación. La mesa hizo pública la puntuación obtenida por las diferentes empresas en los 4 lotes del concurso. Además, también se abrieron los sobres de los criterios automáticos, un conjunto de 18 criterios evaluables entre los que está la oferta económica o las emisiones de la flota de vehículos.

La nueva contrata de limpieza consta de cuatro lotes correspondientes a cuatro ámbitos territoriales de la ciudad y cada empresa sólo puede ser adjudicataria de un solo lote, un criterio que favorece la concurrencia e incrementa la competencia en beneficio del servicio público. A partir de ahora se verificará que los criterios automáticos mantengan coherencia con la oferta técnica presentada por cada licitador y se prevé que se entregue el informe definitivo con la propuesta de adjudicación hacia el mes de diciembre.

El servicio de limpieza y recogida de residuos es el contrato más importante del Ayuntamiento de Barcelona tanto en cuanto a la duración, 8 años prorrogables a 2 años más, como por el presupuesto de licitación que es de 307 millones de euros anuales, con un incremento de 28 millones de euros al año en relación a la contrata actual. En total, más de 2.400 millones de euros en gasto público, con un objetivo claro, mejorar el servicio que se presta en cada barrio de la ciudad. La nueva contrata permitirá con un incremento de 225 trabajadores y trabajadoras hasta llegar a los 4.400, además del empleo indirecto que supondrá en diferentes sectores.

Los hitos que permitirá alcanzar la nueva contrata son:

  • Mejorar la calidad del servicio de limpieza en los barrios.
  • Incrementar el porcentaje de reciclaje en la ciudad e impulsar la economía verde y circular.
  • Implementación de elementos tecnológicos para automatizar el análisis de datos.
  • Garantizar la calidad social y ambiental de la contratación.

 

Más calidad del servicio en los barrios

Es uno de los principales objetivos de la nueva contrata, aumentar el servicio a todo el territorio y flexibilizarlo para la adaptación de las diferentes casuísticas de la ciudad.

  • Mejora de la limpieza en los núcleos históricos de la ciudad.
  • Refuerzo de limpieza en los puntos críticos de los diferentes distritos.
  • Sistema de limpieza basado en el equilibrio de los servicios según la intensidad de uso del espacio público con la combinación de diferentes actuaciones.
  • Uso más eficiente con la adaptación de recursos, basados ​​en la experiencia adquirida.
  • Adaptación a la situación de emergencia climática que vive la ciudad con veranos cada vez más largos, calurosos y secos que requieren modificar las actuaciones de limpieza al conjunto de la ciudad, especialmente entre los meses de mayo a octubre.

 

Estrategia Residuo Cero

La ciudad de Barcelona trabaja desde hace años en una estrategia municipal para reducir la generación de residuos y al mismo tiempo aumentar el reciclaje. Actualmente la recogida selectiva en la ciudad se encuentra estancada en torno al 28% y el objetivo es incrementar este porcentaje hasta el 60% en 2030 tal y como establecen las normativas europeas, metropolitanas y la Estrategia Residuo Cero.

  • Continuar desarrollando el sistema puerta a puerta a otros barrios de la ciudad, como ya se ha hecho en Sarrià viejo.
  • Introducción de elementos tecnológicos en los contenedores para poder aumentar y sistematizar los datos de uso e incentivar la recogida selectiva y avanzar hacia una fiscalidad por generación.
  • Refuerzo de recogida de residuos adaptada a los cambios urbanísticos con zonas pacificadas de prioridad peatonal y la movilidad sostenible.
  • Ampliación de la recogida comercial puerta a puerta para asegurar una mayor recogida selectiva.
  • Introducción de nuevos sistemas complementarios para facilitar la recogida selectiva en los barrios sin contenedores, como núcleos antiguos, supermanzanas, ejes verdes, zonas pacificadas, etc.
  • Introducción de cláusulas ambientales en la flota para reducir tanto las emisiones como el ruido nocturno.

 

Más transparencia en el servicio

Por primera vez el sistema de control de la contrata se hará directamente desde la administración municipal. Además, se prevén más medidas para el buen control del servicio.

  • Incorporación de elementos tecnológicos y nuevos elementos automáticos de datos.
  • Disposición de la información sin proveedores intermediarios.
  • Sistemas de penalización por tramos progresivos por defecto grave no comunicado.
  • Apertura de datos a la ciudadanía, frecuencias y calendarios de limpieza, los contenedores, datos de recogida doméstica y comercial, etc.

 

Contratación ambiental y social

La nueva contrata aplica la guía de contratación pública municipal, que permiten que la contrata sea un impulso a la economía verde y circular, socialmente responsable.

  • Plan de igualdad en la contratación.
  • Plan de igualdad de oportunidades y no discriminación.
  • Cláusulas sociales.
  • Contratos a empresas de economía social.
  • Apuesta por la reducción de las emisiones y el ruido de la flota y una gestión responsable del agua.

686

Noticias relacionadas


EN PORTADA


Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.