Email Contraseña Olvidé mi contraseña
30/10/2018 | Medio ambiente | Nacional

El nuevo contrato de limpieza de Barcelona prevé una recogida de residuos más eficiente y adaptada a cada barrio

La contrata de limpieza es uno de los contratos municipales más importantes por la duración, de ocho años y prorrogable a dos años más, y el importe de la adjudicación, de 307 millones de euros anuales. Con el objetivo de tener más control público de este servicio de gestión indirecta, la contrata incorpora medidas sociales, ambientales y de transparencia para abrir los datos generados por el servicio a la ciudadanía, y la plantilla se incrementará en 225 trabajadores anuales. Entrará en vigor en otoño del 2020.

 

Para una gestión y recogida de residuos más eficiente, la nueva contrata de limpieza se adaptará a las características urbanísticas y al uso de los diferentes barrios e incorporará medidas para mejorar el servicio actual. Los objetivos de la estrategia de residuo cero son, por un lado, reducir la generación de residuos de la ciudadanía, de 1,3 kilogramos por habitante y día a 1,2 kilogramos, y por otro, aumentar la recogida selectiva de un 36 % a un 60 %.

 

 

Principales novedades de la nueva contrata

 

  1. Flexibilidad y adaptación al uso del espacio público en los barrios. El nuevo sistema de limpieza combinará diferentes tipos de limpieza, con escoba, con máquina de agua… y de recogida en función de las necesidades, la época del año, los usos del espacio público y las características de cada barrio.
  2. Contenedores juntos y accesibles. Se prioriza la colocación de todos los contenedores en un mismo espacio, accesible para todo el mundo, para potenciar la recogida selectiva. El modelo de recogida se mantendrá en las cinco fracciones actuales y se ampliará el contenedor amarillo como recipiente de materiales de metal y de todos los plásticos. En los núcleos históricos donde hay menos contenedores se incorporarán otros sistemas de recogida selectiva.
  3. Elementos tecnológicos en los contenedores. Se incorporan nuevas tecnologías para obtener información del uso de los contenedores y mejorar la gestión de la recogida de residuos y también, a medio plazo, para iniciar sistemas para promover el reciclaje en la ciudadanía.
  4. Menos emisiones y menos ruido. Para mejorar la calidad ambiental, se priorizará una flota de vehículos de cero emisiones y eléctricos para reducir el ruido, sobre todo durante la noche.
  5. Ampliación progresiva del sistema puerta a puerta de recogida de residuos. Actualmente, el sistema está en marcha en el casco antiguo de Sarrià. Se valorará, según el grado de complejidad, en qué zonas de la ciudad se podría introducir la recogida puerta a puerta y otros sistemas complementarios de recogida en las zonas con un número más bajo de contenedores. También se incrementará la recogida comercial puerta a puerta en 1.000 establecimientos que generan residuos orgánicos.
  6. Aplicación de criterios sociales en la contratación. La nueva contrata habrá de incluir un plan de igualdad de oportunidades y de no discriminación de personas LGTBI y se hará un control en el plan de subcontrataciones que se realicen en términos de pagos, condiciones, precios, etc. Como mínimo, el 10 % de los nuevos contratos serán de empresas de economía social.

¿Quiere recibir noticias como esta en su correo?



Buscador

Diciembre 2018

< >
L
M
X
J
V
S
D
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del Usuario y realizar análisis estadísticos sobre su utilización. Si continúa navegando se considerará que acepta la totalidad de condiciones del Aviso Legal y Política de Privacidad, incluida la Política de Cookies. Pulse Aceptar para dejar de visualizar este mensaje.